Afilador y un cuchillo de metal con mango de plástico sobre una superficie de madera
Publicado: 24 febrero, 2021

Nuestro método

15Productos analizados

42Horas invertidas

8Artículos evaluados

76Opiniones de usuarios

Todos tenemos claro qué es un afilador de cuchillos y para qué se utiliza. No obstante, encontramos una gran variedad de modelos con distintas funcionalidades: manuales o eléctricos; con una ranura o varias; con base antideslizante de goma o con base de ventosas, entre muchas otras características.

Escoger entre uno u otro dependerá de nuestras necesidades y preferencias. Por ello, hemos elaborado este artículo, para que puedas conocer los aspectos más importantes que has de tener en cuenta.




Lo más importante

  • El tipo de hoja y material con el que han sido fabricados tus cuchillos, es determinante a la hora de comprar un afilador. No todos los afiladores son capaces de afilar todos los cuchillos y utensilios que tenemos por casa.
  • Los afiladores eléctricos no siempre son mejores que los manuales: ofrecen una mayor comodidad, pero menos versatilidad en el tipo de afilado.
  • El número de ranuras determina los distintos acabados con respecto al afilado que podremos encontrar.

Los mejores afiladores de chuchillos del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, encontrarás los mejores productos que puedes encontrar actualmente en el mercado. Si todavía no tienes claro qué afilador es el que más se adapta a ti, te recomendamos que leas detenidamente los apartados de criterios y guías de compra.

El mejor afilador manual

Este producto de cocina destaca por su versatilidad. Se trata de un afilador de cuatro ranuras, cada una de estas diseñadas para un tipo de afilado distinto: fino, grueso, de precisión o para tijeras. Esto nos permitirá realizar un afilado u otro según el uso y tipo de cuchillo.

Cuenta con una base antideslizante con gomas ergonómicas que evitan el deslizamiento durante el uso y facilita su utilización. Tus tijeras de acero, cuchillos de fruta o cuchillos de chef, quedarán siempre afilados. Sin embargo, este afilador no está preparado para afilar cuchillos de cerámica, dentados u ondulados.

El mejor afilador eléctrico

Este modelo permite tener siempre tus cuchillos afilados de una sencilla, cómoda y rápida. Cuenta con un motor de 60 W que se activa con un simple botón y dos ruedas de abrasión, una de grano fino y otra de grano grueso.

Su pequeño tamaño permite almacenarlo en cualquier espacio sin que nos suponga un problema. Además, su sistema de ventosas permite una buena sujeción a la superficie donde lo estemos utilizando.

La mejor piedra para afilar

Si prefieres un utensilio más tradicional para afilar tus cuchillos, esta piedra de afilar es lo que estás buscando. Lo primero que tenemos que destacar es que, a diferencia de muchas piedras que cuentan con un solo grano, esta cuenta con dos lados diferentes, cada uno con un grano distinto.

Su base de bambú con almohadilla de silicona impide que se pueda deslizar durante su uso. Además, está incluida una guía de ángulo para colocar nuestro cuchillo en la posición correcta de afilado.

El mejor afilador tipo chaira

La marca Arcos nos brinda este increíble producto que, debido a su relación calidad-precio, lo convierte indiscutiblemente en la mejor opción si estamos buscando una chaira para afilar nuestros cuchillos.

Cuenta con una hoja de acero de carbono con revestimiento de cromo, y un mango de polipropileno que se adaptará perfectamente a nuestra mano y facilitará su uso.

El mejor afilador eléctrico profesional

De nuevo, Arcos nos presenta un producto que contentará a los más exigentes. Sobre todo si tienes cuchillos profesionales, este afilador se encargará de repararlos y dejar el filo como si hubiera salido de fábrica.

Posee un sistema de rodillos intercambiables que permite poder afilar la mayoría de los cuchillos que existen en el mercado. Además, al ser eléctrico, no requerirá ningún esfuerzo por tu parte tener tus cuchillos siempre impecables.

El mejor afilador manual profesional

Este producto destaca por sus materiales de gran calidad y las posibilidades que ofrece. Su diseño permite ser transportado con facilidad y ser usado de manera sencilla.

Es ideal para todo tipo de cuchillas, incluyendo cuchillos japoneses, cuchillos peladores, cuchillos de dientes de sierra y un largo etcétera. Una herramienta indispensable para los apasionados de la cocina.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los afiladores de cuchillos

El mundo de los afiladores es más complejo de lo que a priori pueda parecer. Aunque en definitiva todos cumplen la función de afilar cuchillos, cada uno está diseñado para unos utensilios y necesidades del usuario determinadas.

Existen muchos tipos distintos y sabemos que la elección puede abrumar. Por ello, a continuación, encontrarás todo lo necesario para encontrar el mejor afilador para ti.

Manos de chef profesional de la mujer sostienen el cuchillo para afilar la piedra de afilar

Una hoja afilada evita el maltrato de las materias primas que deseemos cortar. (Fuente: Pandit Chanthong: 122108056/ 123rf.com)

¿Por qué es importante que un cuchillo esté afilado?

Puede que te parezca una obviedad el motivo por el que un cuchillo ha de estar afilado: la herramienta cortará peor. No obstante, conviene recordar qué implica que nuestro cuchillo no corte correctamente:

  • Seguridad: un cuchillo afilado supone que, en su utilización, requiera aplicar menos fuerza, lo que conlleva una disminución considerable de las lesiones que se puedan generar.
  • Rapidez: cuanto más afilado esté el cuchillo, más rápido realizarás los cortes. Este aspecto lo notaremos especialmente en labores que requieran numerosos cortes, como trocear en porciones pequeñas la verdura.
  • Precisión: podremos realizar de una forma más fácil cortes rigurosos. Permitirá hacer exactamente el corte que deseemos y hará que, aquellos que no cuenten con una gran destreza a la hora de cortar, puedan realizar mejores cortes.
Joan RocaChef y propietario de El Celler de Can Roca. Considerado uno de los mejores cocineros del mundo
"Si cuidamos los cuchillos y los afilamos, cuidaremos y trataremos mejor a los productos y, al mismo tiempo, cuidaremos nuestra salud, nuestra postura. Optimizaremos mucho más nuestros esfuerzos"

¿Qué tipos de afiladores de cuchillos hay?

Existen distintos tipos de afiladores de cuchillos. Es importante que, además de saber diferenciarlos, sepas qué características ofrecen para tomar la mejor decisión de compra posible. Por ello, hemos confeccionado la siguiente tabla:

Tipo de Afilador Descripcción
Manuales con ranuras Requieren aplicar fuerza y deslizar el cuchillo manualmente para su utilización. No obstante, las ranuras permiten colocar el cuchillo en la posición idónea para realizar el mejor afilado.
Eléctricos Poseen un motor que permite realizar el afilado simplemente colocando el cuchillo en el espacio destinado para este.
Chairas Permiten realizar un afilado manual. Requiere, por tanto, aplicar fuerza deslizando el cuchillo y, además, colocarlo en el ángulo correcto.

Al ser una varilla con un mango, ocupa poco espacio, pero requiere una mayor destreza que los afiladores manuales con ranuras.

Piedras de afilar Comparten las características principales de la chaira en cuanto a la utilización y la destreza requerida por el usuario.

Se usa sobre una base y esta representa, para muchos, mayor seguridad a la hora de realizar el afilado.

Portátiles Se utilizan sobre todo para actividades y deportes campestres.

Están destinados principalmente a navajas y cuchillos de caza, aunque también permiten afilar los utensilios de cocina.

Profesionales Ofrecen un acabado más preciso y son los indicados si poseemos cuchillos profesionales, ya que aumentará su calidad y durabilidad.

Suelen permitir el afilado de cuchillos que requieren un trato especial, como son los cuchillos japoneses.

¿Cómo se usa cada tipo de afilador?

Además de saber qué tipos de afiladores hay, es importante conocer cómo se utilizan. La comodidad y facilidad de uso puede ser un factor determinante en la compra de muchos usuarios, sobre todo en aquellos que tienen menos experiencia o destreza:

  • Manual con ranuras. Las hendiduras que poseen estas herramientas se encuentran posicionadas en el ángulo más idóneo para realizar el afilado. Solo tendremos que colocar el cuchillo en dicha hendidura y pasar la hora del cuchillo en el sentido contrario al corte. Algunos de estos cuentan con varias ranuras.
  • Eléctricos. La mayor ventaja de los afiladores eléctricos es su facilidad de uso. Tan solo deberemos atender a qué ranura es la correcta para nuestro cuchillo y necesidad de afilado, al igual que con los manuales. Respecto a su uso, es tan sencillo como introducir el cuchillo en la hendidura y apretar un botón.
  • Chairas. Las chairas son unas barras de acero cilíndricas que permiten afilar una gran variedad de cuchillos. Para usar esta herramienta, el filo debe estar colocado en un ángulo de 20 grados, deslizando el cuchillo desde la parte más cercana del mango hasta la punta y agarrando fuertemente la chaira por detrás del mango.
  • Piedra. El afilado con piedra requiere poner en remojo dicha piedra durante unos minutos. Una vez que esté mojada, nos debemos asegurar que se encuentre en una superficie que evite que esta se pueda deslizar al utilizarla. Tras ello, pon el filo del cuchillo en un ángulo de 20 grados y empuja la hoja por la piedra en el sentido contrario al sentido del corte.

