Última actualización: 19 marzo, 2021

Nuestro método

17Productos analizados

24Horas invertidas

6Artículos evaluados

154Opiniones de usuarios

Aunque siempre queramos el mejor descanso posible, no lo conseguiremos solamente con un buen colchón. También necesitamos una buena almohada. Esto es algo que no podemos discutir.

¿Quieres saber cuál es la almohada que mejor se ajusta a tus necesidades? Entonces, deberás conocer algunos aspectos claves.
En este artículo, te enseñaremos a escoger la mejor almohada para ti. Así que, ¡toma nota!




Lo más importante sobre las almohadas

  • Las almohadas son los componentes más privados del mundo del descanso. Cada persona necesita una almohada que se ajuste a sus necesidades.
  • Las almohadas son los elementos que menos vida útil tienen dentro del mundo del descanso.
  • Existen diferentes tipos de almohadas según sus materiales. También en relación al uso que las vayas a dar, entre otros factores.

Ranking de las mejores almohadas del mercado: Nuestras recomendaciones

A continuación, vamos a ofrecerte una selección de las mejores almohadas del 2022 del mercado. En este ranking hay diversos tipos de almohadas adaptadas a distintas preferencias y necesidades.

La mejor almohada cervical Viscoelástica

Esta almohada nos ofrece una excelente calidad con un tamaño de 60 cm* 35 cm* 11 cm/ 9 cm. Tiene un diseño ergonómico para conseguir una postura cervical perfecta. Nos ayudará a aliviar los dolores de espalda para descansar.

Además, tiene un material de alta calidad que nos da transpirabilidad. Es ideal contra la producción de bacterias y ácaros.

Las mejores almohadas viscoelásticas, anti ácaros y antibacterianas

Este pack nos ofrece dos almohadas de 70 cm, viscoelásticas, antiácaros y antibacterias. Cuenta doble funda para garantizar su higiene, por lo que son ideales para las personas que duermen boca arriba y de lado.

Nos ayudarán a aliviar los puntos de presión de la columna. Y aliviar así esos molestos dolores que no nos dejan dormir.

La mejor almohada anti ácaros 100 % algodón

Esta almohada tiene unas dimensiones de 40 cm*90 cm. Es ideal para camas individuales.

De firmeza media, gran transpirabilidad, fibras anti ácaros y cien por cien algodón. Nos va a permitir descansar de la mejor forma posible.

La mejor almohada de fibra con tratamiento de aloe vera

La almohada de la marca Pickolin posee una firmeza baja. Está recomendada para dormir de lado o boca abajo.

Además, hay que añadir que tiene un tratamiento aloe vera. Este ayuda a tonificar la piel mientras descansamos.

El mejor pack de dos almohadas

Este producto posee características hipoalergénicas con fibras huecas siliconadas. Estas proporcionan una firmeza media-alta y un gran volumen. Además, ayudan a la recuperación de la forma de la almohada.

Algunos clientes se preocupan por el famoso “made in” o (hecho en). Bien, este es un producto fabricado en España.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre almohadas

¿Quieres es comprar una nueva almohada porque la actual no se adapta a tus necesidades? ¿O porque ya debes cambiarla? En cualquiera de los dos casos, no te pierdas lo que te traemos a continuación.

En este apartado te vamos a ofrecer todo lo que debes saber sobre almohadas para poder hacer una buena elección de compra.

Las almohadas son los componentes más privados del mundo del descanso. Cada persona necesita una almohada que se ajuste a sus necesidades. (Fuente: Crego: 117777348/ 123rf.com)

¿Qué tipos de almohada hay?

Lo primero que debes saber es qué tipos de almohadas existen en el mercado. De esta forma, podrás hacer una mejor elección.

A continuación, te contaremos qué tipos de almohadas hay. Y cuáles son sus ventajas y desventajas.

La clasificación de almohadas se divide en dos:

  • Tipos de almohada según sus materiales: Los materiales de las almohadas son de vital importancia. Estos determinan su ciclo de vida, cuidado, forma, etc.
  • Tipos de almohada según su  finalidad: Si tienes malestares en el cuello o espalda, deberás escoger un modelo especializado por montón. Las viscoelásticas, por ejemplo, son una de ellas.

¿Las almohadas realmente nos ayudan a descansar?

Las almohadas están en la vida del ser humano desde hace aproximadamente 7.000 años. Aunque antes eran de piedra y no resultaban tan cómodas como las de hoy en día. Pero, ¿es realmente bueno el uso de la almohada? Bien, esto dependerá de tu tipo de descanso.

Algunos profesionales afirman que, a la hora de dormir boca arriba, lo mejor es dormir sin ellas. Es que la espalda se encuentra en una postura mucho más natural. Pero, a la hora de dormir de lado, las almohadas hacen que la columna adopte una curvatura normal. Y así evitamos dolores de espalda.

Otra ventaja es para que aquellas personas que tengan problemas estomacales por acidez. Usar una almohada les ayudará al estar más levantados.

Hay que descansar lo suficiente para tener una buena calidad de vida

¿A partir de qué edad debemos empezar a usar almohadas?

Como ya hemos observado, el uso de la almohada puede ser una ventaja o una desventaja a la hora de dormir. Siempre dependiendo de la postura que utilicemos. Su uso también depende de la edad que tengamos. No se puede comparar el cuerpo de un niño con el de un adulto. Ni en su forma ni en sus necesidades.

Por lo tanto, hasta que los pequeños de la casa no hayan cumplido un año de edad, no es aconsejable el uso de la almohada. Puede favorecer la muerte súbita. Cuando hayan cumplido el año, solo es aconsejable el uso de la almohada cuando se necesite. En cambio, cuando los niños hayan cumplido los dos o tres años, sí que se aconseja que comiencen a dormir con ella. Esto es debido a la forma que adopta ya su cuerpo al dormir.

¿Qué almohada es la mejor según la postura que tengas para dormir?

En este caso, tendremos que fijarnos en dos características de las mismas: la altura y su firmeza. Esto se debe a que nuestra columna y cabeza deben estar alineadas. Por lo tanto, vamos a ver qué tipo de almohada nos hace falta según nuestra postura.

¿Tu forma natural de dormir es boca arriba? ¿Cambias durante la noche varias veces de postura? En ambos casos, te recomendamos que tu almohada tenga una firmeza y altura media. Es decir, que no supere los 13-14 cm.

Si sueles dormir boca abajo, deberás escoger una almohada que tenga una firmeza y una altura baja. La que escojas no debe superar los 11 cm.

¿Tu postura natural mientras duermes es de lado? Entonces, tu almohada debe contener una firmeza y una altura alta. Por lo tanto, deberá tener más de 13 cm de grosor.

Las almohadas son los elementos que menos vida útil tienen dentro del mundo del descanso. (Fuente: Yastremska: 97883673/ 123rf.com)

 ¿Cómo limpiar nuestras almohadas?

Para proteger nuestras almohadas y extender su ciclo de vida, se debe utilizar una funda. Normalmente, esta es desmontable para poder lavarla. A la hora de lavar nuestras almohadas, tenemos que tener mucho cuidado porque podemos deformarlas.

Hay que lavarlas lo menos posible. Y no debemos centrifugarla, salvo en casos excepcionales.

Pero, te preguntarás, ¿cada cuánto hay que lavar una almohada? Bien, las almohadas se deben lavar un máximo de dos veces al año. Aunque puede haber excepciones, como cuando pasamos por periodos de enfermedades.

Dependiendo del material del que esté compuesta, debemos lavarla de una forma u otra. Es decir, si tu almohada es de plumas, jamás la metas en la lavadora. Tendrás que lavar la almohada a mano y con agua fría o tibia.

Para proteger nuestras almohadas y extender su ciclo de vida, se debe utilizar una funda. Normalmente, esta es desmontable para poder lavarla. (Fuente: Anyaberkut: 111082397/ 123rf.com)

Criterios de compra

A la hora de elegir y comprar una almohada, se deben de tener en cuenta otra serie de criterios. Vamos a explicar los que consideramos más importantes. Así, podrás escoger la mejor almohada y obtener el descanso que te mereces.

Materiales

A continuación, te detallaremos los diferentes materiales de los que está hecha una almohada. También te contaremos sus ventajas e inconvenientes.

  • Almohada viscoelástica: Están compuestas por una espuma muy suave que absorbe impactos. También pueden reducir las presiones sobre el cuerpo.
  • Almohada de Látex: Estas almohadas están hechas de un tipo de resina de árbol. Concretamente, un árbol tropical. Ofrecen suavidad y firmeza al mismo tiempo.
  • Almohadas de plumas o plumón: Estos tipos de almohadas están creados a base de plumas. Estas se generan en el cuello, pecho y barriga de las aves. Las plumas y los plumones no son lo mismo. Es una cuestión que tenemos que tener en cuenta. El plumón crece debajo de las alas y no se aprecia al tacto. La, por el contrario, pluma es resto de plumaje. Excepto las formadas en la cola y las alas. Estas no suelen usarse para este tipo de productos.
  • Almohadas de Gel: Este tipo de almohada es muy popular debido a su adaptación al cuello. Son hipoalergénicas de forma natural. Además, poseen una gran transpirabilidad. Esto es muy beneficioso para aquellas personas sensibles a las altas temperaturas.
  • Almohadas de fibra: Este tipo de almohadas ha sido el más utilizado a lo largo del tiempo. Suelen ser de tacto suave y flexibles.
Tipos Ventajas Desventajas
Almohada viscoelástica -Son hipoalergénicas

-Duran más

-Recuperan su forma

-No dan calor a la hora de descansar

-Son hipoalergénicas

-Duran más

-Recuperan su forma

-No dan calor a la hora de descansar

Almohada de látex -Gran resistencia al paso del tiempo y a las deformaciones

-Son hipoalergénicas

-Tienen un olor peculiar

-No se pueden acomodar

Almohada de plumas -Suavidad

-Temperatura

-Largo periodo de vida

-Es natural

-Riesgo de mal alineado de la columna

-Precio elevado

-Se suelen notar las cañas de las plumas

-Supone un sufrimiento animal

Almohada de gel -Sensación suave

-Se puede moldear

-Fáciles de cuidar

-Se pueden lavar y secar con máquina

-Son económicas

- Posibilidad de no ofrecer el soporte que desea

-Olor notable

Almohada de fibra -Transpirables

-Económicas

-Moldeables

-No son muy duraderas

-No ofrecen muy buen apoyo

Usos

La funcionalidad de las almohadas puede llegar a ser muy variada. A continuación, vamos a explicar las más usadas.

  • Cervical: Estas levantan ligeramente el cuello para ofrecer la mayor sujeción posible. Proporcionan a los músculos afectados relajación.
  •  Terapéuticas:  Están diseñadas con tejidos suaves. Su relleno puede estar compuesto por diferentes semillas. Estas contribuyen a la relajación de las zonas afectadas. Suelen tener mucha capacidad de adaptabilidad para ajustarse a nuestro cuerpo.
  • Inteligentes: Están creadas a partir de materiales especiales. Estos ayudan a que se adapten al cuerpo, volviendo luego a su forma original cuando la persona se levanta. Son almohadas apropiadas para quienes tengan dificultades para dormir. O malos hábitos de postura.
  •  Para embarazadas: Este tipo de almohadas se dividen en dos. Y están unida mediante un velcro. Su objetivo principal es dar soporte a la espalda y al vientre. De esta forma, las mujeres embarazadas podrán descansar mejor.
  •  Para bebés o mimos:  Tienen el objetivo de prevenir la plagiocefalia. Es un tipo de deformación en el cráneo del bebé.
  •  Lactancia: Estas, como su nombre afirma, sirven para ayudar a los progenitores a dar de comer a los bebés. Tienen diversos tamaños, formas y materiales.

Las almohadas hipoalergénicas o anti ácaros son las que nos ayudan cuando tenemos algún tipo de alergia. (Fuente: Yastremska: 127745995/ 123rf.com)

Tamaños

Existen varios tamaños de almohadas. Debemos saber cuáles hay para elegir mejor la que se adapta a nosotros.

Si sí, como lo oyes, la almohada dependerá del tamaño del colchón. Tendremos que elegirla con propiedad si no queremos arrepentirnos.

Existen cinco tipos de tamaños de almohada:

  •  Almohadas 70 cm: Son una mala elección si posees una cama individual. Pero, si descansas sobre una cama de matrimonio de unos 135 cm, resultan ideales.
  • Almohadas 75 cm: Están pensadas para camas de matrimonio. Se ajustan a colchones de 150 cm.
  • Almohadas de 90 cm: Es la medida apropiada para una cama individual.
  • Almohadas de 135 cm: También son para camas con una anchura de 135 cm. Ideales para compartir con la pareja.
  •  Almohadas de 150 cm: Este tipo de almohada es la estándar dentro de los colchones de matrimonio.

Hipoalergénicas o anti ácaros

Las almohadas hipoalergénicas o anti ácaros son las que nos ayudan cuando tenemos algún tipo de alergia. Ya sea por agentes contaminantes, bacterias o ácaros.

Los ácaros del polvo suelen provocar picazón, estornudos y flemas u  otros síntomas que nos pueden afectar al sistema respiratorio. Estas suelen ser de diferentes tejidos. Por lo tanto, debemos encontrar la que más se nos adapte. Además de tener almohadas de este tipo, encontramos fundas protectoras que pueden realizar la misma función.

Si elegimos las fundas, tendremos otra ventaja a la hora de limpiar. Y es que se pueden quitar con facilidad.

Antironquidos

¿Sufres problemas respiratorios que producen ronquidos y no dejas dormir a los que te rodean? Entonces, estas almohadas son para ti.

Las almohadas de este tipo conseguirán disminuir el ruido que te impide descansar correctamente. Su objetivo es que logres una postura correcta. Así, evitarás los molestos ronquidos.

Debes tener en cuenta son la adaptabilidad del material, la protección, la firmeza, la altura y la transpirabilidad.

Una almohada nos ayuda a descansar. También a prevenir diversos dolores y enfermedades respiratorias. (Fuente: Aksic: 84467535/ 123rf.com)

Termorregulables

Las almohadas con tejidos termoreguladores tratan de conseguir un menor impacto en los cambios de temperatura y humedad. Estos pueden afectar el descanso.

A la hora de escoger una almohada, tendremos que tener en cuenta este aspecto. Sobre todo, si vivimos en lugares húmedos o cálidos. Estas condiciones favorecen la aparición de bacterias. Las mismas pueden afectar a nuestras vías respiratorias y, por lo tanto, nuestro descanso.

Resumen

Una almohada nos ayuda a descansar. También a prevenir diversos dolores y enfermedades respiratorias. Y, sobre todo, a dormir de forma placentera.

Aunque escoger una almohada no es una tarea sencilla. Por ello, debemos analizar bien nuestra situación. Es decir, pensar en nuestras propias necesidades y preferencias a la hora de dormir.

Tenemos que elegir una almohada que nos de una gran calidad de descanso. Así que cuéntanos, ¿tú estás contento con tu almohada?

(Fuente de la imagen destacada: Hxdbzxy: 19278883/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones