Última actualización: 23 julio, 2020

Nuestro método

10Productos analizados

15Horas invertidas

13Artículos evaluados

37Opiniones de usuarios

Los termos eléctricos son la mejor alternativa a los calentadores de gas. En particular los horizontales son ideales para instalaciones en ubicaciones con limitaciones de espacio vertical. Su instalación es realmente sencilla y rápida, ya que no necesitan ventilación ni medidas especiales de seguridad. Y no precisan de revisiones periódicas ni de un gran mantenimiento.

Además, con ellos, puedes disponer de agua caliente de forma prácticamente instantánea y a una temperatura generalmente constante. En la actualidad, existe una gran variedad de modelos con distintas capacidades, por lo que tienes diferentes opciones para elegir el que más te convenga. Su principal desventaja es el mayor coste de la energía eléctrica.




Lo más importante

  • Los calentadores eléctricos horizontales pueden instalarse fácilmente en diferentes ubicaciones. Son especialmente indicados para espacios con dimensiones reducidas, como altillos o falsos techos.
  • Una de las grandes ventajas de los termos eléctricos horizontales es que no precisan de complicadas instalaciones ni de un gran mantenimiento.
  • Los criterios de compra que mejor te pueden ayudar a elegir un termo eléctrico horizontal son su capacidad, el lugar en el que vayas a instalarlo, su potencia y el tipo de resistencia que integran.

Los mejores termos eléctricos horizontales del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te presentamos nuestra completa selección con algunos de los mejores termos eléctricos horizontales.

El termo eléctrico horizontal de 80 litros con la mejor relación calidad-precio

Termo eléctrico de 1.500 W (vatios) de potencia, 80 litros de capacidad y con una magnífica relación calidad-precio. Cuenta con una resistencia blindada con un ánodo de magnesio.

Está fabricado con acero galvanizado y se presenta en un típico acabado blanco mate. Cuenta con válvula de seguridad y de retención. Se trata de un modelo de dos anclajes, siendo su instalación muy fácil. Su clasificación energética es nivel D.

El mejor termo eléctrico horizontal Junkers

Termo eléctrico horizontal de Junkers (grupo Bosch) con 80 litros de capacidad y una potencia de 1.500 W. Cuenta con un sistema de control electrónico de la temperatura y un display que muestra la temperatura, que se puede ajustar entre 30 ºC y 65 ºC. Dispone de protección por ánodo de magnesio.

Tiene un nivel de eficiencia energética C. Es muy fácil de instalar, viene con una plantilla de instalación. Y tiene una garantía de tres años.

El mejor termo eléctrico de 80 litros de gama alta

Termo eléctrico horizontal de la gama Pro 1 Eco de la marca italiana Ariston con 80 litros de capacidad y una potencia de 1.800 W. Cuenta con un termostato electrónico para el control de la temperatura. Además, gracias a la función Eco Evo de CoreTech, el termo guarda información de tus hábitos y se adapta a ellos.

Está fabricado con materiales de alta calidad para una máxima durabilidad y un máximo respeto al medio ambiente.

El mejor termo eléctrico horizontal Cointra

Termo eléctrico horizontal de Cointra con capacidad para 76 litros, 1.500 W de potencia y con termostato regulable. Cuenta con una capa aislante de poliuretano extendido de 25 mm de espesor y con una clasificación energética C.

Integra una resistencia blindada y un ánodo de magnesio independiente de la resistencia para reducir la fijación de cal. El calderín es de acero con esmalte vitrificado con "Sistema Blue Silicon".

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los termos eléctricos horizontales

La compra de una termo eléctrico supone una importante inversión económica. Además, a no ser que seas un instalador profesional, no es probable que sea algo que hagas todos los días. Es normal, por tanto, que puedas tener algunas dudas durante el proceso de compra. Te hemos preparado esta sección para que puedas resolverlas.

Los calentadores eléctricos horizontales pueden instalarse fácilmente en diferentes ubicaciones. (Fuente: Auremar: 138446025/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los termos eléctricos horizontales?

La gran cantidad de ventajas que ofrecen los termos eléctricos en general y los horizontales en particular han contribuido a que cada vez sean más las personas que apuesten por su instalación. Puedes consultarlas en el siguiente cuadro.

