Última actualización: 9 octubre, 2020

Nuestro método

9Productos analizados

20Horas invertidas

38Artículos evaluados

26Opiniones de usuarios

Cuando llega el frío del invierno, no hay nada que agradezcamos más que llegar a casa y encontrarla a una temperatura agradable. Es en esos momentos, cuando más valoramos esos antiestéticos radiadores que no pegan ni con cola con el resto de la decoración del hogar y que, sin embargo, cumplen una función fundamental. Aún así, visualmente no terminan de encajar.

Afortunadamente, existe una forma fácil de resolver esta última cuestión. Los cubrerradiadores permiten disimular los radiadores de una forma sencilla, cómoda y efectiva. Además, existe tal variedad de modelos, diseños y tamaños que es prácticamente imposible que no encuentres uno que combine con el resto de la decoración de tu vivienda, negocio u oficina.




Lo más importante

  • Los cubrerradiadores no solo ofrecen ventajas a nivel estético, también ayudan a evitar accidentes, especialmente en el caso de los niños o mascotas, y sirven como mueble auxiliar.
  • Existe una gran variedad de modelos de cubrerradiadores, desde los que presentan diseños más clásicos hasta los más innovadores que pueden transformarse en mesas de estudio.
  • De cara a comprar un cubrerradiador, te conviene analizar algunos criterios de compra. Los más importantes son la habitación donde lo vas a instalar, las dimensiones del radiador y su diseño.

Los mejores cubrerradiadores del mercado: nuestras recomendaciones

Antes de entrar de lleno en la guía de compra, queremos presentarte nuestra completa selección de muebles cubrerradiadores. En ella, hemos incluido cinco de las mejores opciones disponibles actualmente en el mercado. Son una pequeña muestra de la gran cantidad de posibilidades entre las que puedes elegir.

El cubrerradiador con mejor relación calidad-precio

Un auténtico superventas gracias a su magnífica relación calidad-precio. Presenta un diseño que aúna a la perfección la estética con la funcionalidad y que lo hace ideal para todo tipo de estancias. Está disponible en varias formas y tamaños.

Está fabricado con tableros de fibra de densidad media, con acabados en color blanco mate y con listones verticales que le dan un estilo moderno. Es muy fácil de montar. Permite una óptima salida del calor.

El mejor cubrerradiador con puerta abatible

Práctico y funcional cubrerradiador con un diseño al mismo tiempo sobrio y elegante. Cuenta con una puerta delantera abatible, que permite revisar el radiador y está disponible en varios colores.

Se trata de un mueble ideal para un pasillo o una habitación, si bien en función de la decoración también se puede adaptar a algunos salones. Su instalación no es excesivamente complicada.

El mejor cubrerradiador de vidrio para ambientes sofisticados

Elegante y moderno cubrerradiador de gran calidad y de la prestigiosa marca Tecnocubo Systems. Ideal para salones de ambientes sofisticados. Está constituido por una estructura de acero inoxidable y cinco placas de cristal, dos frontales, dos laterales y una en la parte posterior.

Está disponible en cuatro tamaños diferentes, eso sí, únicamente en color blanco. Por desgracia, su precio no está alcance de todos los bolsillos.

El mejor cubrerradiador fabricado a medida

Un cubrerradiador ideal para quienes necesitan un mueble a medida. Se presenta en un elegante diseño con listones horizontales y con acabados en lacado blanco mate de gran calidad. Está fabricado con tableros de fibra de densidad media y cuenta con rebaje para rodapiés.

Su instalación y montaje son realmente sencillos, tan solo es necesario un destornillador de estrella, facilitando el fabricante el resto de elementos necesario para ello.

El mejor cubrerradiador para el salón

Un cubrerradiador de gran calidad, fabricado con madera natural de mindi, que destaca por su gran resistencia y por su gran densidad. El mueble está realizado a mano de forma artesanal.

Se presenta en un elegante diseño de corte clásico con láminas verticales. Está disponible en tres medidas diferentes. Un cubrerradiador ideal para viviendas, tanto para pasillos, como salones y dormitorios.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los cubrerradiadores

Como en todo proceso de compra, es posible que te surjan algunas dudas. Para que puedas resolverlas y afrontes la elección de un cubrerradiador lo mejor informado posible, te hemos preparado esta sección con toda la información sobre este tipo de muebles.

Los cubrerradiadores no solo ofrecen ventajas a nivel estético, también ayudan a evitar accidentes, especialmente en el caso de los niños o mascotas, y sirven como mueble auxiliar. (Fuente: Dmitrimaruta: 116170728/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los cubrerradiadores?

Como su nombre indica, los cubrerradiadores son muebles pensados para cubrir los radiadores. Se instalan en las paredes y suponen una interesante alternativa decorativa con la que se consigue ocultar totalmente los radiadores sin afectar a su funcionamiento. Pueden estar fabricados por diferentes tipos de materiales, aunque lo más habitual es que sean de madera.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los cubrerradiadores?

Son cada vez más las personas que están apostando por integrar los radiadores en la decoración del hogar. Y de todas ellas, una gran mayoría apuesta por los cubrerradiadores. No es de extrañar, viendo la gran cantidad de ventajas que ofrecen.

Ventajas
  • Mejoran estéticamente la decoración de la vivienda, negocio u oficina.
  • Ayudan a evitar quemaduras accidentales.
  • Hacen las funciones de mueble auxiliar.
  • Permiten disimular los viejos y desgastados radiadores de algunas viviendas.
  • Ayudan a recuperar parte del espacio ocupado por el radiador.
  • Protegen el radiador frente a posibles golpes.
  • Protegen los radiadores de la posible acumulación de polvo.
  • Ayudan a reducir el ruido provocado por el funcionamiento del radiador.
Desventajas
  • Pueden dificultar las labores de mantenimiento del radiador.
  • Pueden provocar que se produzcan perdidas de calor.

¿Para quién es recomendable comprar un cubrerradiadores?

Los cubrerradiadores son ideales para viviendas, oficinas y establecimientos comerciales. En especial, son especialmente convenientes para familias con niños pequeños o con mascotas, ya que les puede proteger de quemaduras accidentales. Desde un punto de vista estético, son la mejor forma de disimular los radiadores.

En particular, son especialmente necesarios para esos casos en los que el radiador presenta un aspecto viejo y desgastado. A fin de cuentas, sustituir el radiador por uno nuevo normalmente tiene un coste mucho más elevado y darle una mano de pintura tampoco termina de ser la mejor solución. También hay quien los emplea para ocultar enchufes o desperfectos en las paredes.

foco

Los cubrerradiadores permiten recuperar espacios en las habitaciones que de otro modo quedan desaprovechados.

¿Qué otros usos pueden tener los cubrerradiadores?

Los cubrerradiadores no solo tienen un valor decorativo o de seguridad, también tienen ciertas funcionalidades prácticas. La más habitual es como mueble de apoyo de otros elementos decorativos, como floreros, jarrones o marcos de fotografía. Sin embargo, también los hay que pueden hacer las veces de muebles de almacenaje auxiliar.

De hecho, existen diseños pensados para su instalación en el pasillo que también cumplen la función de zapateros. Otros se transforman en mesas abatibles. Son sin duda, una magnífica opción para dormitorios y estudios con problemas de espacio. También hay modelos que toman forma de bancos de descanso.

¿Qué mantenimiento precisan los cubrerradiadores?

Por norma general, se suele recomendar limpiar el interior de los cubrerradiadores, como mínimo, dos veces al año. Se puede hacer con un simple trapo y cualquier tipo de limpiador de muebles. De esta forma, te aseguras de que no se acumule polvo y suciedad en su interior. Además, también evitas que se oculten insectos en su interior.

Existe una gran variedad de modelos de cubrerradiadores, desde los que presentan diseños más clásicos hasta los más innovadores que pueden transformarse en mesas de estudio. (Fuente: Poplasen: 75743060/ 123rf.com)

Criterios de compra

Como hemos visto, la función del cubrerradiador es triple. Por un lado, estética, por otro, funciona como elemento de seguridad y, por último, hace las veces de mueble auxiliar. De ahí la importancia de contar con unos criterios de compra adecuados que te permitan elegir el más indicado para estos tres cometidos.

Estancia en la que vas a instalar el cubrerradiador

No te descubrimos nada nuevo si te decimos que no necesitas el mismo tipo de cubrerradiador para la cocina que para el salón o para el cuarto de los niños. Para este último caso, sobre todo, si son muy pequeños, es importante que te asegures de que no pueden acceder al radiador. Además, lógicamente, tienen que tener un diseño más desenfadado.

