brasero con fuego
Última actualización: 11 febrero, 2021

Nuestro método

20Productos analizados

15Horas invertidas

4Artículos evaluados

70Opiniones de usuarios

En los meses de invierno, todos echamos de menos el calor del verano e intentamos recurrir a aparatos para calentar nuestro hogar. A la hora de comprar uno, es muy fácil perderse entre tecnicidades y aparatos difíciles de usar. Pero hay uno que es simple y barato: el brasero eléctrico.

Este aparato puede calentar estancias pequeñas con gran facilidad y en poco tiempo. Es fácil de limpiar, seguro y, si lo sabes usar bien, de bajo consumo. Su mecanismo es tan sencillo que solo hace falta conectarlo a la luz, darle a un interruptor y disfrutar del calor. ¿Quieres saber más acerca de los braseros?




Lo más importante

  • Los braseros eléctricos son electrodomésticos sencillos, perfectos para calentar habitaciones pequeñas. Estos han evolucionado hasta conseguir ser aparatos baratos, seguros y eficientes. Mucha gente decide optar por estos, ya que consumen menos que los sistemas de calefacción.
  • Para ahorrar en la factura de la luz, se debe iniciar a máxima potencia el brasero hasta que la habitación adquiera la temperatura adecuada y, después, ponerlo a una potencia más baja para que el calor se mantenga.
  • Es importante encontrar el brasero que se adapte mejor a nuestras necesidades. Hay que tener en cuenta dónde lo vamos a poner, si el cable llega desde el enchufe hasta ahí o si el brasero cuenta con un termostato. Lo vemos en profundidad en el último apartado.

Los mejores braseros del mercado: nuestras recomendaciones

Si has estado buscando braseros en internet, te habrás dado cuenta de que hay cientos de modelos diferentes y es difícil saber que diferencia a unos de otros. Para hacer este proceso más fácil, hemos realizado este recopilatorio de los mejores braseros que hay en el mercado:

El mejor brasero según su relación calidad-precio

Este brasero cuenta con 2 interruptores para manejar 3 intensidades (400, 500, 900 W o vatios). Es de metal, un material que se puede calentar con facilidad, pero tiene una rejilla de máxima seguridad para proteger el dispositivo.

Tiene 4,6 estrellas sobre 5 y el 72% de las opiniones son de 5 estrellas. Si lo que buscas es un brasero sencillo de usar, pero que a la vez sea capaz de mantener un ambiente agradable mientras ves la tele o descansas, este es tu brasero. Lo malo es que el cable es de 180 centímetros y, en algunos casos, puede quedarse corto.

El brasero más vendido

Este brasero eléctrico cuenta con la etiqueta de “Más vendido” de Amazon. Tiene una potencia mínima de 230 W y máxima de 700 W. Una de sus grandes ventajas es la longitud del cable de 3 metros.

Cuenta con 4 de 5 estrellas y el 59% de reseñas con 5 estrellas. Si buscas un brasero barato, pero que tenga termostato, este es el brasero perfecto para ti. El termostato te ayudará a mantener la temperatura deseada y ahorrar en energía.

El mejor brasero para colgar en la pared

Este brasero tiene la ventaja de que se puede colgar de la pared gracias a un gancho o dejar en el suelo. Tiene una resistencia blindada y permite una potencia de entre 180 y 400 W. Es el más barato de los que se mencionan en esta sección.

Tiene 4,5 estrellas de 5 y el 71% de sus opiniones cuentan con 5 estrellas. Si lo que buscas es un brasero bonito y que consuma poco, es un acierto asegurado. Este brasero tiene un diseño muy llamativo, pues cuenta con una rejilla de seguridad con estampado de panel de abeja

El mejor brasero de calor negro

Este brasero es el muy ligero, ya que solo pesa 450 gramos. Cuenta con 2 resistencias y 4 potencias a elegir (250, 500, 700 y 900 W), lo cual es una ventaja para ahorrar. Además, el cable es de silicona y tiene una longitud de 2,5 metros.

Tiene 4,6 estrellas de 5 y el 78% de las opiniones son de 5 estrellas. Si lo que buscas es un brasero que se ajuste perfectamente a la temperatura que quieres en cada momento, este es ideal para ti.

El mejor brasero con ventilador

Finalmente, tenemos el brasero más caro del ranking. Tiene una potencia máxima de 950 W, por lo que también es el más potente. Cuenta con un sistema de seguridad contra incendios y un cable de 3 metros. En su interior, hay un ventilador axial que hace que el calor se reparta mejor.

Tiene 3,9 estrellas de 5 y el 59% de las opiniones son de 5 estrellas. Si buscas un brasero que haga que tu casa se caliente en cuestión de minutos y el calor dure mucho más tiempo, esta es tu mejor opción. Aunque, algunos usuarios lo encuentran demasiado ruidoso, algo a tener en cuenta antes de comprarlo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los braseros

A diferencia de otros productos, los braseros no es algo de lo que tengamos muchos conocimientos. Seguro que al leer el ranking de productos te habrás hecho muchas preguntas. A continuación, hay una lista con las más frecuentes:

chica en la sala con su perro

Se debe vigilar que no haya objetos inflamables cerca del brasero para evitar provocar incendios (Fuente: Joshi: Jsxa8ElLS6Q/ unsplash.com)

¿Qué es un brasero eléctrico y qué ventajas tiene?

Los braseros son electrodomésticos encargados de calentar el ambiente de una habitación. Tienen un mecanismo sencillo y están compuestos de resistencias de acero que producen radiación térmica. Estos son bastante baratos, pues podemos encontrar los más simples desde 12 euros.

Antiguamente, el brasero era un recipiente en el que se depositaban brasas que se colocaba debajo de una mesa cubierta con un mantel. Se colocaba cerca de las piernas consiguiendo asi que los pies se mantuvieran calientes en invierno. Estos eran bastante peligrosos, pues causaban incendios y presentaban riesgo de envenenamiento por inhalación de monóxido de carbono.

Con el paso deltiempo fueron evolucionando a los braseros de gas y eléctricos. Estos son más seguros, pero suponen un mayor coste en la factura de la luz. También se han diseñado muebles especiales para usarlos, como la mesa camilla. Esta es una mesa circular cubierta con una tela y una tarima en su interior para apoyar el brasero.

Ventajas
  • Son baratos (los hay desde 12 euros)
  • Pequeños y fáciles de transportar
  • Son seguros (no usan gases ni carbón, emplean baja potencia y tienen una estructura protegida)
  • Sencillos de usar
  • Fáciles de mantener (no se ensucian)
  • Te permiten ahorrar en la factura de la luz (puedes controlar el tiempo de uso y su intensidad)
  • Se puede localizar el calor
  • Tardan poco en calentar (sobre todo los que utilizan ventilador)
Desventajas
  • No acumula temperatura (el calor se diluye muy rápido una vez se han apagado)
  • No son tan eficientes para calentar habitaciones (focalizan el calor en una zona)
  • Por sí solos no son eficaces (útiles como complemento)
  • Consumen oxígeno (podrían sobrecargar el ambiente de una sala y necesitan ventilación)
  • No se pueden poner cerca de objetos de plástico o madera (riesgo de incendio)

¿Qué tipos de braseros electricos hay?

Cuando buscas brasero en internet, puede resultar un poco abrumador ver los resultados. Te encuentras con muchas palabras que no sabes muy bien que significan. Un montón de resultados que todos parecen similares entre ellos, pero que realmente tienen muchas diferencias

Hay muchos tipos diferentes de braseros dependiendo de los complementos que estos traigan.

Braseros con ventilador Braseros con termostato Braseros de calor negro
Este brasero funciona con la misma simplicidad que un brasero normal, pero se distingue porque incorpora un ventilador en su interior. Esto ayuda a difundir mejor el calor y permite que la estancia se caliente mucho más rápido que con el resto de braseros Los braseros con termostato se apagan al alcanzar la temperatura deseada y se vuelven a encender cuando esta desciende. Así pues, no necesitan estar constantemente encendidos y permiten ahorrar energía. Estos son los braseros que menos consumen, ya que son capaces de calentar sin que la resistencia se ponga al rojo vivo. Esto solo se produce a una potencia baja (aproximadamente 250 W). Por lo tanto, el consumo eléctrico es menor. Estos braseros ofrecen un equilibrio entre eficacia y consumo.

¿Por qué elegir un brasero eléctrico?

Los braseros eléctricos tienen muchas ventajas respecto a los de gas o a los de picón. Las analizados en el siguiente listado:

  • Precio. Los braseros eléctricos son baratos, no suelen superar los 40 euros.
  • Potencia calorífica. Pueden calentar una habitación entera a una temperatura adecuada incluso en potencia mínima.
  • Bajo consumo. En los braseros con termostato, el aparato se apaga cuando se alcanza la temperatura seleccionada. Esto ayuda a mantener a raya el consumo eléctrico.
  • Seguridad. Los braseros eléctricos son bastante seguros, ya que no utilizan gas o carbón como los antiguos braseros. Además, incorporan sistemas antiincendios para evitar quemaduras, estan hechos de materiales ignífugos o contienen sistemas de apagado automático en caso de sobrecalentamiento.
  • Uso sencillo. No tienen mecanismos complicados, únicamente uno o dos interruptores para elegir la potencia.
  • Ligeros. Los braseros eléctricos son aparatos de poco peso y que ocupan poco espacio, por lo que se pueden transportar fácilmente.
  • Limpios. Los braseros eléctricos no producen residuos de ningún tipo, además su material no acumula polvo ni se ensucia demasiado.

¿Por qué comprar un brasero en vez de un radiador?

Un radiador de aceite se apaga cuando la estancia alcanza la temperatura elegida (esto lo pueden hacer también los braseros eléctricos con termostato) y su calor es más persistente. Además, tiene una capacidad energética mayor, de unos 3000 W, mientras que los braseros eléctricos suelen estar por debajo de los 1000 W. Esto no significa que los radiadores sean mejores por tener mayor potencia. Dependerá del uso que le queramos dar.

Así que, si lo que quieres es un aparato para calentar una habitación pequeña, el brasero eléctrico caldeará más rápido el ambiente y el consumo energético será menor. Sin embargo, si lo que buscas es calentar una estancia grande durante un gran periodo de tiempo, un radiador de aceite será más eficiente y económico.

¿Que caracteriza a un brasero de jardín?

El brasero de jardín está diseñado para usarlo unicamente en el exterior del hogar. Estos necesitan quemar leña y carbón o el uso de sopletes de gas butano para poder encenderse, por lo que no necesitan tener acceso a la electricidad.

Los hay de muchos tipos: de metal, desmontables, empotrados en la pared, desmontables, entre otros. Dependiendo del tamaño y la potencia, podemos encontrar braseros de jardín desde los 50 hasta los 150 euros. Son más caros que los braseros del hogar, ya que necesitan ser mucho más potentes para calentar al aire libre.

¿Qué hacer para que tu brasero eléctrico consuma menos?

Los braseros eléctricos consumen bastante energía, aunque esto depende del uso que les demos, por eso debemos saber cómo usarlos de manera eficiente. Para reducir su consumo, debemos apagar nuestro brasero cuando no vayamos a usarlo o cuando la temperatura exceda la deseada, y encenderlo solo cuando realmente se necesita o cuando la temperatura disminuya.

Para hacer este proceso más sencillo, podemos encontrar braseros eléctricos de bajo consumo. Estos suelen tener un termostato o un sistema de apagado y encendido automático.

No se consume energía todo el rato y se mantiene la temperatura deseada en la habitación sin tener que estar preocupándose por encender y apagar el brasero todo el rato.

amigos en campamento

Los braseros de jardín son ideales para pasar las noches con amigos disfrutando de una hoguera y su calidez contando historias o incluso para cocinar una rica barbacoa. (Fuente: Troy T: wuz2W2KuCDU/ unsplash.com)

¿Cómo se usa un brasero electrico?

