Última actualización: 23 julio, 2020

Nuestro método

20Productos analizados

18Horas invertidas

12Artículos evaluados

68Opiniones de usuarios

La costumbre de preparar los alimentos al vapor, tan ampliamente extendida hoy en día, tiene sus orígenes en la cocina tradicional china y japonesa. Este modo de cocinar preserva todo el sabor y los nutrientes del alimento al evitar que este entre en contacto con el agua de cocción. Para este tipo de técnica culinaria se utiliza un utensilio denominado vaporera.

Existen muchos modelos de vaporeras tradicionales: de cristal, de acero inoxidable, de silicona o de bambú, entre otros. Sin embargo, todos ellos necesitan un recipiente donde hervir el agua de cocción, como un olla. Las vaporeras eléctricas, en cambio, no lo necesitan, además de ofrecer funciones impensables en un hervidor tradicional, como veremos más adelante.

Lo más importante

  • Cocinar al vapor preserva las propiedades nutritivas de los alimentos sin pérdida de sabor, olor ni textura. Aunque existen muchos tipos de vaporeras, las eléctricas son las más eficaces, ya que aprovechan todo el vapor que producen para la cocción de los alimentos. Son aparatos de fácil manejo, capaces de preparar varios platos de una sola vez.
  • Además de sus indudables beneficios para nuestra salud, las vaporeras eléctricas suponen un gran ahorro. Aparte de no ser electrodomésticos demasiado caros, aprovechan el agua y la electricidad al 100 %. Se limpian fácilmente y se pueden almacenar sin que ocupen mucho espacio.
  • Elegir una buena vaporera eléctrica pasa por tener presentes ciertos factores, como la cantidad de personas para las que vayamos a cocinar. También deberemos valorar si nos merece la pena adquirir una digital o una más sencilla. La potencia, la capacidad y el tamaño de su depósito de agua son otros criterios que habremos de evaluar.

Las mejores vaporeras: nuestras recomendaciones

Existe una amplia gama de vaporeras, sin embargo nosotros nos centraremos en las eléctricas. Aunque hay vaporeras tradicionales muy eficaces, creemos que solo las eléctricas permiten sacar todo el partido a esta forma de cocinar gracias a su versatilidad. A continuación, algunas de las mejores vaporeras eléctricas del mercado.

La vaporera eléctrica más vendida

Esta auténtica superventas de la prestigiosa marca Russell Hobbs dispone de tres recipientes apilables con nueve litros de capacidad. Incluye una cubeta para cocinar arroz hervido y rejilla para huevos.

Tiene una potencia de 800 vatios y temporizador de 60 minutos. Además, es posible añadir agua durante la cocción por sus dos entradas laterales. Los recipientes son de polipropileno, libre de BPA (Bisfenol A) y, por tanto, completamente seguros.

La vaporera eléctrica económica mejor valorada

Pequeña en tamaño y precio, pero grande en prestaciones, esta vaporera Jata cuenta con 2 recipientes con una capacidad máxima de 3,5 litros. Dispone de un depósito de medio litro de agua y un temporizador de cocción de 60 minutos.

Este pequeño aparato es ideal para cocinar para dos personas, cabe en cualquier sitio y es fácil de limpiar. Aunque solo tiene 400 vatios de potencia, es capaz de cocer verduras en solo 15 minutos y arroz en media hora.

La mejor vaporera eléctrica programable

Esta vaporera eléctrica de tres cestas y 10 litros de capacidad tiene una potencia de 900 W. Dispone de función de descongelación, mantiene caliente la comida y cuenta con varios programas. Tras su uso, los recipientes se recogen uno dentro de otro y ocupan muy poco espacio.

Los cestillos son de plástico alimentario libre de bisfenol. Además, cuentan con una base más gruesa que los recipientes de otras vaporeras, lo que los hace más resistentes.

La vaporera eléctrica con mejor relación calidad-precio

Con 800 W de potencia y sistema de protección anticalentamiento, esta vaporera dispone de tres cestillos de plástico sin BPA. Tiene un temporizador de 60 minutos y es posible añadirle agua durante la cocción. Cuando la comida está lista emite una alarma sonora.

Esta vaporera produce vapor en apenas 30 segundos, lo que la convierte en una de las más rápidas. Tiene una capacidad total de nueve litros.

La mejor vaporera de acero inoxidable

Esta vaporera del fabricante alemán WMF está fabricada con acero cromargan, una aleación especial muy duradera y fácil de limpiar. Con 900 W de potencia tiene dos zonas de cocción, cada una de 2,5 litros de capacidad, y un depósito de agua de 1,1 litros.

Dispone de pantalla LCD para seleccionar los tiempos de cocción predefinidos, así como función de mantenimiento de calor. Además, dispone de recogejugos independientes para no mezclar sabores.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las vaporeras

Los alimentos cocinados al vapor siempre han llevado colgado el sambenito de ser poco sabrosos. Dicha creencia tiene cada vez menos fundamento, sobre todo gracias a las nuevas formas de cocinar que ofrecen aparatos como las vaporeras. A continuación, trataremos algunos de los aspectos más interesantes de estos versátiles electrodomésticos.

Cocinar al vapor preserva las propiedades nutritivas de los alimentos sin pérdida de sabor, olor ni textura. (Fuente: Marctran: 124780839/ 123rf.com)

¿Por qué usar una vaporera eléctrica?

Las ventajas de cocinar al vapor son incuestionables. La más obvia es que los alimentos conservan casi todos sus nutrientes tras el proceso de cocinado. Sin embargo, hay otros beneficios que no conviene olvidar.

  • Menos grasa. Generalmente, no es preciso añadir aceite ni ningún tipo de grasa a los alimentos durante el proceso de cocción. Se trata, por tanto, de un modo de cocinar sano que nos ayudará a mantener la báscula bajo control.
  • Aprovechamiento total de los alimentos. Al no entrar en contacto con el agua y cocinarse por debajo de los 110º, los alimentos no pierden ninguna de sus cualidades. Olor, color, sabor y textura se mantienen prácticamente inalterados tras la cocción.
  • Rapidez. La mayoría de las vaporeras eléctricas permiten cocer a la vez varios alimentos gracias a que cuentan con varios cestillos. De este modo, es posible preparar dos o más platos simultáneamente con el consiguiente ahorro de tiempo.
  • Ahorro. Las vaporeras eléctricas son electrodomésticos que consumen relativamente poca electricidad. Muchos modelos cuentan con programas que permiten ajustar al máximo los tiempos de cocción según el tipo de alimento.
  • La comida no se quema. Con esta forma de cocinar las comidas ya no se te pegarán. La mayoría de las vaporeras del mercado, además, cuentan con un sistema de aviso en caso de que la temperatura aumente demasiado.
  • Bajo coste. Las vaporeras eléctricas no son nada caras, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de cacharros de cocina que te ahorrarás. A partir de 20 € puedes adquirir un aparato de bastante calidad.

¿Cómo se usa una vaporera eléctrica?

Las vaporeras son electrodomésticos altamente intuitivos y de fácil manejo. Sin embargo, no debes olvidar leer bien las instrucciones del fabricante antes de utilizarla por vez primera. Antes de encenderla deberás rellenar su depósito con agua, pues, de otro modo, podrías dañar el aparato.

Tampoco añadas aceite, ni al agua ni a los alimentos.

También es importante que el depósito nunca se quede sin agua durante la cocción. La mayoría de las vaporeras permiten añadir agua durante el cocinado. Algunos modelos cuentan con un chivato sonoro o luminoso que nos avisa de un bajo nivel de agua. Los alimentos se colocan en los cestillos según su consistencia: los más duros abajo y los más tiernos arriba.

Los tiempos de cocción de los alimentos varían de manera importante. El pescado puede llegar a cocerse en unos 10 minutos, mientras que verduras como la coliflor pueden estar listas en solo 12. En todo caso, se debe respetar la cantidad máxima de alimentos por bandeja, pues, de lo contrario, podrían no cocinarse adecuadamente.

Además de sus indudables beneficios para nuestra salud, las vaporeras eléctricas suponen un gran ahorro. (Fuente: Kramar: 94617986/ 123rf.com)

¿Existe algún truco para cocinar con una vaporera?

Aunque estos electrodomésticos son extremadamente sencillos de manejar, hay una serie de trucos que harán que tus platos ganen en presencia y sabor.

  • Enfriar las verduras. Una vez cocinadas, saca las verduras de la vaporera y mételas bajo el chorro de agua fría. De este modo cortarás en seco la cocción y las verduras ganarán tanto en sabor como en aspecto.
  • Condimentación. Para un mejor resultado, es mejor condimentar las verduras antes y dejar la sal para el final.
  • Aceite al final. Debemos evitar el uso de aceite durante el proceso de cocción. Solo lo añadiremos cuando el alimento ya esté listo y lo vayamos a emplatar.
  • Envolver el pescado. Para cocinar el pescado es aconsejable envolverlo en un trozo de papel de horno al que le habremos practicado unos agujeros.
  • Carnes. Las carnes bajas en grasa, como el pollo y el pavo, quedan más jugosas al vapor.
  • Separar verduras y leguminosas. Es aconsejable separar las verduras y leguminosas en distintos compartimentos.
  • Aromatización. Podemos añadir especias al agua para aromatizar los alimentos durante la cocción.

¿Cómo se limpia una vaporera eléctrica?

Muchos fabricantes aconsejan que cada cierto número de usos —diez, aproximadamente— se haga una descalcificación del aparato. Esta se realiza simplemente añadiendo un poco de vinagre al agua siguiendo las instrucciones del manual. Algunos modelos son aptos para el lavavajillas, aunque es mejor limpiar los recipientes de la comida a mano.

La limpieza de los cestillos de la comida es más sencilla si colocamos los alimentos sobre papel de horno. Previamente, le habremos realizado algunos agujeros con el fin de que el vapor circule adecuadamente. Cuando limpies el exterior de la vaporera, evita incidir demasiado en el dial de control o en los botones, pues podrías borrarle los números.

¿Qué alternativas hay a la vaporera eléctrica?

La vaporera eléctrica es el instrumento óptimo para cocinar al vapor. No obstante, existen alternativas —menos eficaces, eso sí— para cocinar los alimentos de esta manera.

  • Vaporeras para microondas. Son recipientes de plástico o silicona que consisten en una base para el agua, una rejilla donde colocar los alimentos y una tapadera.
  • Vaporera de bambú. Se utilizan para preparar platos asiáticos. La madera absorbe parte de la humedad procedente del vapor y mantiene secos los alimentos.
  • Cestillos de vapor. Son las vaporeras más simples y económicas. De plástico, silicona o acero, consisten en un cestillo que se coloca directamente sobre una olla o cacerola.
  • Vaporeras apilables. Son recipientes normalmente fabricados en acero inoxidable que se colocan apilados sobre una olla.
  • Robots de cocina. La mayoría de los fabricantes de robots multifunción incluyen en sus aparatos accesorios para la cocina al vapor.
  • Hornos con función vapor. Ciertos modelos de horno llevan incorporado un depósito de agua que podemos rellenar sin abrir la puerta.

Los alimentos cocinados al vapor siempre han llevado colgado el sambenito de ser poco sabrosos. (Fuente: Kramar: 94968552/ 123rf.com)

¿Por qué es importante que las vaporeras estén libres de BPA?

El Bisfenol A (BPA) es un compuesto químico utilizado en la industria para fabricar plásticos más fuertes y resistentes. Multitud de estudios han señalado sus efectos nocivos sobre la salud, incluso en pequeñas cantidades. Muchos países han limitado su uso en la industria alimentaria, otros incluso han llegado a prohibirlo, como Francia o Japón.

Se ha demostrado que el BPA se libera cuando el plástico es sometido a altas temperaturas. Por ello, es importante que los recipientes de plástico de las vaporeras estén libres de este compuesto químico. Asegúrate de que el modelo que elijas no contenga BPA comprobando bien sus especificaciones técnicas.

Criterios de compra

A la hora de adquirir una vaporera eléctrica debemos tener en cuenta ciertos factores. Uno de los más importantes es, cómo no, cuántas personas somos en casa. También es interesante decantarse por un modelo programable, es decir, que incorpore prefijados los distintos tiempos de cocción de los diversos alimentos.

Tamaño

El tamaño de la vaporera dependerá de cuántas personas vivan en el hogar. Normalmente, las vaporeras eléctricas disponen de entre dos y tres recipientes o bandejas para colocar los alimentos. La altura total puede variar, pero suele rondar los 25 y los 35 cm de altura, por lo que tendrás que habilitar un lugar donde colocarla de forma segura.

Si piensas darle un uso intensivo, lo aconsejable es elegir un modelo de tres bandejas. De este modo, podrás preparar hasta tres alimentos distintos de una sola vez. Ten en cuenta que la capacidad del depósito de agua debe ir en consonancia, ya que para cocinar con tres bandejas se necesita mucho más vapor.

Las ventajas de cocinar al vapor son incuestionables. La más obvia es que los alimentos conservan casi todos sus nutrientes tras el proceso de cocinado. (Fuente: Kramar: 94735016/ 123rf.com)

Manual o digital

La mayoría de las vaporeras eléctricas disponen simplemente de una ruleta para elegir el tiempo de cocción. Otros modelos, en cambio, cuentan con un panel LCD mediante el que es posible seleccionar con precisión el tiempo de cocción de cada alimento. Al tener los tiempos de cocinado preestablecidos, son muy fáciles e intuitivas de manejar.

Potencia

La potencia eléctrica de una vaporera nos indica la velocidad a la que es capaz de cocinar los alimentos. Cuanto más potencia, menos tardará en cocerlos. Hay modelos que tienen solo unos 400 W (vatios), mientras que otros alcanzan los 1800 y 2000 W, incluso más.

El número de compartimentos influye en la potencia necesaria: cuantos más tenga, más potencia necesitará.

Una vaporera de dos bandejas cocina bien con una potencia de 900 W. Si tiene tres, puede quedarse corta. Si elegimos una vaporera de tres bandejas de menos de 1000 W, los alimentos tardarán más en cocerse. Además, corremos el riesgo de que se cocinen de manera desigual. Lo ideal para una de tres bandejas de 9 o 10 litros de capacidad son, al menos, 1500 W de potencia.

Las vaporeras son electrodomésticos altamente intuitivos y de fácil manejo.
(Fuente: Belchonock: 116359105/ 123rf.com)

Capacidad

La capacidad de una vaporera eléctrica indica la cantidad de alimentos que caben en sus cestillos. La capacidad depende del modelo que elijamos. Hay vaporeras de apenas tres litros y modelos pensados para familias grandes de hasta diez. La capacidad de cada cestillo suele oscilar entre los 1,5 y los 3 litros.

Depósito de agua

El tamaño del tanque de agua es un factor importante a la hora de elegir una vaporera. Un aparato con un depósito grande significa que el agua de cocción durará más y no tendremos que andar pendientes de rellenarlo. Lo más recomendable es elegir un modelo que tenga un tanque con una capacidad superior al litro.

Es importante que puedas comprobar visualmente el volumen de agua restante. La mayoría de los modelos permite ir añadiendo agua durante la cocción. Algunas vaporeras cuentan con indicadores luminosos que avisan de un bajo nivel de agua; otras tienen un sistema de seguridad que apaga el aparato en caso de que se quede sin agua.

Accesorios

Además de los cestillos, muchas vaporeras incluyen accesorios tales como recipientes para cocer arroz, bandejas y soperas. También es interesante que la vaporera incluya un libro de recetas o, al menos, una tabla de tiempos de cocción de los distintos alimentos. Si eliges una vaporera digital no tendrás que preocuparte de ello, ya que los tiempos vienen prefijados.

Seguridad

Prácticamente, todas las vaporeras eléctricas cuentan con mecanismos de seguridad que previenen que sigan funcionando sin agua. Los modelos programables, además, se apagan tras alcanzar el tiempo máximo de cocción del alimento que hayamos elegido. De este modo, podemos realizar otras tareas mientras los alimentos se preparan, sin temor a que estos se pasen de cocidos.

Las vaporeras eléctricas son muy seguras, ya que es muy difícil que el vapor pueda escapar y nos queme. Ello no ocurre con las vaporeras tradicionales, pues no son estancas. No obstante, debemos ser precavidos al retirar la tapa al finalizar la cocción, de modo que el golpe de vapor no nos dé en las manos o en la cara.

Limpieza

Muchas vaporeras incluyen accesorios y bandejas resistentes al lavavajillas. Sin embargo, no es una condición indispensable. Al no entrar en contacto con el agua, los alimentos ensucian muy poco las paredes de los cestillos. Tras su uso, basta con lavarlos con un poco de agua y jabón y secarlos bien con un trapo o bayeta suave.

Funciones adicionales

Las vaporeras eléctricas no son electrodomésticos caros. Con una pequeña inversión puedes conseguir un modelo con una buena relación calidad-precio. No obstante, si deseas un aparato con funciones adicionales que te hagan la vida más fácil deberás gastarte un poco más. Hay modelos, por ejemplo, que permiten cocinar alimentos a diferentes temperaturas a la vez.

Algunos aparatos de gama superior permiten mantener la comida caliente una vez cocinada una o dos horas. En algunos casos, se trata de una función que se iniciará automáticamente una vez finalizada la cocción. En cualquier caso, esta función siempre requerirá que haya agua en el depósito de la vaporera.

Resumen

La cocina al vapor es una de las maneras más saludables de preparar los alimentos. Sin embargo, gracias a las vaporeras eléctricas ya no hay que andar utilizando ollas y cacerolas para preparar alimentos al vapor. Con este sencillo electrodoméstico obtendremos alimentos ricos y saludables con todos sus nutrientes intactos.

Con nuestro artículo hemos intentado aclararte algunas cuestiones relativas a las vaporeras eléctricas, como su utilización o su limpieza. También te hemos ofrecido algún que otro truco para que le saques un mejor provecho. Finalmente, te hemos propuesto una serie de factores que debes valorar al elegir la vaporera eléctrica que mejor se adapte a tus necesidades.

Si crees que nuestro artículo puede ayudar a otras personas, compártelo en tus redes sociales. Y si deseas dejarnos alguna recomendación o contarnos cómo ha sido tu experiencia cocinando al vapor, hazlo en la sección de comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Kramar: 94735499/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Enamorado de la literatura en general y de la ciencia ficción en particular. Internauta autodidacta, experimentado bloguero y friki en su sentido más amplio desde antes de que existiera el término.