Una interesante opción si el radiador queda bajo la ventana, es cubrirlo con una especie de banco al que se le pueden añadir cojines. Para el pasillo, te puede convenir uno que tenga un diseño de mueble auxiliar en forma de cómoda. Así, podrás utilizarlo para dejar las llaves y otros objetos, así como adornarlo con un florero o un jarrón.

Una de las ventajas de los cubrerradiadores es que ayudan a reducir el ruido provocado por el funcionamiento del radiador. (Fuente: Białasiewicz: 106880522/ 123rf.com)

Diseño

Antes de elegir el cubrerradiador, te conviene pensar qué tipo de diseño encaja mejor con la decoración de la estancia en la que vas a instalarlo. En ese sentido, no solo tienes que considerar el mobiliario presente, sino también qué tipo de habitación es. Así, para la cocina funcionan mucho mejor los diseños más funcionales y en colores blancos o en tonos claros.

Para el salón existen multitud de posibilidades. Hay modelos que combinan la madera con el cristal. Los hay con un estilo clásico, vanguardista, rustico, vintage, moderno o minimalista, entre otros. En última instancia, piensa que a nivel estético lo mejor que se puede decir de un cubrerradiador es que pasa desapercibido y que se mimetiza con su entorno.

Dimensiones

Inevitablemente, las dimensiones del cubrerradiador van a venir delimitadas por las propias del radiador. En general, se recomienda añadir un 10 % al tamaño de este, entre otros motivos para facilitar la salida del calor. Además, tienes que asegurarte de que el cubrerradiador cuenta con un rebaje adecuado para adaptarlo a los rodapiés.

Por lo general, la mayoría de los fabricantes ofrecen sus productos en diferentes tamaños y factores de forma. Además, en algunos casos, también los fabrican a medida. No cabe duda de que esta última opción ofrece una mayor flexibilidad, aunque lógicamente también tiene un coste más elevado.

foco

Los cubrerradiadores radwraps presentan diseños que admiten estampados personalizados y que además son muy económicos.

Material

Puedes encontrar cubrerradiadores de diferentes materiales. Como te explicamos a continuación, lo más habitual es que estén fabricados con madera, vidrio, elementos metálicos o con una combinación varios de estos materiales.

  • Madera: Sin duda, es el material más habitual. Eso sí, no todas las maderas son iguales. En concreto, en los últimos años, se han popularizado mucho los de MDF (tableros de madera de fibra de densidad media), dado su bajo precio y su gran versatilidad.
  • Vidrio: Otro material que se utiliza con frecuencia son las placas de vidrio, que son particularmente convenientes para las decoraciones más minimalistas o para las ambientaciones más sofisticadas.
  • Metálicos: También son muy habituales los cubrerradiadores metálicos o que integran algunas partes de metal para favorecer la distribución del calor. Así, son muy comunes los de aluminio. Son especialmente apreciados los de hierro forjado, ya que tienen un gran valor ornamental. Se utilizan a menudo para decoraciones de estilo rústico o de estilo romántico. Los hay también que están fabricados con materiales reflectantes en su interior para evitar que la madera absorba el calor.

Instalación

La instalación de la mayoría de los cubrerradiadores suele ser bastante sencilla, facilitando, por lo general, todos los fabricantes las instrucciones y los elementos necesarios para ello. Sin embargo, nunca está de más que te asegures de que es así, en particular si tienes pensado realizar el montaje tú mismo.

Además, es fundamental que te asegures de que cuentas con las herramientas necesarias para ello. Lo más habitual es que únicamente precises de un destornillador y, tal vez, un taladro. Y, sobre todo, te conviene comprobar que las instrucciones de montaje vienen en español y son lo suficientemente claras.

Resumen

Las últimas tendencias en decoración apuestan cada vez más por disimular los radiadores con muebles cubrerradiadores. Y no es que estén descubriendo nada nuevo, esto es algo que ya se venía haciendo desde hace muchos años. La novedad es la cada vez mayor variedad de modelos y diseños entre los que elegir.

Los cubrerradiadores no solo permiten mejorar la estética de una habitación, también ayudan a evitar accidentes, especialmente en el caso de los niños y las mascotas. Además, también pueden hacer las veces de muebles auxiliares. En algunos casos, incluso permiten desplegar una pequeña mesa de estudio o toman la forma de pequeños bancos de descanso.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Editor77: 99130920/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?