El funcionamiento de un brasero es bastante sencillo.

  1. Tenemos que colocar el brasero en su lugar correspondiente, pestando especial atención a que esté bien colocado y no tenga riesgo de caerse o quemar algo.
  2. Conectar el cable al enchufe más cercano.
  3. Pulsar el interruptor de encendido y apagado
  4. En caso de tener termostato o varios niveles de potencia, seleccionar la temperatura deseada.

Podemos empezar seleccionando una temperatura alta y cuando se alcance la temperatura deseada reducir a una potencia inferior, o encenderlo al mínimo e ir subiendo la potencia poco a poco según lo necesitemos.

¿Qué precauciones debes tener con tu brasero?

El principal problema de los braseros es que pueden provocar incendios. Para evitar estos y poder vivir con tranquilidad, se deben tener en cuenta los siguientes consejos:

  • No se deben dejar encendidos los braseros sin vigilancia, ni siquiera para dormir. Esto se debe a que las resistencias pueden provocar incendios si entran en contacto con tejidos u otros materiales.
  • Se debe vigilar que en el suelo o alrededor del brasero no haya papeles, pelusas u objetos que puedan llegar a arder.
  • De vez en cuando, inspeccionar que el brasero no tenga piezas sueltas o rotas. Prestar principal atención a las resistencias, los interruptores de potencia y el cable de alimentación.
  • Nunca cubrir el brasero ni usarlo para secar ropa. Esto puede ser muy arriesgado.
  • En el caso de usar brasero en una mesa camilla, se debe mantener una distancia de mínimo 15 cm entre la tarima donde se deposita el brasero y la parte superior de la mesa.
  • Mantener el brasero fuera del alcance de los niños.

¿Cómo sacar el máximo provecho a tu brasero?

La mejor manera de usar un brasero es colocándolo debajo de una mesa camilla, un escritorio o cualquier mueble que ayude mantener el calor. Las mesas camillas, que están especialmente diseñadas para esta función, suelen incorporar una tarima donde se apoya el brasero y así evitar que se pueda quemar el parquet o la alfombra.

La manera más inteligente de usarlo es iniciándolo a máxima potencia, para que la habitación coja calor. Una vez tengamos la temperatura deseada, cambiarlo a mínima potencia, para que esta temperatura se mantenga.

casa moderna con calefaccion

El brasero está pensado para calentar habitaciones pequeñas, por lo que no es tan eficaz en habitaciones grandes. Además, si se usan en espacios muy pequeños, es mejor usar una potencia más baja para ahorrar energía. (Fuente: Enstad: qtea7C9ht5o/ unsplash.com)

Criterios de compra

Antes de comprar un brasero, debes tener en cuenta algunos criterios que te ayudaran a comparar y decidir cuál es el que mejor se ajusta a tu hogar. Para hacerte esta decisión más sencilla, aquí te dejamos los más importantes:

Relación calidad-precio

Cuando queremos comprar cualquier electrodoméstico siempre intentamos buscar la mejor opción respecto a la relación calidad-precio. Con los braseros pasa lo mismo, buscamos un brasero que caliente nuestro hogar de manera agradable, sin arruinarnos. Para valorarlos, vamos a usar la clasificación de tipos que vimos en la guía de compras.

  • Con ventilador. Estos braseros son probablemente los más caros. Esto es debido al coste de los ventiladores axiales que llevan acoplados en su interior. Aún así, este coste se ve compensado por la rapidez que tienen estos braseros para calentar un cuarto.
  • Con termostato. Estos braseros solo se mantienen encendidos cuando es necesario, por lo que ayudan a ahorrar en la factura de la luz. Desde mi punto de vista, esto es lo primero que deberías considerar si quieres gastar un poquito más en el momento de la adquisición pero ahorrar a medio-largo plazo.
  • De calor negro. Estos consumen aún menos que los braseros con termostato, porque ayudan a calentar sin necesidad de poner una potencia alta. A menor potencia, menor consumo. Por lo que, en cuanto a la calidad-precio son muy eficientes.

Potencia

La potencia de un brasero es el criterio de compra más importante, ya que de ella depende el calor que emite el aparato. A mayor potencia, más calor emitirá y mejor calentará la estancia, pero también, mayor será su consumo energético, por lo que hay que encontrar el brasero que mejor se ajuste a nuestras necesidades.

La potencia de los braseros va desde 200 W a 950 W.

Para saber cuanta potencia vas a necesitar, debes tener en cuenta que 100 W de potencia pueden calentar 1 metro cuadrado. También debes recordar que la mayoría de braseros tienen varios niveles de potencia. Detallaremos estos en el criterio “Regulación de la temperatura”.

Seguridad

Otro factor importante, son los sistemas de seguridad que tenga el brasero. A continuación, se enumeran varios complementos que ayudan a mantener nuestro hogar a salvo:

  • Protección contra el sobrecalentamiento. O sistema de apagado automático: Desconecta el aparato en caso de sobrecalentamiento.
  • Sistema antiincendios: Hace que el brasero se desconecte si se detecta que alguna tela u objeto entra en contacto con el aparato. Muy útil en las mesas camillas.
  • Materiales: Optar por materiales resistentes al calor, como el acero.
  • Asas con tacto frío u otros componentes que nos permita coger el aparato con las manos sin sufrir riesgo de quemaduras.

Ubicación

Otra cosa que tendrás que pensar antes de adquirir un brasero es dónde lo vas a poner. Dependiendo de la ubicación, se debe tener en cuenta el peso, las medidas del dispositivo o si trae complementos como un gancho o patas.

La mayoría de los braseros están diseñados para colocarlos en mesas camillas. Aunque también hay otros que se pueden colgar de la pared con un gancho. Otra opción es dejarlos en el suelo, con unas patas que impidan el contacto con alfombras, evitando que estas se inflamen.

También necesitaremos saber la ubicación para calcular la longitud del cable, como hemos detallado en el próximo criterio, “Longitud del Cable”.

Longitud del cable

Al ser un producto eléctrico, necesita un cable de alimentación para conectarlo a la luz. Este, debe tener un tamaño suficiente para conectarse directamente a algún enchufe cercano.

Puedes encontrar braseros con cables desde 1 hasta 3 metros. En caso de que el cable del brasero sea demasiado corto, puedes usar algún alargador, pero este te costará entre 15-20 €, puede llegar a molestar y afecta a la decoración de la habitación, por lo que merece la pena gastar unos minutos en mirar esto.

Regulación de la temperatura

A veces, un brasero puede dar demasiado calor y es importante regular la temperatura de manera adecuada. Muchos braseros cuentan con interruptores para seleccionar la potencia. De esta forma, se puede graduar el calor que emite y no derrochar energía. También, es importante que los interruptores tengan pilotos luminosos, ya que a veces en la oscuridad de una mesa camilla es difícil saber que resistencia está encendida.

Existen braseros que incorporan un termostato para que el aparato se apague al alcanzar determinada temperatura y volverse a encender cuando baje de nuevo. Esto es muy beneficioso, pues ayuda a aligerar la factura de la electricidad.

Resumen

Los braseros son dispositivos encargados de calentar nuestros hogares. Son muy eficientes en espacios pequeños, sencillos de usar y asequibles. Otro beneficio es que son ligeros y fáciles de transportar, por lo que puedes usarlos tanto en casa como en la oficina.

Es un método de calefacción que te ayuda a ahorrar energía focalizando el calor solo en las zonas necesarias. Siguiendo unas precauciones básicas, son dispositivos bastante seguros. Principalmente, nunca deben dejarse sin vigilancia ni cerca de alfombras o pelusas que pudieran arder.

(Fuente de la imagen destacada: Oksana Skidanova: 118856987/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones