Última actualización: 9 octubre, 2020

Nuestro método

19Productos analizados

22Horas invertidas

7Artículos evaluados

150Opiniones de usuarios

Que levante la mano quien, en un día de compras, no ha deseado tener en casa la ropa así de bien organizada. ¡Todos lo hemos pensado en algún momento! ¿Pues sabes cuál es el secreto? Los carros de ropa que utilizan en las tiendas. Los burros de toda la vida.

Gracias a ellos, la ropa queda expuesta y nos parece incluso más bonita. Entonces, ¿por qué no hacer lo mismo con la que tienes en casa? ¡Claro que puedes! De hecho, hoy hemos venido a contarte cómo hacerlo y darte las mejores claves.




Lo más importante

  • ¿Cuántas veces al año ordenas tu armario? ¿Y cuántas veces cuando lo haces encuentras prendas que no recordabas? Si la respuesta es “muchas”, necesitas un burro.
  • Con un burro o carro de ropa, mantendrás tus prendas siempre visibles y más ordenadas que nunca. ¡Será imposible que olvides ninguna!
  • Eso sí, no vale cualquiera. Para elegir el más adecuado para ti, ten en cuenta criterios de compra como el diseño, la capacidad, la versatilidad y la organización del espacio.

Los mejores carros de ropa del mercado: nuestros favoritos

Podría decirse que hay tantos carros de ropa como habitaciones. O, por lo menos, que existe uno ideal para cada una de ellas. Como nos hemos dado cuenta de que existen multitud de modelos diferentes, a continuación te mostramos nuestros favoritos. A ver qué te parecen.

El burro más práctico

Este carro de ropa es práctico y funcional. A pesar de su diseño minimalista metálico, cuenta con un gran espacio de almacenaje: una barra superior, dos baldas en la parte inferior y seis ganchos en los laterales para accesorios, bolsos o sombreros.

Aunque es muy ligero, soporta un gran peso. Además, su estética acabará por convertir este burro en un elemento más de la decoración de tu hogar.

El mejor burro de madera

Si la madera va más con tu decoración, este es el burro que andas buscando. Está fabricado con bambú, lo que le otorga una apariencia natural y cálida que queda genial en cualquier estancia.

Cuenta con una barra superior y otra inferior, una balda en la parte de abajo y un perchero adyacente en un lateral. Se monta con gran facilidad y su limpieza también es sencilla gracias a sus ruedas.

El mejor burro 2 en 1

Con este burro 2 en 1 podrás disfrutar de todas las ventajas de un carro de ropa y de una estantería al mismo tiempo. En la parte derecha, contarás con una barra superior para colgar la ropa y una balda inferior.

En la parte izquierda, cuatro baldas para colocar de forma ordenada las prendas que van dobladas. En este carro se une el diseño metálico con el de madera.

El burro más sencillo

Si no cuentas con demasiado espacio, este burro fabricado en bambú será ideal para ti. Además de la barra superior y la balda inferior, cuenta con cuatro ganchos laterales para colgar accesorios.

Su forma en A te permite plegarlo cuando no lo estés utilizando para ahorrar espacio. Se monta y desmonta con gran facilidad y en poco tiempo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los carros de ropa

Vale, los hemos visto millones de veces en las tiendas. Pero, ¿de verdad te los imaginas en tu propia habitación? Es muy probable que, sobre todo la primera vez que te lo planteas, te surjan algunas dudas. No te preocupes, porque en esta sección respondemos a todas esas cuestiones sobre los carros de ropa.

Con un burro o carro de ropa, mantendrás tus prendas siempre visibles y más ordenadas que nunca. ¡Será imposible que olvides ninguna! (Fuente: Shironosov: 131380161/ 123rf.com)

¿Son todos los carros de ropa iguales?

¡Por supuesto que no! Como has visto en la sección anterior, si bien todos tienen unas características comunes, podemos encontrar modelos muy diferentes. Esto supone toda una suerte, ya que siempre daremos con el que más se adapta a la decoración de nuestra habitación. A grandes rasgos, podemos hablar de:

  • Carros de ropa clásicos y sencillos: los más básicos de todos, con cuatro patas y una barra superior para colgar la ropa.
  • Burros completos: que, además de la barra superior, incluyen baldas, compartimentos y cajones diferentes para poder organizar mejor las prendas.
  • Carros plegables, extensibles y portátiles: son lo de peor calidad, pero los que más prácticos resultarán si no los queremos utilizar más que en ocasiones puntuales. Se montan y desmontan con gran facilidad y ocupan poco espacio de almacenamiento.

¿Y no se estropeará la ropa si la tengo fuera del armario?

Una de las preguntas que más frecuentemente nos hacemos cuando nos planteamos hacernos con un carro de ropa para casa es esta. Pero no sabemos lo equivocados que estamos. Si bien es cierto que la ropa fuera del armario puede coger más polvo que dentro de él, en ningún caso se estropeará.

