Última actualización: 18 abril, 2020

Nuestro método

19Productos analizados

21Horas invertidas

8Artículos evaluados

90Opiniones de usuarios

El momento de la ducha es un placer y una toalla calentita esperándonos al salir aumenta más si cabe ese placer. La guinda del pastel es un cuarto de baño bien caldeado y libre de humedades. ¿Te parece de película todo lo anterior? Pues tenemos una buena noticia para ti, porque los toalleros eléctricos hacen asequibles todos esos lujos mundanos.

Ese electrodoméstico es especialmente útil en zonas de costa en las que las humedades son habituales o en casas frías. La humedad que se acumula en toallas y albornoces, además, puede provocar olores muy desagradables que se evitan fácilmente con uno de estos toalleros. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber para adquirir uno.

Lo más importante

  • Los toalleros eléctricos están empezando a estar presentes en muchos hogares porque son prácticos, versátiles y consumen poca electricidad.
  • Los modelos más modernos tienen diseños que se adaptan a la decoración de cualquier estancia de la casa. Normalmente se colocan en el cuarto de baño, pero también pueden venirnos bien en un dormitorio o en una cocina.
  • Cuando te decidas a comprar un toallero eléctrico, debes tener en cuenta ciertos factores, como su potencia, su tamaño o la facilidad de su instalación, por ejemplo. Trataremos estos aspectos en profundidad en el último apartado.

Los mejores toalleros eléctricos: nuestras recomendaciones

Dado que los toalleros eléctricos todavía no son un artículo que esté presente en todos los hogares, muchas personas tienen dudas cuando se deciden a comprar uno. Aunque todos son «parecidos», su función y su formato, entre otras características, pueden variar. Hemos seleccionado cuatro opciones con buena relación calidad-precio:

Un toallero eléctrico para baños pequeños

Este toallero de cinco barras tiene 90 vatios de potencia capaces de mantener calientes, suaves y secas tus toallas. Al mismo tiempo, caldea el cuarto de baño para que salir de la ducha dé menos miedo.

Aunque está indicado para el baño, también puede instalarse en la pared del dormitorio u otra habitación, y también puede usarse como tendedero eléctrico. Su instalación es muy sencilla.

Un toallero eléctrico de pared y de suelo

La opción de InnovaGoods puede tanto anclarse a la pared como colocarse en el suelo gracias a sus pies desmontables. Es de bajo consumo, tiene una potencia de 90 vatios y una temperatura máxima de 50-55 ºC.

Está disponible en color blanco o cromado. Cuenta con seis barras y está fabricado en aluminio resistente a la humedad. Sus medidas son 55 x 86 x 3 cm sin pies o 55 x 91 x 35 cm con pies.

Un toallero eléctrico que se puede programar

Este toallero de la marca Fabinstore tiene una potencia de 500 vatios, lo cual hace que sea ideal para calentar baños pequeños y ahorrarnos la calefacción. Por supuesto, también cumple con su función de templar y secar toallas.

Está disponible en color blanco y tiene unas medidas de 95 x 48 cm. El termostato puede programarse una vez al día para que se encienda de forma automática.

Un toallero eléctrico para baños modernos

Este toallero tiene un diseño francamente bonito que combinará perfectamente en cualquier baño, pero sobre todo en aquellos que tengan una estética moderna. Está disponible en color cromado y en negro.

Está fabricado en acero y tiene una potencia de 400 vatios. Cuenta con termostato ambiente con potenciómetro, resistencia de cartucho y certificaciones ISO 9001 y 1400. Sus medidas son 120 x 50 cm.

Guía de compras: lo que debes saber sobre el toallero eléctrico

Hoy en día, ya no es tan raro tener un toallero eléctrico instalado en el cuarto de baño, pero todavía hay muchas personas que apenas saben qué son estos aparatos y para qué sirven. En este apartado, vamos a tratar de resolver las dudas más frecuentes entre las personas que están pensando en adquirir un toallero eléctrico.

Los toalleros eléctricos están empezando a estar presentes en muchos hogares porque son prácticos, versátiles y consumen poca electricidad. (Fuente: Sonjachnyj: 116123869/ 123rf.com)

¿Qué es y para qué sirve un toallero eléctrico?

Un toallero eléctrico es un electrodoméstico que normalmente se coloca en el cuarto de baño. Su principal función es mantener las toallas calientes y secas, de modo que la ducha sea lo menos traumática posible en pleno invierno especialmente en casas frías o sin calefacción, las toallas no empiecen a oler mal por la humedad y no nos aparezca moho en el baño.

A diferencia de un toallero «de toda la vida», estos aparatos son capaces de mantener caliente el cuarto de baño. Nunca serán tan potentes como una calefacción o una estufa, pero son capaces de secar el ambiente del baño, lo cual crea un ambiente más confortable, y de aumentar ligeramente la temperatura. ¡Adiós a los cambios bruscos de temperatura al salir de la ducha!

¿Qué ventajas tienen los toalleros eléctricos?

Hay muchos motivos para adquirir un toallero eléctrico. Lo cierto es que, aunque no lo tengas claro, tampoco tienes mucho que perder, dado que su tamaño es reducido, caben prácticamente en cualquier baño y tienen un precio económico. Las ventajas superan ampliamente a los inconvenientes y te enumeramos unas cuantas a continuación:

  • Mantienen las toallas calientes y secas: ¿Sabías que una humedad excesiva puede provocar y/o empeorar alergias, además de hacer que respires peor? (1) Como ya te hemos comentado, los toalleros eléctricos templan y secan tus toallas, lo cual reduce notablemente el índice de humedad en tu casa.
  • Apenas ocupan espacio: Hay modelos que pueden colocarse directamente en el suelo, pero normalmente todos ofrecen la opción de anclarse a la pared, cosa que puede ayudarte a optimizar el espacio de tu cuarto de baño.
  • Consumen poca energía: Los toalleros eléctricos no consumen mucha electricidad, pero puedes optimizar aún más su consumo si compras un aparato adaptado al tamaño de tu baño. Ten en cuenta que también hay opciones de bajo consumo.
  • Pueden ser muy bonitos: No tienes por qué conformarte con los modelos clásicos de color blanco, sino que hoy en día hay diseños más modernos o más clásicos, de distintos colores e incluso de aspecto vintage.
  • Su precio es accesible para todos los bolsillos: Su precio actual es bastante asequible y cada vez se están abaratando más, dado que su demanda está aumentando. No es necesario que hagas una gran inversión de dinero para disfrutar de las ventajas de un toallero eléctrico en tu baño.
foco

Los toalleros eléctricos se fabrican en tres materiales distintos: acero, acero inoxidable y aluminio. Los más vendidos del mercado son los de acero común, los de acero inoxidable son más duraderos y los de aluminio suben la temperatura de la habitación más rápidamente.

¿Qué tipos de toalleros eléctricos existen?

En el mercado hay distintos tipos de toalleros eléctricos y debes tenerlo en cuenta para comprar el que más se adapte a tus necesidades. Para empezar, podemos diferenciarlos por su formato: hay toalleros de pie y toalleros de pared. También existen tres tipos distintos de toalleros eléctricos que se diferencian entre sí por su funcionamiento:

  • Toalleros hidráulicos: Son aquellos que se conectan a una caldera o sistema central, exactamente como si fuesen un radiador más en la casa. Su instalación la debe realizar un técnico experto.
  • Toalleros exclusivamente eléctricos: Pueden usarse en cualquier apartamento o casa, dado que no dependen de un sistema central de calefacción. Normalmente, son fáciles de instalar y basta con conectarlos a la corriente eléctrica a un enchufe corriente para que funcionen.
  • Toalleros mixtos: Esta opción es cada vez más popular, dado que son muy versátiles. En los meses de invierno pueden estar conectados al sistema de calefacción central mientras que, en verano, cuando la calefacción no es necesaria, pueden enchufarse a la electricidad.

¿Cómo funciona un toallero eléctrico?

Como sabes, este tipo de toalleros pueden estar conectados a la calefacción, ser completamente eléctricos o mixtos. Para tu tranquilidad, te informamos de que cuentan con un doble aislamiento y de que están pretratados para protegerlos de la corrosión y de la cal. Muchas veces, también ofrecen funciones anticongelantes, por si la temperatura descendiera demasiado.

Hay modelos que incluyen controles termostáticos que permiten ajustar la temperatura del toallero o predeterminar la temperatura que quieres que alcance el cuarto de baño. Mediante ciclos de encendido y apagado que reducen el consumo de electricidad, mantienen la temperatura ambiente deseada. ¿Quieres un aparato sencillo o complejo? ¡Tú decides!

Los modelos más modernos tienen diseños que se adaptan a la decoración de cualquier estancia de la casa. (Fuente: Sapegina: 97472673/ 123rf.com)

¿Cuál es el lugar más adecuado para colocar un toallero eléctrico?

La primera estancia que nos viene a la mente al pensar en toalleros eléctricos es el cuarto de baño, pero también pueden resultar útiles en la cocina o incluso en el dormitorio. Especialmente si estamos pensando en anclarlo a la pared, es recomendable que nos tomemos un momento para decidir su ubicación antes de adquirir un toallero eléctrico:

  • Toma nota de la forma y medidas de la habitación donde piensas colocarlo.
  • Considera las tuberías ya presentes sobre todo si te has decidido por un aparato hidráulico o mixto, las puertas, las ventanas, el mobiliario y otros posibles «obstáculos» para su colocación.
  • Recuerda que, si adquieres un aparato totalmente eléctrico o mixto, necesitarás tener cerca una toma de corriente.

¿Puedo usar un toallero eléctrico para caldear el cuarto de baño?

Por supuesto, aunque su efectividad depende de varios factores. Para empezar, en caso de que quieras usar tu toallero eléctrico como calefactor en el cuarto de baño, tendrás que adquirir un modelo que ofrezca una buena potencia. Lo recomendable en este caso sería un aparato que supere los 90 vatios.
No obstante, la potencia es solo uno de los factores.

Lo más importante a la hora de determinar si podrás calentar tu baño o templarlo, al menos con un toallero de este tipo es el tamaño de la habitación. Un cuarto de baño o un aseo pequeño, de menos de seis metros cuadrados, podrá calentarse fácilmente incluso con un aparato de potencia media. Sin embargo, una estancia amplia será más complicada de caldear.

Cuando te decidas a comprar un toallero eléctrico, debes tener en cuenta ciertos factores, como su potencia, su tamaño o la facilidad de su instalación, por ejemplo. (Fuente: Gowanlock: 24884289/ 123rf.com)

¿Qué consumo tiene un toallero eléctrico?

Los toalleros eléctricos, especialmente los más modernos, tienen un consumo muy reducido que apenas se percibe en la factura de la electricidad. De hecho, lo más recomendable es tenerlos encendidos prácticamente las 24 horas del día, dado que los propios aparatos son capaces de regularse de forma automática para no derrochar electricidad.

Otro factor que influye es si pensamos usarlo únicamente como toallero solo para calentar y secar toallas o también queremos que nos caliente el baño. En este segundo caso, tendremos que optar por aparatos más potentes que, naturalmente, tendrán un consumo eléctrico mayor, de entre 600 y 900 vatios, dependiendo de si nos encontramos en una zona templada o fría.

Criterios de compra

La verdad es que, a simple vista, no parece que haya muchas diferencias entre unos toalleros y otros, ¡pero nada más lejos de la realidad! Como entendemos que no quieres equivocarte al comprar uno de estos electrodomésticos, a continuación te ofrecemos una serie de criterios que debes tener en cuenta para tomar una decisión bien informada.

¿Qué potencia vas a necesitar?

Como ya hemos mencionado, hoy en día los toalleros eléctricos son aparatos que optimizan y reducen al máximo su consumo de electricidad. Sea como sea, no te recomendamos que adquieras un toallero demasiado potente para tus necesidades. Para poder optar por una u otra potencia, vamos a tener en cuenta el uso que pretendemos darle:

  • Únicamente para calentar toallas: En caso de que no necesites un calefactor en el baño, te bastará con una potencia baja, de unos 90 vatios, como la de los dos primeros aparatos que hemos reseñado en este artículo.
  • Para calentar toallas y subir la temperatura del baño: Si, además, quieres que te caldee la estancia, tendrás que optar por toalleros más potentes. Calcula unos 80 vatios por metro cuadrado que quieras calentar.

Un toallero eléctrico es un electrodoméstico que normalmente se coloca en el cuarto de baño. (Fuente: Cuchina: 90711235/ 123rf.com)

Piensa en el tamaño y en el estilo

No te lances a comprar un toallero eléctrico sin haber considerado las medidas del espacio que le tienes reservado y el estilo de la habitación donde vas a colocarlo. Te recomendamos que adquieras un toallero bonito, que se ajuste a tus gustos estéticos y que combine con la decoración de tu hogar. ¡No tienes por qué conformarte con menos!

A la hora de decidir el tamaño que tendrá el electrodoméstico que compres, considera en el número máximo de toallas que necesitarás colgar y en el tamaño de que dispones en tu cuarto de baño o estancia donde pienses colocarlo—. En caso de que lo que desees sea un toallero que además funcione como un radiador, opta por el tamaño más grande que puedas permitirte.

¿Qué material vas a elegir?

Los toalleros eléctricos tradicionalmente se han fabricado de acero, pero esto ha evolucionado en los últimos años. Ya te hemos contado que, en la actualidad, estos aparatos se construyen principalmente a partir de tres materiales: acero, acero inoxidable y aluminio. Entonces, ¿qué material merece más la pena hoy en día?

Acero Acero inoxidable Aluminio
Principal característica Accesible, buena disponibilidad Inoxidable, perfecto para espacios húmedos, como el baño Muy ligeros, de fácil transporte
Durabilidad Buena, resistentes Material muy duradero No tan resistentes, material más delicado
Rapidez con la que se calienta Se calientan con bastante rapidez Aumento rápido de la temperatura Suben la temperatura hasta cinco veces más rápido que los de acero
Precio Económico Menos económico Económico

¿La instalación será sencilla?

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar un toallero eléctrico es su instalación. Los aparatos más fáciles de instalar son aquellos que son completamente eléctricos es decir, que no están conectados a la red de calefacción central. En la mayoría de casos, podremos anclarlos e instalarlos nosotros mismos, sin ayuda de un técnico.

La cosa cambia en el caso de los toalleros hidráulicos o mixtos, para los cuales es recomendable la asistencia de un electricista o fontanero profesional. Estos últimos ofrecen mayores prestaciones, pero también es cierto que, si vives en una casa sin calefacción o simplemente estás de alquiler, los toalleros del todo eléctricos son una opción estupenda.

Recuerda que, si adquieres un aparato totalmente eléctrico o mixto, necesitarás tener cerca una toma de corriente. (Fuente: Pietrzyk: 118610334/ 123rf.com)

La eficiencia eléctrica también nos importa

En los tiempos que corren, es fundamental que reduzcamos nuestra huella eléctrica y que, al mismo tiempo, además, ahorremos en nuestra factura eléctrica. Por estos dos motivos, nuestro consejo es que no pierdas de vista la cuestión del consumo a la hora de adquirir un toallero eléctrico. Con el aparato adecuado, el ahorro puede ser impresionante.

Para empezar, te recomendamos que optes por un toallero que desarrolle temperaturas constantes —sin picos de calor—, proporcionadas por calefactores que consuman energía cuando sea necesario y no de forma continuada. Un termostato, además, te ayudará a reducir el consumo de energía, dado que te permitirá gastar solo la que necesites, ¡sin derrochar!

Resumen

Los toalleros eléctricos están cada vez más presentes en nuestros cuartos de baño, aunque su uso no tiene por qué limitarse únicamente a esta estancia de la casa. También pueden venirnos bien para mantener caliente la ropa y templar el ambiente de un dormitorio, o incluso en una cocina. Sus diseños, modernos y diversos, combinan con cualquier tipo de decoración.

Esperamos que nuestra guía haya resuelto todas tus dudas, especialmente si estabas pensando en comprar uno de estos aparatos. Recuerda que no solo sirven para calentar y secar las toallas, sino que los modelos más potentes también pueden caldear habitaciones pequeñas, como cuartos de baño reducidos o aseos.

Y tú, ¿estás pensando ya en el placer de secarte con toallas calentitas al salir de la ducha? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! Te animamos a que compartas nuestro artículo en tus redes sociales en caso de que te haya resultado útil.

(Fuente de la imagen destacada: Nikolaienko: 55879536/ 123rf.com)

Referencias (1)

1. Elisabeth Silvestre (2019). Cómo te enferman el moho y la humedad en casa, en Saber vivir. Disponible en https://www.sabervivirtv.com/medicina-general/como-afecta-moho-humedad-salud-como-evitarlo_3655 [Consultado el 28 de diciembre de 2019].
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Elena Pérez Redactora
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.
Artículo informativo
Elisabeth Silvestre (2019). Cómo te enferman el moho y la humedad en casa, en Saber vivir. Disponible en https://www.sabervivirtv.com/medicina-general/como-afecta-moho-humedad-salud-como-evitarlo_3655 [Consultado el 28 de diciembre de 2019].
Ir a la fuente