Última actualización: 23 julio, 2020

Nuestro método

25Productos analizados

28Horas invertidas

10Artículos evaluados

96Opiniones de usuarios

¿Notas que tus prendas no quedan del todo secas y cogen olor a humedad? ¿Te acabas de mudar de casa y no encuentras un buen lugar para secar la ropa? ¿Necesitas que tus prendas se sequen más rápido? Sea cual sea el motivo, has llegado hasta aquí en busca de información sobre tendederos de ropa. Y has hecho bien.

Aunque se trate de un artículo al que no solemos prestar demasiada atención, lo cierto es que el tendedero de ropa juega un papel más que fundamental en nuestros hogares. Además, los modelos actuales han mejorado mucho desde las clásicas cuerdas en un patio interior donde se solía tender la ropa. Hoy te lo contamos todo sobre ellos. ¿Empezamos?

Lo más importante

  • Los tendederos de ropa son un elemento fundamental en nuestras casas. Tanto es así que, en la actualidad, podemos encontrar multitud de modelos diferentes que se adaptan a las necesidades particulares de cada hogar.
  • Si elegimos el correcto, nuestra ropa quedará completamente seca a tiempo y sin el desagradable olor a humedad. Además, con algunos modelos, no tendremos que renunciar al espacio ni a la comodidad.
  • Eso sí, para que la elección sea la adecuada, es importante que tengamos en cuenta factores de compra como la ubicación del tendedero de ropa, su capacidad o los materiales con los que se ha fabricado.

Los mejores tendederos de ropa del mercado: nuestras recomendaciones

Sabemos que conoces de sobra los tendederos de ropa. Sin embargo, es muy posible que nunca te hayas parado a pensar si el que tienes en casa es aquel al que podrías sacar el mayor partido. Por ello, hemos preparado una selección con los mejores del mercado. Quién sabe, igual encuentras justo el que necesitas.

El tendedero de ropa más utilizado

Este tipo de tendederos de ropa, a pesar de ser uno de los más clásicos, también son uno de los más utilizados. Ocupan el mínimo espacio, son seguros, prácticos y permiten colgar la colada en el interior o exterior de nuestros hogares, dependiendo de la época del año, por ejemplo.

Tiene una capacidad de hasta veinte metros de tendido útil. Además, cuenta con un sistema con accesorio para bloquear las alas.

El tendedero de ropa más completo

Si lo tuyo es el orden y la organización, necesitas un tendedero de ropa como este. Tiene una gran capacidad gracias a sus tres niveles dobles y sus dos alas laterales añadidas. Sin embargo, a pesar de su capacidad, se pliega completamente y no ocupa casi espacio de almacenamiento.

Se monta fácilmente y sus cuatro ruedas permiten que lo transportemos de forma cómoda. Dos de las ruedas llevan freno para una mayor seguridad.

El tendedero de ropa más compacto

Este tipo de tendederos están diseñados para colocarlos en el alféizar de una ventana o en un balcón. De esta manera, ahorramos espacio en el interior de la casa. Sus brazos de resina son plegables, ajustables y muy resistentes.

Se adaptan a diferentes anchuras sin dañar la superficie de apoyo gracias a los angulares antirayaduras. Tiene una capacidad de diez metros e incluye un accesorio para colgar ropa pequeña de manera fácil y rápida, sin necesidad de pinzas.

El tendedero de ropa más versátil y funcional

Por último, te mostramos lo más innovador en esto de los tendederos de ropa. Se trata de un tendedero eléctrico que, al conectarse a la corriente, calienta sus varillas para secar la ropa en un tiempo más reducido. Está fabricado con aluminio inoxidable, lo que le aporta una gran estabilidad y durabilidad.

Es ideal para hogares en los que no hay demasiado espacio, ya que en poco tiempo podremos volver a guardarlo. También se puede utilizar en espacios exteriores.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los tendederos de ropa

Si al ver las recomendaciones que acabamos de hacerte te ha picado el gusanillo, estate atento a esta sección. En ella responderemos a las preguntas más frecuentes sobre tendederos de ropa para que estés completamente informado antes de tomar cualquier decisión. ¿Estás seguro de que lo sabes todo sobre ellos?

Los tendederos de ropa son un elemento fundamental en nuestras casas. Tanto es así que, en la actualidad, podemos encontrar multitud de modelos diferentes que se adaptan a las necesidades particulares de cada hogar. (Fuente: Shevchuk: 82586170/ 123rf.com)

¿Qué tipos de tendederos de ropa existen?

El paso del tiempo y la evolución de estos artículos que no pueden faltar en nuestras casas nos obliga a comenzar hablando sobre los diferentes tipos que existen en la actualidad. Si bien podemos encontrar multitud de modelos distintos, los tendederos de ropa se clasifican en diferentes grupos según sus características:

  • Tendedero de ropa clásico: el de toda la vida, constituido por unas cuerdas sobre las que colgamos la ropa con pinzas. Hoy en día, prácticamente solo los vemos en los edificios antiguos con patio interior.
  • Tendedero plegable tradicional: los más utilizados por su gran practicidad. Suelen estar fabricados en aluminio o acero inoxidable, lo que los hace aptos para un uso tanto interior como exterior. Normalmente, incluyen unas alas laterales que aportan un extra de espacio de tendido. Además, se pliegan completamente y no ocupan espacio de almacenamiento.
  • Tendedero plegable eléctrico: con una apariencia similar a los anteriores, pero cuentan con un sistema eléctrico que calienta las varillas para que la ropa se seque más rápidamente. Cuando hace buen tiempo, se pueden utilizar como uno tradicional.
  • Tendedero de ropa colgante: como su propio nombre indica, este tipo de tendederos van anclados a la pared o al techo. Tienen una instalación fija. Su principal ventaja es que no ocupan espacio de tránsito porque están suspendidos en el aire. Eso sí, hay que tener en cuenta el peso que soportan.
  • Tendedero de ropa con asas: uno de los modelos más compactos. Se trata de pequeños tendederos con asas que podremos colocar sobre el alféizar de la ventana, en un balcón o incluso en un radiador. Al ser tan pequeños, no tienen demasiado espacio de tendido.
  • Tendedero de ropa de pie: en este caso, el tendedero se conforma como una estructura vertical de la que salen diferentes “plantas” de tendido. Son muy versátiles y cuentan con un gran espacio de tendido.

¿Es mejor utilizar un tendedero de ropa o una secadora?

El eterno dilema. Con la llegada de las secadoras, parece que los tendederos de ropa quedaron en el olvido. Sin embargo, si los seguimos utilizando después de tanto tiempo, por algo será, ¿no? Veamos las diferencias entre ambos métodos para responder a esta pregunta.

Características Tendedero de ropa Secadora
Velocidad de secado Varias horas (depende del tipo de tendedero y de las condiciones climáticas) En torno a 2 horas (depende del modelo y de la cantidad de carga)
Practicidad Es práctico incluso para secar un par de prendas No sale rentable si no tenemos una carga mínima que secar
Consumo energético Los tendederos eléctricos tienen un consumo muy bajo (100-200 vatios) Alto, más de 1.500 vatios
Cuidado de la ropa No tienen ningún efecto sobre la ropa Pueden llegar a dañar, decolorar o encoger algunas prendas
Capacidad 10-30 kilos 6-10 kilos
Movilidad Móvil Fijo 
Espacio Hay modelos muy compactos o que se pueden plegar Ocupan un espacio fijo bastante amplio

¿Algún consejo para sacarle el mayor partido a mi tendedero de ropa?

Muchas veces hemos oído aquello de “si tiendes bien la ropa no hace falta que la planches”. Bien, sabemos que no es universal y que, por muy bien que utilicemos nuestro tendedero de ropa, será necesario planchar algunas prendas para que se vean mejor. Sin embargo, sí que es cierto que podemos poner en práctica algunos consejos para sacarle un mayor partido al tendedero:

  1. Lo primero y más importante es tender la ropa lo antes posible. Es decir, no dejar la ropa en la lavadora durante mucho tiempo para que no se arrugue más de lo necesario.
  2. Antes de colocar las prendas sobre el tendedero, sacúdelas bien. Este simple gesto hará que la ropa quede menos arrugada una vez seca.
  3. Deja el mayor espacio posible entre las prendas para que se sequen más rápido.
  4. Es muy recomendable tender la ropa siempre al revés para que mantenga sus colores y estampados durante más tiempo.
  5. Una vez que esté seca, retira la ropa del tendedero. Si la dejas demasiado tiempo colgada puede quedarse rígida.
  6. Respecto a los pantalones, lo mejor es tenderlos con la cremallera cerrada para que no se ensanchen.
  7. Si quieres ahorrar espacio en el tendero, prueba a tender las camisas en perchas. En el espacio en el que colgarías una camisa, caben muchas perchas con diferentes prendas.
  8. Evita colgar varias prendas de la misma pinza, ya que pueden llegar a desteñir o coger olor a humedad por el contacto.
  9. Si vas a tender en el exterior, evita que las prendas estén al sol durante demasiado tiempo para evitar que los colores se dañen.
  10. Por último, asegúrate de tender la ropa sin pelusas. Después serán más difíciles de quitar.

Si seguimos este “decálogo del buen tender”, que podríamos llamarlo, observaremos cómo nuestra ropa tienen un mejor aspecto cuando la retiremos del tendedero. Puede que, incluso, haya algunas prendas que solíamos planchar que ya no lo necesitarán.

Dra. Verónica López CousoAlergóloga del Hospital Sanitas CIMA

"Sobre tender dentro de casa] Mi recomendación, si no hay otra posibilidad, es hacerlo a primera hora del día en un lugar amplio y ventilado para que no se concentre la humedad y, a ser posible, que la persona no se encuentre en casa durante las primeras horas del secado, si presenta dicha sensibilización".

¿Es más recomendable utilizar un tendedero de ropa de interior o exterior?

Esta es otra de las cuestiones más recurrentes cuando se trata de tendederos de ropa. Las opiniones sobre si era mejor tender dentro o fuera de casa han ido variando con el tiempo sin que se haya llegado a un acuerdo unánime. Lo cierto es que cada una de las opciones tiene sus pros y sus contras.

Ventajas Inconvenientes
Tender dentro de casa No debemos estar pendientes del clima

En invierno se seca mucho más rápido

Puede resultar más cómodo

Existen personas alérgicas a las que la humedad que desprende la ropa no les viene bien para su salud

El tendedero puede ocupar mucho espacio

Queda olor a humedad en el ambiente

Tender al aire libre La ropa se airea

No queda olor a humedad impregnado en las prendas

En verano se seca mucho más rápido

Si se pone a llover habrá que retirar la ropa rápidamente

Necesitamos un tendedero resistente al frío, el calor o el viento

El sol excesivo puede dañar el color de las prendas

¿Es importante el tipo de pinzas que utilicemos en un tendedero de ropa?

Aunque parezca mentira, las pinzas son una de piezas fundamentales en el resultado del secado de nuestra ropa en un tendedero. No todas son iguales. ¿Cuántas veces nos hemos lamentado de las antiestéticas marcas que dejan las pinzas en la ropa? Es por el tipo de pinza que hemos utilizado.

Las más recomendables son las pinzas de plástico. Paradójicamente, a pesar de que solemos pensar que las de madera son mejores, dejan mucha más marca en las prendas. También es importante tener en cuenta que hay ciertos tejidos delicados que es conveniente tender sin pinzas para evitar que se estropeen.

Antes de colocar las prendas sobre el tendedero, sacúdelas bien. Este simple gesto hará que la ropa quede menos arrugada una vez seca. (Fuente: Popov: 69397220/ 123rf.com)

Criterios de compra

¿Te has fijado en la cantidad de tipos de tendederos de ropa que existen? Seguro que ni te habías parado a pensarlo. Si bien la variedad nos permite elegir siempre el que más nos conviene, también dificulta la tarea. Por ello, te recomendamos que te fijes en los siguientes criterios de compra a la hora de tomar tu decisión.

Necesidades

Como no podía ser de otra manera, cuando vamos a elegir un artículo tan práctico como es un tendedero de ropa, debemos tener claras nuestras necesidades. Así, en función de las personas que vivamos en casa, de la frecuencia de lavadoras que pongamos o del espacio con el que contemos, elegiremos un modelo u otro.

Situación ¿Qué tipo de tendedero de ropa me conviene más?
Si no pones demasiadas lavadoras a la semana y tu volumen de ropa no es excesivamente alto Tendedero plegable tradicional, eléctrico, de pie o colgante
Si vives solo y no necesitas secar mucha ropa Tendedero con asas
Si vives en un lugar con mucha humedad y necesitas que la ropa se seque rápido Tendedero plegable eléctrico
Si no cuentas con demasiado espacio en casa para el tendedero Tendedero colgante o de asas (dependiendo de la carga)
Si te gusta tender en el exterior Tendedero colgante, tendedero de pie, tendedero plegable tradicional
Si prefieres tender en casa Tendedero colgante, tendedero de pie, tendedero plegable tradicional o eléctrico 

Dimensiones y capacidad

Para que un tendedero de ropa nos resulte realmente práctico, debe serlo tanto porque nos permita colgar toda la colada como porque podamos colocarlo en la mejor ubicación. Para ello, es fundamental tener en cuenta sus dimensiones y su capacidad. Podemos encontrar tendederos con espacio de tendido desde dos hasta más de veinte metros.

Eso sí, exceptuando los tendederos verticales de pie, cuanto más espacio de tendido, mayores dimensiones. Recuerda que es importante colocar el tendedero en un lugar cómodo y seguro para que la ropa se seque bien. Y, por supuesto, que tengamos espacio para colocar todas prendas sin tener que superponerlas.

Si elegimos el correcto, nuestra ropa quedará completamente seca a tiempo y sin el desagradable olor a humedad. (Fuente: Popov: 70455103/ 123rf.com)

Materiales

Y si seguimos pensando en practicidad, no podemos dejar de lado el tema de los materiales. Un tendedero de ropa es (o debería ser) un artículo muy duradero y resistente. Por ello, lo normal es que estén fabricados en aluminio o acero inoxidable para garantizar una mayor durabilidad. Aunque también existen de hierro, acero o resina.

Características prácticas

Por último, y sin dejar de pensar en el aspecto práctico de un tendedero de ropa, podemos valorar algunas características que nos ayudarán en el uso cotidiano del mismo. Por ejemplo:

  • Portabilidad: excepto si te has decantado por un tendedero colgante, asegúrate de que los demás se pliegan y que los podrás guardar o mover cómodamente.
  • Grosor de las varillas: cuanto más gruesas sean, menos marca dejarán en la ropa.
  • Área de secado: si tiene alas extensibles, mejor que mejor.
    Instalación: en el caso de los tendederos colgantes, fíjate si la instalación la podrás hacer tú mismo o necesitarás la ayuda de un especialista.

Resumen

Un tendedero de ropa es, posiblemente, uno de los artículos del hogar más antiguos y más utilizados. Incluso después de la aparición de las secadoras, todavía son muchas las personas que prefieren secar la ropa al aire y evitar así que se deteriore con programas de secado. Además, los modelos han evolucionado mucho.

En la actualidad, podemos escoger entre diferentes tendederos de ropa para asegurarnos de que siempre nos resulte más práctico y funcional. Ya no importa si prefieres tender dentro de casa o al aire libre, si tienes mucho o poco espacio en casa, siempre hay un tendedero perfecto para ti.

Si te ha gustado nuestra guía sobre tendederos de ropa, compártela en redes sociales y déjanos un comentario. ¿Cuál usas tú?

(Fuente de la imagen destacada: Popov: 69329703/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.