Debemos tener en cuenta que cada parte del cuchillo exige aplicar una fuerza distinta: la parte central y la punta requieren ejercer menos presión, al contrario que la base, que precisa bastante presión.

Cuchillos y herramientas de mantenimiento.

Existen distintos tipos de afiladores de cuchillos. Es importante que, además de saber diferenciarlos, sepas qué características ofrecen. (Fuente: Iurii Golub: 153953659/ 123rf.com)

¿Cómo mantener nuestros cuchillos afilados por más tiempo?

Para alargar la vida útil de nuestro cuchillo y evitar tener que estar continuamente usando nuestro afilador, ten en cuenta los siguientes consejos:

  1. Usar una superficie de corte. En este punto, debemos de tener en cuenta que no todas las superficies de corte son adecuadas. Cuanto más duras sean estas, más fácil será que nuestro cuchillo se desafile. Por ello, te recomendamos usar una tabla de madera, aunque algunas de plástico también son adecuadas.
  2. No usar el filo del cuchillo para arrastrar alimentos. A menudo, se arrastra el cuchillo sobre la tabla de cortar para recoger los alimentos cortados o depositarlos en otro lugar. Este uso daña mucho estos utensilios. Si queremos evitar que se dañe el filo, bastará con darle la vuelta al cuchillo y realizar la misma operación con la parte superior de la hoja.
  3. Utilizar el cuchillo solo para el uso al que fue destinado. Utilizar el cuchillo para otros fines distintos al que fue diseñado, puede acarrear una pérdida del filo más acentuada, llegando incluso a provocar daños irreversibles en esta. Por ejemplo, si no utilizamos un cuchillo de pan para cortar este y utilizamos un cuchillo para verduras, la corteza del pan deteriorará su filo.
  4. No lavar los cuchillos en el lavavajillas. Los productos de limpieza de lavavajillas y el agua caliente, unido a los golpes que reciben los utensilios por el choque entre cubiertos, producen un deterioro del filo de nuestro cuchillo con el tiempo. Por ello, lo mejor es lavarlos a mano y secarlos con un paño suave.
  5. Guardarlos correctamente. Evita guardar todos los cuchillos en un mismo cajón. Al igual que pasaba con el lavavajillas, los choques producidos por el contacto y los golpes entre hojas dañan el filo. Para ello, existen todo tipo de productos para almacenar nuestros cuchillos: estuches, mantas, fundas individuales, tacos, soportes magnéticos.

¿Sabías que los cuchillos japoneses son famosos en todo el mundo por su excelente calidad? En esta cultura saben que el cuchillo es el alma del chef y son conocedores de la importancia del afilado para lograr el sabor y la textura indicada.

¿Se puede fabricar un afilador de cuchillos casero?

Existen numerosas opciones a nuestra disposición para afilar un cuchillo sin tener que recurrir a comprar un afilador. Por ejemplo, se puede afilar la hoja de un cuchillo con el canto de un recipiente de cerámica o empleando un papel de lija del número 00 sobre una superficie plana.

Los afiladores caseros pueden salvarnos de un apuro, pero no es recomendable que afilemos de forma habitual nuestros utensilios con afiladores caseros.

La consecuencia de hacerlo, es un deterioro más rápido del cuchillo y un filo significativamente menos cortante. Por este motivo, te recomendamos no depender de un afilador casero para tu uso diario.

Comprar un afilador, a la larga, es más económico. Retrasarás la rotura y el desgaste del cuchillo y, por tanto, también la compra de nuevos utensilios.

Cuchillo sobre verduras partidas

Mantener nuestro cuchillo afilado no solo depende del afilador. Requiere también que pongamos en práctica estos consejos de mantenimiento. (Fuente: Congerdesign: 573958/ Pixabay.com)

Criterios de compra

Ahora que ya conoces los aspectos generales, como son la importancia de afilar un cuchillo, los distintos tipos que existen o cómo usarlos, vayamos con las características técnicas.

Puede suceder que no sepamos qué implica que nuestro afilador tenga o no determinadas características. No te preocupes, estamos aquí para ayudarte.

Manual o eléctrico

Para decantarte por una u otra opción, es importante que tengas en cuenta tres aspectos: tu destreza, la comodidad y el precio.

  • Manuales: estos afiladores tienen cierto encanto que no pasa desapercibido, ya que hacer la tarea tú mismo está impregnado de la magia de la cocina. Pero también tiene desventajas.
  • Eléctricos: los afiladores eléctricos representan una gran facilidad que se aprecia. Pero también cuentan con aspectos negativos que no deben ignorarse.
Ventajas Desventajas
Manuales -Son silenciosos

-El tamaño suele ser reducido

-El precio suele ser inferior a los eléctricos

-Requieren aplicar fuerza para su uso

-Requiere de destreza si no poseen ranuras

Eléctricos -Facilidad de uso: poner el cuchillo en la abertura y apretar un botón

-Son más seguros: al no tener que aplicar fuerza, no sufriremos accidentes derivados de un posible deslizamiento o corte con el propio cuchillo

-Son más ruidosos que los manuales debido a su motor

-Suelen ser de mayor tamaño que los manuales

Número de ranuras

Muchos pensaréis que el número de ranuras determina la cantidad de cuchillos que puedes afilar al mismo tiempo. No obstante, las ranuras determinan funcionalidades distintas que nuestro afilador puede desempeñar.

Las ranuras determinan funcionalidades distintas que nuestro afilador puede desempeñar

Cada cuchillo está fabricado con un material diferente, lo que implica que el  afilador se tenga que adecuar a las necesidades de este. Por tanto, nos permitirá desempeñar un afilado concreto. No solo determinan un tipo de afilado, ya que estas también determinan otros procesos relacionados con el afilado como son la reparación, pulir la hoja o dar brillo.

Tipos de hoja

Es importante que, antes de comprar un afilador de cuchillos, sepamos el tipo de filo que tienen los utensilios que deseemos afilar, así como el material o los materiales con que se han fabricado.

De nada nos sirve que tengamos un afilador de cuchillos si este no está preparado para tus utensilios. Por ello, cerciórate en las características del producto que es apto para ti.

Pon especial atención si tienes cuchillos profesionales, de cerámica, japoneses o cualquiera que se salga de las tipologías de cuchillos estándar. Muchos afiladores están diseñados para afilar los tipos de cuchillos más comunes y, si tienes cuchillos de estos otros tipos, puedes originar un deterioro, o incluso rotura, con la utilización del afilador.

Mano masculina sosteniendo y afilado el cuchillo de Damasco de cocina japonesa

Los afiladores de mano tienen cierto encanto que no pasa desapercibido, ya que hacer la tarea tú mismo está impregnado de la magia de la cocina. (Fuente: Buthsakon Lojanaparb: 147215628/ 123rf.com)

Otras herramientas para afilar

Aunque su principal función sea afilar cuchillos, puede que tengamos otros utensilios de cocina que precisen ser afilados, como por ejemplo unas tijeras. Debemos tener en cuenta que, al igual que en el punto anterior, afilar objetos cuyo filo es distinto a los que está preparado nuestro afilador nos va a pasar factura.

De nuevo, en las especificaciones del producto podremos encontrar información sobre qué herramientas puede afilar y cuáles no. No solo está en juego el deterioro o rotura del utensilio con el que uses el afilador, sino también la integridad del propio afilador.

Seguridad

Dado que estamos tratando con objetos con filo cortante y estos pueden ocasionar accidentes, es necesario que nuestro afilador cuente con las medidas de seguridad oportunas.

Debemos evitar los afiladores que no cuenten con una buena base antideslizante o, en el caso de chairas y algunos manuales, que cuenten con un mango que nos permita una sujeción precisa.

Resumen

Esperamos que este artículo te haya aclarado las posibles dudas que tuvieras acerca de los afiladores de cuchillos. Ten en cuenta la importancia de tener un cuchillo bien afilado y que, sea cual sea el afilador que escojas, haya sido diseñado para los utensilios que necesitas afilar.

Te agradeceríamos que compartieses este artículo con alguien que consideres que le puede ayudar. Estamos a tu disposición para cualquier comentario o consulta en la caja de comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: SIARHEI HRAMYKA: 81838817/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones