Comer en familia es uno de los momentos más agradables del día. No solo se disfruta de los alimentos, sino también de conversaciones agradables. El ritmo de vida actual hace que en muchos casos estos momentos se reserven solo para el fin de semana. Pero aún así, se pueden cuidar todos los detalles para pasar un rato todavía mejor. Uno de ellos es elegir un buen mantel.

Preparar la mesa con cuidado puede hacer que disfrutes más de la comida que después se servirá. De toda esa preparación, el mantel es sin duda la base. En ocasiones no se le da la importancia que merece, pero si eliges el modelo apropiado todo se verá mejor. Hemos elaborado esta guía de compra para que puedas encontrar un mantel para cada ocasión. Así que, toma nota.

Lo más importante

  • En el mercado podrás encontrar un buen número de opciones a la hora de elegir el mantel que vas a comprar. Es importante que prestes atención a todas sus características, ya que no son todos iguales.
  • A la hora de comprar tu mantel te dará cuentas de que hay diferentes formas, tamaños y materiales. Es conveniente que valores cuál de todos necesitas. Por eso, antes de efectuar la compra debes tener claras las medidas de tu mesa.
  • Es vital que te fijes en cómo se puede limpiar el mantel. Piensa que en muchos casos lo vas a utilizar a diario. Por lo tanto, te interesa que su limpieza sea lo más sencilla posible.

Ranking: Los mejores manteles del mercado

Esta guía de compra te será especialmente útil porque un mantel es un artículo que se compra con una cierta frecuencia. Lo más probable es que cuentes con varios modelos en casa. Así que, dependiendo del uso que vayas a darle te interesará que cumpla ciertos requisitos. Para que puedes conocer todas las opciones, te invitamos a descubrir los modelos más valorados.

Puesto nº 1: Mantel de Wondder

Se trata de un mantel color violeta claro, aunque también tienes esta misma opción en color gris, en caqui y en verde. Este modelo tiene una medida de 140 x 140 centímetros. Por su diseño es ideal para cuatro comensales, aunque también lo pueden utilizar seis. Hay otra opción de mayor tamaño, 140 x 180 centímetros, que permite ubicar dos personas más.

Por supuesto, dependiendo de la opción que elijas el precio será distinto, aunque no hay grandes diferencias. Está fabricado en algodón de alta calidad transpirable. Tiene un teñido ecológico, que cuida del medio ambiente. Se puede utilizar en cualquier época del año. Puedes usarlo para comer y para decorar tu mesa. Debes lavarlo a máquina en agua fría, sin lejía.

Puesto nº 2: Mantel de Soledì

El mantel está fabricado en algodón y lino de gran calidad. Tiene un tacto muy suave y absorbe muy bien la humedad. No se deteriora con el uso, ni tampoco pierde color. Es antideslizante para que puedas usarlo con mayor comodidad. Cuenta con un delicado encaje con flecos. Disfrutarás de un diseño elegante, de estilo japonés, que será perfecto para cualquier ocasión.

Le puedes dar diversos usos al mantel y debido a su calidad puedes utilizarlo a diario. Pero también es un modelo perfecto para reservarlo para las ocasiones más especiales. Cuenta con dos medidas, una de 140 x 140 centímetros y la otra de 140 x 180 centímetros. Los fabricantes recomiendan el lavado a mano para que dure más, pero también lo puedes lavar a máquina.

Puesto nº 3: Mantel de Drizzle

Sin duda, una de las cosas que más te gustará de este mantel es su diseño. Sobre un fondo blanco están dibujadas grandes hojas verdes. Quedará perfecto en cualquier comedor, pero es ideal si cuentas con una decoración de estilo nórdico. Decimos esto porque incluye dos características claves, el color blanco y el estampado representando elementos de la naturaleza.

A la hora de elegir el mantel tienes diferentes opciones en cuanto a las medidas. Así encontrarás el que resulte perfecto para tu mesa. Está fabricado utilizando poliéster de alta calidad. Se limpia con facilidad. Además, es impermeable y antimanchas. Consigue repeler líquidos como el agua, el zumo, el aceite, el café y el vino. Se trata de una opción a tener en cuenta.

Puesto nº 4: Mantel de Calitex

Esta opción seguro que te resulta muy interesante para el uso diario. Decimos esto porque se trata de un mantel hule. Como bien sabes, este tipo de manteles repelen la humedad y se limpian muy bien. Solo tienes que pasar por él una bayeta al terminar de utilizarlo. Por supuesto, puedes utilizar jabón. Está fabricado en PVC y poliéster y es bastante resistente.

El mantel tiene unas medidas bastante amplias, 140 x 200 centímetros. Es muy flexible y evita hasta cierto punto que se deslice el menaje que coloques sobre él. El diseño es muy atractivo, ya que está compuesto por varios mosaicos con diferentes formas y colores. Recuerda un poco a los azulejos de los patios andaluces. Puedes utilizarlo en el exterior sin problema.

Puesto nº 5: Manteles individuales de Subrtex

Esta opción es diferente a las anteriores ya que está compuesta por cuatro manteles individuales. Puedes elegir entre varios diseños, pero sin duda el de las azaleas es uno de los más delicados. Está fabricado en lino de gran calidad, que es resistente al calor, así podrás poner los platos calientes sin problema. Además, repelen el agua y las manchas.

Sin duda, estos manteles individuales darán un toque elegante a tu mesa. Sus medidas son 45 x 35 centímetros, podrás comer en ellos con total comodidad. Puedes lavar este producto tanto a mano como a máquina, pero no utilices lejía para no estropear el estampado. Además, están a prueba de manchas y moho. Puedes usarlos tanto en el exterior como en el interior.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre un mantel

El repaso que hemos efectuado de los mejores manteles del mercado seguro que te ha resultado muy útil. Te ha servido para descubrir diferentes características que debes tener en cuenta al efectuar tu compra. Pero todavía te quedan algunos aspectos importantes que debes valorar. Por eso, debes prestar mucha atención a todo lo que verás en el resto de esta guía de compra.

Manteles

Los manteles individuales se utilizan uno por persona, los hay de tela o plástico.
(Fuente: Katarzyna Bialasiewicz: 107792246/ 123rf.com)

¿Qué es un mantel?

Un mantel es una cobertura que se coloca encima de la mesa para comer sobre él. Puede estar fabricado utilizando un gran número de materiales. Existen además diferentes formas y medidas. Puedes encontrar opciones para un uso diario más económicas y mantelerías confeccionadas a mano con tejidos de gran calidad. En este segundo caso su precio será bastante elevado.

¿Qué tipos de manteles existen?

Aunque ya has visto algunos, otro de los aspectos que te conviene tener claro es el tipo de manteles que existen. Es importante que tengas en cuenta esta cuestión porque será vital a la hora de hacer tu compra. Es cierto que algunos detalles pueden ser algo básicos, pero es bueno que no los pases por alto. Hemos organizado la información de manera esquemática.

  • Manteles individuales. Se utiliza uno por persona, los hay de tela o plástico. Se suelen usar para comidas o cenas rápidas.
  • Manteles para mesa cuadrada. Miden lo mismo de ancho y de largo.
  • Manteles para mesa rectangular. Como es el tipo más común de mesa suelen ser los más vendidos. Debes comprobar que la medida sea la adecuada para tu mesa. Como es obvio, no puede ser la misma que la de la mesa.
  • Manteles redondos. Para muchos son las mesas más estéticas, pero lo cierto es que ocupan más espacio que las rectangulares o cuadradas. Intenta utilizar siempre manteles que sean específicos para este tipo de mesas.

¿Cuáles son los materiales más usados para elaborar manteles?

Uno de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta al escoger tus manteles es su material. Es fundamental que valores esta característica porque de ella dependerán muchas cuestiones fundamentales. Por ejemplo, el uso que le podrás dar, su durabilidad, cómo lo puedes limpiar o su tacto, por ejemplo. Hemos preparado esta lista con los materiales más empleados.

  • Algodón: Es un material muy utilizado por su calidad. El mayor inconveniente es que se arruga con facilidad, así que tendrás que planchar el mantel si quieres que se vea bien. Además, no repele la humedad.
  • Teflón antimanchas: Tienen un tacto natural y una fácil limpieza. Principalmente porque son antimanchas, lo que significa que el tejido repele la suciedad. Así, no solo se limpiará mejor el mantel, también se evitará que cale en la mesa. Lo habitual es que cuenten con dos capas de resina y una superior de resinado. En la mayoría de los casos se pueden lavar a máquina.
  • Poliéster: Es otro de los materiales más utilizados para la fabricación de manteles. Es una tejido sintético que ofrece una gran resistencia. Además, se mancha menos que otros y también se arruga muy poco. Por lo tanto, resulta un material perfecto para el uso diario.
  • PVC: Los tradicionales hules suelen estar fabricados con este material. En este caso todos son ventajas, se limpian con facilidad, son económicos y tienen diseños divertidos. Es cierto que antes estaban relegados al uso en la cocina o diario, pero cada vez se emplean más, incluso con invitados. El único inconveniente es que hay que tener cuidado con el calor.
  • Lino: Aunque pueda parecer lo contrario, se trata de un material muy resistente al uso. Es muy elegante y es uno de los más usados cuando se trata de mantelerías de calidad. Uno de sus grandes hándicaps es que se arruga bastante, por lo que quizás no sea el indicado para un uso diario.
Manteles

Recuerda que el mantel debe cubrir la mesa por completo.
(Fuente: Serezniy: 107662894/ 123rf.com)

¿Es mejor un mantel de tela o un hule?

A la hora de comprar un mantel puedes tener dudas sobre si será mejor uno de tela o un hule. Lo cierto es que dependerá del uso que tengas intención de darle. De hecho, no son incompatibles. Puedes contar con un mantel de tela para cuando quieras preparar una comida más formal, un día de fiesta o cuando tengas invitados.

Pero sí que es verdad que los hules pueden tener una serie de ventajas que no tienen los manteles de tela. Para que puedas conocer mejor los beneficios de tener el hule que estamos comentando, hemos preparado la siguiente tabla. Presta atención a lo que verás en ella, te quedará claro por qué puede ser imprescindible para ti.

Ventaja de los hules Explicación
Cortar a medida Lo habitual es que los hules se encuentren en las tiendas en rollos de varios metros. Cuando vayas a comprarlos podrás pedir que los corten a la medida que desees. De esta forma, siempre contarás con el tamaño adecuado para tu mesa.
Diseño Lo cierto es que los diseños de los hules son muy originales. Puedes encontrar todo tipo de estampados, por lo que siempre descubrirás el que mejor encaje con tus gustos. Sin olvidar la decoración que tengas en la estancia en la que lo vas a usar.
Cualquier mesa Los hules se pueden utilizar tanto en exterior como en interior. Además, pueden ser perfectos para la cocina o para el comedor. Así que, se trata de un elemento muy versátil, al que le sacarás un gran partido.
Limpieza Sin duda, una de las grandes ventajas de los hules es la facilidad con la que se limpian. Será suficiente con pasar una bayeta cuando termines de comer, puedes utilizar un poco de lavavajillas. Eso sí, tienes que tener cuidado con algunas manchas, ya que si no las limpias con rapidez pueden no salir después.
Precio El precio es otra de las grandes ventajas que tienen los hules. Por norma general son bastante económicos. Suelen tener una medida estándar de 140 centímetros de ancho y el largo lo eliges tú, el metro suele valer entre tres y diez euros. Por norma general, son más económicos que los de tela.

¿Cómo se debe colocar el mantel en la mesa?

Es cierto que colocar el mantel en la mesa no es nada complicado. Pero no lo es menos que hay una serie de cuestiones que es bueno que tengas en cuenta. Es adecuado que así lo hagas para que visualmente quede perfecto. En el siguiente listado descubrirás unos cuantos consejos, algunos de ellos te ayudarán a hacer tu compra. Así que, presta atención.

  • Antes de poner el mantel, sobre todo si tienes invitados, fíjate bien en que esté en perfectas condiciones. En que no lo hayas guardado sucio por descuido o en que haya salido con manchas de la lavadora. También en si tiene cualquier tipo de roto.
  • El mantel debe cubrir la mesa por completo. Además, aproximadamente un tercio de su tamaño debe colgar alrededor de la mesa.
  • Si el mantel es de tela, intenta que las servilletas sean del mismo tejido y con el mismo estampado. Si no las tienes, intenta que al menos que las que elijas queden bien con el mantel. Procura no utilizar servilletas de papel. Todos estos consejos son aplicables siempre, pero sobre todo en las ocasiones más formales. La servilleta se puede colocar a cada lado del plato o doblada sobre el mismo.
  • El mantel nunca debe tocar el suelo, si es demasiado grande y no tienes otra opción, lo mejor es doblarlo.
Manteles

Unas de las ventajas de los manteles de mesa es que sirven para evitar estropear o manchar la mesa. (Fuente: Maksin Shebeko: 29329729/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los manteles?

Sin duda, ya dispones de mucha información para efectuar tu compra. Pero todavía hay una serie de cuestiones que debes tener en cuenta antes de tomar la decisión final. Pero antes de repasar esos últimos aspectos, queremos mostrarte las principales ventajas y desventajas de los manteles. Toma nota y tenlas en cuenta.

Ventajas
  • Sirven para evitar estropear o manchar la mesa
  • Tienes varias opciones para cada tipo de mesa
  • Hay opciones que resultan bastante económicas
Desventajas
  • Algunos modelos es recomendable lavarlos a mano
  • Algunos manteles es necesario plancharlos

Criterios de compra

Ahora sí que estamos llegando a la conclusión de esta guía. A estas alturas estás casi preparado para efectuar tu compra, pero como decíamos, aún hay algunas cuestiones que debes tener en cuenta. Si así lo haces es más probable que tengas éxito. Además, como comprar manteles es algo relativamente frecuente, cada vez que adquieras un nuevo modelo repasa esta guía.

  • Medidas
  • Uso
  • Diseño
  • Cuántos juegos tener
  • ¿Comprar una mantelería?

Medidas

Debes tener en cuenta, cuando vayas a realizar tu compra, las medidas de tu mesa. Como ya sabes, no serán las mismas que las del mantel, ya que este último debe ser algo mayor. Así, una parte del mantel colgará de la mesa. En el embalaje suelen aparecer las medidas del propio mantel y para qué tipo de mesa sirve. Si tienes dudas, consulta al personal de la tienda.

Manteles

Un mantel es una cobertura que se coloca encima de la mesa para comer sobre él.
(Fuente: Katarzyna Bialasiewicz: 124623728/ 123rf.com)

Uso

Por supuesto, el uso que le darás al mantel también es una cuestión de la máxima importancia. Antes de comprarlo piensa si buscas un modelo para utilizarlo a diario o solo para momentos especiales. En el primer caso, intenta que esté hecho de un material resistente y que se limpie con facilidad. En el segundo, fíjate más en su estética y en la calidad de los materiales.

Diseño

El diseño del mantel también es un aspecto importante que no puedes pasar por alto. Sobre todo, si lo vas a utilizar para momentos especiales. Pero incluso si lo vas a usar a diario seguro que te encantará disfrutar de una estética atractiva. Ten en cuenta también el estilo decorativo del resto de la estancia, así quedará mucho mejor.

Cuántos manteles tener

Otro aspecto importante que debes tener en cuenta a la hora de comprar tus manteles es cuántos necesitas tener. Aunque depende de varias cuestiones, lo importante es que cuentes al menos con dos para diario, si son de tela. Si tienes un hule, con uno será suficiente, ya que se limpian con facilidad. Además, deberías tener un mantel para las ocasiones especiales.

Jonatan Canterojefe de sala del Restaurante Mantúa

«Estoy harto ya de los sitios modernos que no tienen mantel, un mínimo de una mesa vestida en condiciones, vaso correcto, cubiertos bien puestos. Echo en falta esa revolución que dicen que está llegando a las salas, que espero que llegue, y se cuiden los detalles del servicio. Para mi es fundamental un mantel».

¿Comprar una mantelería?

Una de las opciones que puedes plantearte al comprar tu mantel es si será mejor contar con una mantelería con servilletas. Sin duda, se trata de una opción más completa, sobre todo para las ocasiones más formales. Piensa en si le vas a sacar partido, ya que con toda seguridad su precio será más alto que el de un mantel suelto.

Resumen

Los manteles son un menaje imprescindible en cualquier hogar. Es necesario contar con uno para proteger la mesa de manchas y de otros daños. A la hora de comprar este artículo debes tener en cuenta algunas cuestiones importantes. En primer lugar, deberías pesar en el tejido que deseas para tu mantel. Por supuesto, también debes tener en cuenta las medidas.

Una opción muy ventajosa puede ser hacerte con un hule. Son muy fáciles de mantener y cada vez se utilizan más. No olvides que cuentas con infinidad de diseños, tamaños y formas. Ten en cuenta si buscas un mantel para utilizarlo todos los días o solo en ocasiones especiales. No olvides colocar el mantel de la forma correcta.

¿Te ha parecido interesante el contenido de esta guía? Seguro que sí, entonces compártela en tus redes sociales. Pero antes, déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Lightfieldstudios: 101977904/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
30 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Cargando…