Siempre y cuando mantengamos una limpieza correcta y frecuente, por supuesto. Además, el hecho de que la ropa se encuentre fuera del armario también tiene su lado bueno. De esta forma, las prendas se airean entre una puesta y otra y no cogen el olor a cerrado que muchas veces encontramos en los armarios.

Los carros de ropa son muy útiles y prácticos para habitaciones en las que no hay mucho espacio de almacenaje. (Fuente: Jekic: 125940410/ 123rf.com)

De hecho, puede que estés estropeando tu ropa sin saberlo

En efecto. Muchas veces pensamos que ciertas prácticas estropearán nuestra ropa sin darnos cuenta de que son justo las contrarias las que lo hacen. A continuación, te mostramos los errores que más solemos cometer y que dañan nuestras prendas:

  • Cualquier percha vale: unas perchas de mala calidad pueden terminar por estropear nuestra prenda favorita. Es importante que las elijamos en función del peso y el tejido de cada prenda.
  • Creemos que nuestro armario es el bolsillo de Doraemon: y no, no lo es. Evita guardar ropa en exceso, ya que terminará aplastada al fondo de un cajón. Además de ser poco práctico, no es lo mejor para cuidar de ella.
  • Nos encanta colgarlo todo: y no todas las prendas se pueden colgar. Como, por ejemplo, los jerséis, sobre todo los de algodón o lana, que acaban perdiendo su forma por colgarlos.
  • Cuando termina la temporada, nos despreocupamos: este es uno de los errores más grandes. Debemos prestar más atención a la forma y el lugar en el que guardamos la ropa que no es de temporada para que, después, siga en buen estado.
  • Lavamos la ropa con demasiada frecuencia: en casa o en la tintorería. Con cada lavado, las prendas se deterioran. Piensa en esto antes de echar cualquier prenda al cesto de la ropa sucia.

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de los burros?

Como todo, los carros de ropa o burros tienen sus pros y sus contras. La clave, sin ninguna duda, está en saber sacarle el mayor partido posible a sus ventajas e intentar minimizar las desventajas. ¿Y cómo hacerlo? Pues, lo primero de todo, conociéndolas. Fíjate bien:

Ventajas
  • Son muy útiles y prácticos para habitaciones en las que no hay mucho espacio de almacenaje
  • Nos permiten ver todas las prendas con un solo vistazo y ser más conscientes de lo que tenemos
  • También son un elemento decorativo que le dará un toque sofisticado a la estancia
  • Al estar a la vista, son un incentivo para mantener la ropa siempre ordenada
Desventajas
  • Las prendas están más expuestas al polvo y los olores, por lo que habrá que realizar una limpieza más profunda y frecuente
  • No son adecuados para todo tipo de prendas: los abrigos, bolsos grandes o mantas darán un aspecto algo agobiante
  • No cuentan con ese espacio extra de almacenamiento para, por ejemplo, las maletas

¿Qué otros usos puede tener un carro para ropa?

¡Siempre pensando a lo grande! Y bien hecho. La verdad es que nos encanta buscarle varios usos a cada nuevo artículo que entra en casa. Pues bien, con el carro de ropa podrás hacerlo. De hecho, hay quien los tiene y en absoluto los utiliza como armario. También puede servir como:

  1. Perchero que colocar en la entrada para dejar los abrigos y bolsos al volver a casa.
  2. Accesorio extra de nuestro armario para colocar la ropa que nos pondremos al día siguiente.
  3. Armario para la ropa de los niños o sus uniformes del colegio u otras actividades.
  4. Simple elemento decorativo, ¡hay modelos ideales!

Los carros de ropa nos permiten ver todas las prendas con un solo vistazo y ser más conscientes de lo que tenemos. (Fuente: Amikishiyev: 46909262/ 123rf.com)

Criterios de compra

¿A que ahora que han quedado resueltas todas las dudas lo ves mucho más claro? Pues bien, ya que te has decidido a comprar un carro de ropa, no debes ser impulsivo y escoger el primero que encuentres. Para elegir el que más te conviene, fíjate en los criterios de compra que te mostramos a continuación.

Material y diseño

Recuerda que el burro será algo visible en tu habitación. Y, como tal, formará parte de la decoración del mismo. Por ello, lo primero en lo que deberías fijarte es en el material y diseño, de forma que vaya en consonancia con el resto de la estancia. Por lo general, podemos encontrar carros de ropa de madera o metálicos, cada uno con sus ventajas:

Carros de ropa de madera Carros de ropa metálicos
- Su diseño es clásico, natural y cálido.

- Existen modelos con estéticas muy diferentes, ya que la madera es un material muy versátil.

- Se trata de un mueble ecológico fabricado a mano en muchas ocasiones.

- Son muy duraderos y robustos, aunque habrá que prestar atención al cuidado de la madera.

- Presentan un diseño más moderno y sofisticado.

- Puedes encontrar diseños en negro o plateado, según lo que más te convenga.

- Al ser metálicos, no habrá riesgo de estropearlo si se cuelgan prendas mojadas.

- Son muy fáciles de limpiar.

- Debido a la gran resistencia del metal, resultan muy duraderos.

Dimensiones, capacidad y peso soportado

Una vez que nos hayamos decantado por la madera o el metal, nos daremos cuenta de que todavía tenemos una gran cantidad de modelos entre los que elegir. Llegados a este punto, es fundamental que pensemos en el lugar en el que querremos colocarlo. Así, dependiendo de este, tendremos que elegir unas u otras dimensiones.

Por supuesto, las dimensiones de nuestro futuro burro no solo serán importantes para asegurarnos de que nos cabe en la habitación. También tendremos que pensar en que podamos colocar en él toda nuestra ropa. Por ello, sea cual sea el modelo elegido, fíjate en:

  • Las dimensiones generales: ancho y fondo
  • La altura mínima y máxima (si es regulable)
  • El peso soportado

Una de las ventajas de los carros de ropa es que son un elemento decorativo que le dará un toque sofisticado a la estancia. (Fuente: Belchonock: 99261636/ 123rf.com)

Versatilidad y transporte

¿Te ha extrañado lo de que su altura es regulable? Pues sí, es una pena, pero no todos los modelos cuentan con esta práctica característica. De hecho, justamente a eso nos referimos con versatilidad.

Que la altura de nuestro carro de ropa sea regulable nos permite adaptarla a nuestras necesidades de uso y al espacio con el que contamos en la habitación.

Esta característica es más común en los burros metálicos que en los de madera, aunque estos últimos se están modernizando bastante en los últimos tiempos. La altura se suele regular entre los 120 y los 180 centímetros. Además, en cuanto al transporte, es más que recomendable que tenga ruedas.

Es muy probable que elijas un lugar definitivo y no lo muevas de allí, pero, en el caso de querer hacerlo, siempre será más fácil si tiene ruedas. Por supuesto, estas también resultan muy prácticas a la hora de limpiar, ya que nos facilitan el movimiento del carro.

Organización del espacio

Una de las claves principales para que un carro de ropa sea práctico y funcional es la organización del espacio. Ten en cuenta que, en este caso, todas tus prendas serán visibles, por lo que es más importante que nunca mantener el orden. Para ayudarte con esta tarea, muchos modelos ya incluyen diferentes baldas o espacios separados.

¿Te suena el método Konmari de Marie Kondo para mantener tu ropa siempre ordenada? Estos son algunos de sus principales consejos:

  • Antes de empezar a colocar, seleccionar: en muchas ocasiones, almacenamos en nuestro armario prendas que llevamos siglos sin ponernos. Por ello, antes de empezar a colocar, selecciona la ropa que realmente utilizas. Puedes donar el resto.
  • Una vez hecha la selección, debes priorizar la visibilidad: pon en las zonas más visibles y accesibles aquellas prendas de uso diario o más frecuente.
  • Intenta colocar el máximo de prendas en vertical: de esta forma, todas serán mucho más visibles y aprovecharás mejor el espacio. Eso sí, recuerda que hay algunas que jamás deben ir colgadas (como los jerséis).
  • Mantén el orden en las prendas que guardarás dobladas: para ello, puedes separarlas por largo y pesado o más ligero, de forma que se maximice el aprovechamiento del espacio. También puedes echar un vistazo al método para doblar de Marie Kondo.
  • Las prendas de otra temporada deben ir fuera del armario: de nuevo, no tiene sentido acumular ropa que no vamos a utilizar. Será mejor que le busques un lugar diferente.

https://www.instagram.com/p/CAZAi8WHwu1/

Extras

En último lugar, antes de decantarte por el burro de tus sueños, fíjate en la posibilidad de añadirle algún extra. Muchos de los modelos actuales cuentan con percheros adyacentes, baldas extraíbles e incluso cajones abiertos por arriba. Otro de los extras más demandados para los carros de ropa son las fundas.

Hay mucha gente que se ha pasado a los burros de forma permanente. Por ello, a la hora de almacenar el burro de invierno o verano (dependiendo de la estación), necesitan una funda. Gracias a ella, la ropa se mantiene más protegida del calor, el polvo o la humedad.

Resumen

¡Hay que ver lo que puede llegar a dar de sí un artículo tan sencillo como un carro de ropa! Los archiconocidos burros, que tanto hemos visto en las tiendas, se pueden convertir en nuestro mejor aliado del orden y la decoración. Sí, todo ello al mismo tiempo.

Con un carro de ropa, aprovecharás mucho mejor el espacio que tienes en tu habitación para colocar la ropa. Además, también te permiten ordenar mejor las prendas para tenerlas siempre a la vista. Sin olvidar, por supuesto, lo bonitos y sofisticados que quedan, ¿verdad?

Si te ha gustado nuestra guía sobre carros de ropa, compártela en redes sociales y déjanos un comentario. ¿Qué tal ha quedado el tuyo?

(Fuente de la imagen destacada: Pink: 48048777/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?