Ventajas
  • Se pueden instalar en espacios más reducidos.
  • Te permiten disponer de agua caliente de forma prácticamente inmediata.
  • Su instalación es muy sencilla.
  • No precisan ventilación ni medidas de seguridad especiales.
  • No precisan revisiones periódicas ni un gran mantenimiento.
  • Se pueden conectar a un panel fotovoltaico.
  • No precisan un caudal de agua mínimo para funcionar.
Desventajas
  • La energía eléctrica tiene un coste superior al del gas natural.
  • Son sensibles a los efectos de la cal en el agua.
  • La cantidad de agua caliente está limitada.

¿Para quién es recomendable comprar un termo eléctrico horizontal?

En general, los termos eléctricos son la mejor solución si tu vivienda carece de instalación de gas. Además, en concreto, los horizontales son una alternativa ideal a los verticales si el lugar en el que vas a instarlo no tiene suficiente espacio, especialmente si los techos no son muy altos. Así, se pueden montar encima de un armario, de la bañera, del lavabo o del fregadero.

Son ideales para las casas en el campo y en áreas alejadas de grandes núcleos urbanos. Así, es muy común utilizarlos en segundas residencias en las que no se requiere de calefacción y en las que el consumo de agua caliente suele ser menor. Se pueden conectar a una instalación de placas solares y, de este modo, reducir a cero el coste de calentar el agua.

¿Cómo puedes reducir el consumo de los termos eléctricos horizontales?

Uno de los aspectos a las que hay que prestar especial atención cuando se utilizan termos eléctricos es su consumo energético. Como hemos visto, no son tan eficientes como las calderas de gas. Sin embargo, si tienes en cuenta una serie de cuestiones, puedes reducir su consumo considerablemente.

  1. Apágalo cuando te vayas a de vacaciones o vayas a estar varios días fuera de casa.
  2. Si lo programas, puedes llegar a reducir hasta un 20 % el consumo eléctrico.
  3. Ubícalo cerca de la zona donde vayas a necesitar más agua caliente. Por eso, generalmente se suele instalar en el baño.
  4. No lo fuerces a trabajar a la temperatura máxima.
  5. Conéctalo a un panel solar.
  6. Utiliza un perlizador, que es un dispositivo que mezcla aire con agua y permite reducir el consumo de agua.

Una de las grandes ventajas de los termos horizontales es que pueden instalarse en diferentes lugares. (Fuente: Dmytro: 117135905/ 123rf.com)

¿Qué tipos de termos eléctricos existen?

Es posible que aún no tengas claro si te conviene más un tipo de termo eléctrico u otro. Para que puedas salir de dudas, en la siguiente tabla comparamos los tres tipos que existen: verticales, horizontales y reversibles.

Vertical Horizontal Reversible
Ubicación Se instalan en baños, cocinas e incluso garajes. Son ideales para instalarlos encima de puertas, altillos, en falsos techos, en el suelo y en combinación con paneles solares en exteriores de viviendas. Son versátiles, pudiendo instalarse en diferentes ubicaciones.
Toma de agua caliente En el punto más alto. En el punto más alto. La punta está casi perpendicular al resto del tubo.
Entrada del agua fría En el centro del termo. En el centro del centro. Descentrada.
Ubicación del termostato Centrada. Centrada. Descentrada.
Zona muerta con aire No. No. Sí.

Criterios de compra

Tener en cuenta algunos criterios de compra te va a ayudar a elegir el termo eléctrico horizontal que mejor se adapta a tus necesidades. Sin embargo, elegir los criterios adecuados no siempre es fácil. Desde la redacción de REVIEWBOX, queremos proponerte los siguientes.

Lugar en el que vas a instalarlo

Una de las grandes ventajas de los termos horizontales es que pueden instalarse en diferentes lugares. Sin embargo, eso no quiere decir que no tengas que tener en cuenta una serie de cuestiones a la hora de elegir el termo. Para empezar, la pared en la que vayas a anclarlo debería ser capaz de resistir tres veces su peso con el depósito de agua lleno.

Además, debe haber, al menos, una distancia de 50 cm entre el termo y las paredes. Lo recomendable es instalarlo lo más cerca posible del baño. Conviene que esté cerca de una toma de agua y un enchufe. En el caso de que el termo vaya conectado a un sistema de paneles solares, puede instalarse en el exterior de la vivienda en el tejado junto a los paneles.

Los termos eléctricos son la mejor alternativa a los calentadores de gas. (Fuente: Popov: 43082928/ 123rf.com)

Capacidad

La capacidad que vas a necesitar que tenga el termo va a depender principalmente del número de personas que haya en la vivienda o que vayan a usar el agua caliente. Se suele considerar que de media una persona consume entre 25 l y 30 l de agua al día. En la siguiente tabla, tienes una relación orientativa entre el volumen del termo y el número de personas que lo van a usar.

Número de personas/duchas consecutivas Capacidad del termo en litros
Una persona 30 l
Dos personas o dos duchas consecutivas 50 l
Dos o tres personas, o dos o tres duchas consecutivas 80 l
Tres personas o tres duchas consecutivas 100 l
Cuatro personas o cuatro duchas consecutivas 150 l

Tipo de resistencia

La resistencia es el componente del termo que se encarga de calentar el agua y mantenerla a la temperatura indicada. Actualmente, las resistencias pueden ser de tres tipos:

  • Blindadas: Que tienen la ventaja de calentar el agua más rápidamente, ya que transmiten el calor al agua de forma directa. Sin embargo, no son indicadas para zonas con agua muy dura porque pierden mucha eficacia cuando la cal se va depositando directamente sobre ellas.
  • Envainadas: Que reciben este nombre porque están recubiertas por una vaina que tienen la misión de protegerlas de la cal. Calientan el agua más lentamente. Son ideales para zonas costeras.
  • Envainadas con ánodo de magnesio: Son las más indicadas para las zonas en las que el agua es muy dura. Cuando se deposita mucha cal, únicamente es necesario cambiar el ánodo.

Revestimiento y aislamiento de la cuba

Un revestimiento de la cuba más resistente a la cal y a los efectos de la corrosión va a aumentar la durabilidad del termo. Una de las mejores opciones son los revestimientos vitrificados o vitrocerámicos. Por otra parte, con un óptimo aislamiento de la cuba se logra que el agua conserve la temperatura más tiempo.

De esta forma, el termo será más eficiente energéticamente (y también medioambientalmente), ya que se producirán menos perdidas de calor. Para lograrlo, es necesario que el espesor sea el adecuado y que no haya puentes térmicos. A la larga adquirir uno con materiales y diseño de mejor calidad acaba mereciendo la pena.

Anna SayerasProduct Marketing Manager de ARISTON

"Un termo eléctrico eficiente energéticamente hablando debe evitar al máximo posible la dispersión de la temperatura conseguida en el depósito. Es decir, que el agua caliente dentro del depósito se consuma justo cuando se produce o que no se disperse gracias a un buen aislamiento".

Potencia, eficiencia energética y consumo energético

En última instancia, el factor que más influencia tiene en el consumo de energía de un termo eléctrico es su potencia. Cuanto mayor sea su potencia en vatios (W), más elevado será el gasto energético. Una forma de reducirlo es adquirir un termo con programador, ya que este te va permite programar el encendido y apagado del equipo según tus necesidades y horarios.

Al final, el conjunto de todos estos factores son los que van a acabar determinado el nivel de eficiencia energética del termo. Por desgracia, aunque los nuevos modelos han mejorado mucho en este aspecto su eficiencia aún no suele ser muy alta. Así, lo más habitual es encontrar termos eléctricos con niveles C o inferiores.

Resumen

Los termos eléctricos son ideales para instalarlos en segundas viviendas o en aquellas que carecen de instalación de gas. Además, los de diseño horizontal destacan por adaptarse especialmente bien a espacios más reducidos, como falsos techos o altillos. También es habitual instalarlos junto con placas de paneles solares en los exteriores de las viviendas.

Dependiendo del uso y del número de personas que vayan a utilizarlo, vas a necesitar uno de mayor o menor capacidad. De ello, va a depender también su potencia. Además, a la hora de elegir cuál te conviene más, es importante que tengas en cuenta las propiedades del agua de tu región. Si tiene una alta concentración en cal no te conviene elegir uno con resistencia blindada.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Grybanov: 50835536/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?