Última actualización: 3 junio, 2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

La alfombra de cocina es un elemento que siempre ha estado presente en muchos hogares, sobre todo en casas más rurales o en cocina más grandes. Sin embargo, en los últimos años, ha cogido popularidad entre las casas urbanas o las cocinas pequeñas. Esto se debe a que muchas personas han descubierto sus grandes ventajas y ahora no se imaginan sus cocinas sin ella.

Actualmente, podemos encontrar un gran número de posibilidades. Ya sea por el tipo de material que se utiliza para fabricarlas, por sus distintos tamaños o por su diseño. En este artículo, te traemos una guía con algunas de las mejores opciones.




Lo más importante

  • Existen muchos tipos distintos de alfombras de cocina en el mercado. Hay de distintos materiales, más seguras, más higiénicas y mucho más. Lo más importante a la hora de elegir es conocer bien nuestras necesidades.
  • Hay diferentes tipos de alfombras de cocina. No obstante, independientemente del tipo que elijas, es importante saber cómo limpiarlas correctamente. Así, evitarás arruinarlas.
  • Dentro de los criterios de compra, uno de los más importantes es el material con el que se ha fabricado la alfombra, pero no es el único. También debes considerar la utilidad, la calidad y el mantenimiento, entre otros.

Las mejores alfombras de cocina del mercado: nuestras recomendaciones

En el mercado podemos encontrar distintos tipos de alfombras de cocina. Esto depende del material con el que están hechas o los distintos tamaños. Los usuarios valoran que sean fáciles de limpiar y seguras, es decir, que ayuden a evitar resbalones. A continuación, te mostramos algunas de las mejores opciones del mercado, dependiendo de lo que busques.

La mejor alfombra de cocina según los usuarios online

Esta alfombra de la marca DON LETRA es una de las mejor valoradas por los usuarios online. Destacan la facilidad a la hora de limpiarla y su resistencia a los posibles vertidos de líquidos o alimentos.

Se trata de una alfombra vinílica con diseño de baldosas y un grosor de 2.2 mm. Esto la hace muy práctica y cómoda de usar en una cocina. Además, es antialergénica e impermeable, lo que la hace muy fácil de mantener y está disponible en distintos tamaños.

La mejor alfombra de cocina vinílica

Esta alfombra de la marca NivellPublicitari es una de las mejores opciones si lo que buscas es una alfombra vinílica de alta calidad. Las alfombras de vinilo son de las mejores opciones para la cocina por su resistencia y comodidad a la hora de limpiar.

Se trata de una alfombra vinílica disponible en varios diseños y tamaños. Destaca por su versatilidad y calidad. Los usuarios destacan que, aunque no tiene un precio muy elevado, la calidad del producto es superior y aporta estilo a la cocina.

La alfombra de cocina más segura

Esta alfombra de la marca LINDONG destaca por su seguridad. Evita los resbalones o los tropezones tan peligrosos en la cocina. Esto se debe a que por debajo tiene material antideslizante que le impide moverse. Los usuarios online destacan su seguridad por encima de otros factores.

Se trata de una alfombra de polipropileno que está disponible en distintos tamaños y diseños. Además, su material ayuda a recoger toda la suciedad que se acumula y evita la humedad, ya que posee una alta rapidez de secado.

La mejor alfombra de cocina estilo

Esta alfombra de la marca iDesign destaca por su estilo. Está hecha de bambú y esto ayuda a dar a tu cocina un estilo diferente. Además, su popularidad entre los usuarios online es alta.

Se trata de una alfombra de bambú antideslizante. Destaca por su estilo y por ser muy cómoda, sobre todo, a la hora limpiar los posibles líquidos o alimentos que caigan. Está disponible en distintos tamaños. Su precio no es mucho más elevado que el de otras alfombras con materiales más asequibles.

La mejor alfombra de cocina por su relación calidad-precio

Esta alfombra de la marca Vilber es de las más vendidas y no es de extrañar. Tiene un precio asequible para cualquier bolsillo. Cuenta con muy buenas valoraciones de los usuarios.

Se trata de una alfombra vinílica disponible en distintos diseños y tamaños. Además, es antideslizante, ignífuga y muy fácil de limpiar gracias al material con el que está fabricada.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las alfombras de cocina

La alfombra es ese elemento que no faltan en ningún hogar, ya sea con fines decorativos o para evitar resbalones en superficies como la madera. A continuación, te respondemos a todas las dudas que te hayan podido surgir sobre este tema.

Cuando elegimos nuestra alfombra es importante que los materiales con los que está fabricada sean de calidad. (Fuente: Raconr: 54557085/ 123rf)

¿Qué es una alfombra de cocina y qué ventajas tiene?

Todos sabemos lo que es una alfombra y una cocina. Pero tal vez, no conocías la existencia de las alfombras para la cocina. Efectivamente, también existen alfombras específicas para este espacio del hogar. Esta es una de las estancias de la casa donde más suciedad acumulamos.

No es a propósito, por supuesto, pero al cocinar es inevitable ensuciar un poco. En esta tabla, te hacemos un breve resumen con las ventajas y desventajas que ofrece el uso de la alfombra de cocina.

Ventajas
  • Evitan accidentes.
  • Atrapan la suciedad.
  • Aportan calidez y diseño a la cocina.
  • Determinan el espacio que necesitamos para cada tarea en la cocina.
  • Protegen el suelo de la suciedad que creamos al cocinar.
  • Evitan salpicaduras o manchas en el suelo que pueden ser difíciles de quitar después.
  • Ayuda a limpiar más rápido.
Desventajas
  • No estamos acostumbrados a usar alfombras en la cocina, por lo que al principio puede resultarnos incómodo.

¿Qué tipos de alfombras de cocina hay?

Hoy en día, podemos encontrar muchos tipos de alfombras en el mercado. Por eso, te presentamos una clasificación de las alfombras perfectas para la cocina y sus distintas características.

  • Alfombras vinílicas: Son vinilos y están diseñadas para el suelo de la cocina. Son muy finas, lo que ayuda a no tropezar con ellas. Son altamente resistentes. Funcionan como antideslizantes y son muy fáciles de limpiar. Nunca se deshilachan.
  • Alfombras de vinilo teplón: Están hechas vinilo y poliéster, lo que las hace altamente resistentes. Son muy fáciles de limpiar. Además, son ignífugas y antibacterianas. Esto las hace perfectas para la cocina, ya que puede caer algo caliente en la alfombra.
  • Alfombras de polipropileno: Estas alfombras están hechas con el mismo material que las alfombras vinílicas. Lo que marca la diferencia es la manera en la que se fabrican. En este caso, se fabrican con hilado fino, lo que las hace muy finas, pero mucho más resistentes que las vinílicas. Además, al fabricarlas de esta forma, les dan un aspecto mucho más natural.
  • Alfombras de algodón: Este tipo de alfombras son un clásico en lo que al uso para la cocina se refiere. No tienen algunas de las ventajas de las vinílicas o de las de polipropileno, pero son una gran opción. Apenas pesan y puedes moverlas con el pie, ya que no se adhieren al suelo. Son muy fáciles de lavar.
  • Alfombras de bambú: Están hechas con bambú. Aportan un estilo oriental a tu cocina, son antideslizantes y aguantan muy bien la humedad. Son fáciles de limpiar y su madera es natural, por lo que existen muchas opciones distintas de colores y diseños.

¿Por qué es importante contar con una alfombra de cocina?

La cocina es una de las estancias más concurridas y utilizadas de una casa. Esto se debe a que gran parte de las actividades que desarrollamos en un hogar se llevan a cabo en ella. Pero, ¿por qué es importante contar con una alfombra en la cocina?

  • Protege el suelo de salpicaduras y golpes: En caso de derrames de algún líquido o alimento, la alfombra protege el suelo. Si en lugar de líquido o comida se nos cae un plato o una cazuela, es posible que el suelo sufra algún daño. Sin embargo, con la alfombra protegemos el suelo de todo tipo de imprevistos.
  • Higiene: Al derramar algo, caerá en la alfombra. La cocina permanecerá limpia más tiempo. Simplemente lo que tenemos que hacer es limpiar la alfombra cuando lo creamos necesario. Al contrario que los suelos de la cocina, las alfombras son muy sencillas y rápidas de limpiar.
  • Estética: Una alfombra aporta calidez y convierte una estancia fría en un lugar acogedor. También le dará un ambiente diferente a nuestra cocina. La amplia variedad de alfombras de cocina que podemos encontrar en el mercado nos facilita mucho la tarea de encontrar una a nuestro gusto y estilo.
  • Evitan resbalones: Uno de nuestros mayores miedos en la cocina son los resbalones. Esto es porque la cocina suele ser un espacio pequeño donde hay muchos aparatos. Hace que tengamos miedo de que al caer podamos hacernos daño con algo que esté a nuestro alrededor. Si ponemos una alfombra, evitamos los resbalones que tanto tememos.

¿Cómo limpiar una alfombra de cocina?

Es cierto que las alfombras en la cocina ayudan a mantener la higiene, pero también hay que saber cómo hacerlo. Si queremos que nuestra alfombra de cocina se mantenga limpia hay que mantener ciertas reglas y seguir ciertos pasos. Estos son algunos consejos.

  • Limpiar de inmediato: Hemos hablado de la posibilidad de que se derramen líquidos o alimentos sobre la alfombra. Pues bien, una regla muy importante es limpiarlo inmediatamente. En el momento en el que caiga, debemos limpiar rápidamente antes de que se seque. Así, conseguiremos que no quede mancha y la alfombra siga limpia.
  • Probar primero: Si aparte de agua quieres usar algún otro producto para limpiar tu alfombra, primero pruébalo en una esquina. Así, te aseguras de que no se dañe la alfombra y el producto sea efectivo con las manchas.
  • No echar directamente los productos en ella: Al igual que no echamos agua directamente en la alfombra, con el resto de los productos de limpieza pasa igual. Los pondremos en el trapo y limpiaremos con él.
  • Presionar no frotar: Si frotamos podríamos dañar el material de la alfombra y, en lugar de limpiarla, podríamos dañarla más.
  • Dejar secar: Una vez que hemos limpiado la alfombra con un trapo humedecido, es importante dejarla secar antes de volver a usarla. Si no la dejamos secar completamente, podríamos estropearla.

La utilidad que le vamos a dar a la alfombra es un criterio a tener en cuenta cuando hagamos la elección. (Fuente: Zastolskiy: 96013726/ 123rf)

¿Dónde poner una alfombra de cocina?

Los sitios de la cocina que más se benefician de una alfombra son la parte de los fuegos y del fregadero. En la parte de los fuegos es donde cocinamos, con lo cual la suciedad está asegurada.

Salpicaduras de aceite, posibles derrames de líquidos o de alimentos son inevitables en muchas ocasiones. Por lo que si colocamos una alfombra en esta parte de la cocina, evitaremos ensuciar el suelo.

Otro lugar clave es la zona del fregadero. Cuando limpiamos los platos es habitual que se derrame algo de agua, y no solo alrededor del fregadero, en ocasiones puede llegar al suelo. El problema aquí está en que esa agua que cae al suelo, si no nos damos cuenta y no lo limpiamos, puede ocasionar resbalones.

Si ponemos una alfombra en esta zona, absorberá el agua que pueda caer mientras limpiamos los platos y evitará resbalones peligrosos.

Criterios de compra

Ahora que ya hemos resuelto muchas de las dudas que te hayan podido surgir sobre las alfombras de cocina, vamos a ver algunos criterios. Hay algunos aspectos que dependen más del gusto o estilo de cada persona. En cambio, hay otros que dependen de lo que aportan al usuario.

Tamaño

Es un factor importante. Si la compramos muy pequeña puede que no cubra toda la superficie que necesitamos. Si la compramos muy grande, puede que nos llegue a complicar el paso en la cocina y podría llegar a dificultar las tareas de limpieza.

Debemos tener en cuenta el espacio que tenemos en la cocina y lo que queremos cubrir. Este criterio podría determinar si la alfombra que pongamos nos facilita el trabajo.

Materiales

El material que elijamos para nuestra alfombra de cocina depende de nuestras necesidades. Además de lo que creamos se pueda adaptar mejor a las tareas que llevamos a cabo en la cocina. Una vez tomada la decisión sobre el material, será más fácil seguir con el resto de los criterios.

Por supuesto, el material que elijamos determinará otros factores como la limpieza y la adherencia que tenga esta. Así como de si queremos mantener un estilo acorde al que tiene la cocina o preferimos cambiar un poco la forma en que se vea dicha estancia.

Tenemos que conocer el espacio que tenemos disponible en la cocina para poner la alfombra y elegir el tamaño de esta según ese espacio. (Fuente: Malvin: 14976200/ 123rf)

Utilidad

Este es un criterio que puede sonar confuso, pero es muy sencillo. Cuando hablamos de la utilidad de una alfombra de cocina, nos referimos al uso que cada usuario vaya a darle. Si, por ejemplo, la queremos para evitar que el agua del fregadero cuando lavamos los platos caiga al suelo, no pondremos una alfombra que le cueste mucho tiempo secar.

Debemos ser conscientes de la utilidad que vamos a darle a la alfombra antes de tomar la decisión de compra. Sobre todo, debemos ser cuidadosos a la hora de elegir y conocer nuestras necesidades. De este modo, seguro que tomaremos la decisión correcta.

Mantenimiento

Este criterio depende mayormente del tiempo que tenga cada usuario para dedicar a limpiar las alfombras. Si queremos que nuestra alfombra se mantenga limpia, por mucho que compremos una de secado rápido o fácil de limpiar, no mantendremos una higiene correcta.

Debemos tener en cuenta el tiempo que tenemos para invertir en limpiar nuestras alfombras y elegir en función a eso. También es importante saber el uso que hacemos de la cocina, si un usuario apenas cocina, no tendrá que limpiar su alfombra tan a menudo.

Seguridad

Si queremos que nuestra alfombra sea segura, es decir, que nos ayude a evitar resbalones, lo que tenemos que mirar es que sea antideslizante. En lo que se refiere al material de la alfombra en la parte superior, depende más de nuestros gustos y necesidades. Pero si hablamos de seguridad, presta atención a la parte inferior.

Si queremos evitar resbalones peligrosos en la cocina, tenemos que asegurarnos que la alfombra que compramos sea antideslizante. De esta forma, conseguimos dos cosas: que la alfombra no se mueva de su sitio y, por supuesto, evitar accidentes.

Calidad

La calidad de una alfombra de cocina depende, en gran medida, de lo que estemos dispuestos a pagar por ella. No siempre se cumple el “cuanto más caro, mejor calidad”. Pero es bastante probable que si el precio de la alfombra es muy bajo, el material no sea el de mayor calidad.

Diseño

El diseño de la alfombra depende más del gusto o estilo de cada uno, pero sin duda es un criterio importante para muchas personas. Es cierto que el diseño de la alfombra no tiene nada que ver con la utilidad o funcionalidad de esta. Pero en muchas ocasiones es determinante en la elección final de compra.

La mayoría de los usuarios se suele decantar por una alfombra que es agradable estéticamente hablando. Por supuesto, cuando cumple otros criterios como el tamaño o la seguridad. Por lo que podríamos decir que este es un criterio muy importante a la hora de hacer la elección final. Puesto que las alfombras de cocina aportan estilo y calidez.

Resumen

En definitiva, con el aumento en el número de personas interesadas en el cuidado de su hogar, las alfombras de cocina han aumentado enormemente su popularidad. Ya no solo las encontramos en cocinas profesionales o rurales, sino que las podemos ver en todas las estancias.

La comodidad y estilo que aportan estas alfombras es enorme. Además, en el mercado podemos encontrar muchas opciones, por lo que seguro encontrarás la ideal. Esperemos que te hayamos ayudado a resolver las posibles dudas que tuvieses. Deja un comentario si así ha sido.

(Fuente de la imagen destacada: Shiyan: 41433733/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones