Última actualización: 19 abril, 2020

Comer es un placer con todas las letras, pero aún mejor es poder disfrutar de alimentos sabrosos que conserven todas sus propiedades y además poder hacerlo en casa. Para aquellas personas que no tenemos tiempo de hacer la compra todos los días, pero que, aún así, no queremos renunciar a comer bien, la solución es una envasadora al vacío.

Los alimentos conservados al vacío no cambian su sabor, color o textura, y tampoco pierden sus nutrientes. Una envasadora al vacío es un electrodoméstico mucho más práctico de lo que puedes pensar y en este artículo vamos a recomendarte algunas opciones, vamos a hablarte de las ventajas que supone tener uno y vamos a resolverte todas las dudas que puedas tener.

Lo más importante

  • El envasado al vacío es un método de conservación de alimentos que ya no está reservado únicamente a restaurantes, tiendas y empresas de alimentación.
  • Las envasadoras al vacío pueden ayudarte a ahorrar tiempo y dinero, puesto que permiten organizar mejor las compras y conservar los alimentos sin miedo a que se estropeen.
  • Cuando adquieras uno de estos aparatos, ten en cuenta su potencia, la compatibilidad con distintos tipos de bolsas y envases, y los accesorios que incluye.

Las mejores envasadoras al vacío: nuestras recomendaciones

Que todas las envasadoras al vacío sirven para envasar al vacío es una obviedad, pero puede que no sepas que cada una ofrece distintas prestaciones en cuanto a potencia, accesorios o funciones adicionales. En este apartado, te presentamos varias opciones que varían entre sí y que tienen una buena relación calidad-precio.

La mejor envasadora al vacío en términos de calidad-precio

La envasadora al vacío Bonsenkitchen es uno de los aparatos más vendidos en Amazon en su categoría y no sin razón. No es cara, viene con distintos accesorios y, además de envasadora, es selladora.

Sus medidas son 43.94 x 20.57 x 13.21 cm, su potencia de 125 W (vatios) y el ancho máximo de sellado son 30 cm. Está fabricada en plástico ABS resistente y a nosotros nos encanta, como a los usuarios, que le otorgan 4,3 sobre 5 estrellas.

La envasadora al vacío ideal de Food Saver

Foodsaver es “la marca” cuando hablamos de envasadoras al vacío. Esta máquina tiene una potencia de 160 vatios y ofrece dos tipos de envasado ―para alimentos secos y húmedos―, modo para tarros y tres velocidades.

Asimismo, su bandeja de vacío captura los líquidos derramados y es fácil de limpiar en el lavavajillas. Puede almacenarse en horizontal o vertical. Vale la pena, en nuestra opinión, y los usuarios le otorgan 4,3 de 5 estrellas.

Una envasadora al vacío potente y económica

La marca de envasadoras al vacío Foodsaver nos presenta aquí otra opción más compacta que la anterior y también más económica. Esta máquina ofrece modo de sellado y vacío automático, así como cánula con adaptador para envases de Foodsaver.

Su bandeja extraíble es apta para el lavavajillas y cuenta con indicadores luminosos de progreso. Puede guardarse tanto en posición vertical como horizontal.

Una de las envasadoras al vacío más funcionales

La opción de Geryon es una máquina potente y quizá no tan compacta como las anteriores. Es del todo automática, tiene función de sellado, de envasado para bolsas, modo seco y húmedo, y también un modo para alimentos delicados.

Con 30 centímetros de ancho, está cubierta de acero inoxidable para hacerla más duradera. Es posible sacar la tapa superior para limpiar la cámara y las juntas fácilmente.

Una buena apuesta por una envasadora al vacío profesional

Si estás buscando una envasadora al vacío profesional, aquí la tienes. Es de la marca Alfa y viene en acero inoxidable. Es robusta y potente, además de disponer de funciones de vacío automáticas y manuales.

Tiene 2 potencias de succión y 3 tipos de sellado. Es apta para bolsas de hasta 30 cm de ancho y su clasificación energética es A+. Desde nuestro punto de vista, no le falta nada y lo mismo piensan los usuarios, que le otorgan 4,3 de 5 estrellas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre envasadoras al vacío

En envasado al vacío era, hasta hace no mucho, una práctica que solo se usaba en el ámbito industrial o profesional. Dado que, como procedimiento doméstico, lleva poco tiempo entre nosotros, los consumidores tenemos aún muchas creencias erróneas y dudas. En este apartado, vamos a tratar de despejar las más frecuentes.

Cocinera mostrando alimentos empacados al vacío

Comer es un placer con todas las letras, pero aún mejor es poder disfrutar de alimentos sabrosos que conserven todas sus propiedades y además poder hacerlo en casa. (Fuente: Auremar: 91298436/ 123rf.com)

¿Qué es una envasadora al vacío?

Su propio nombre nos da algunas pistas: una envasadora al vacío sirve para envasar y sellar al vacío retirando el aire de bolsas u otros recipientes y cerrándolos herméticamente. En el entorno que se crea, prácticamente sin aire, no proliferan los microorganismos y los alimentos se mantienen en buen estado y sin perder sus propiedades durante más tiempo.

Aunque nos pueden servir para conservar prácticamente cualquier tipo de alimento ―hablaremos de esto más adelante―, son especialmente prácticas para almacenar productos grasos y oleosos, como carnes, embutidos o frutos secos, dado que los mantienen frescos y evitan que pierdan su textura o que se enrancien.

¿Por qué comprar una envasadora al vacío?

Puede que nunca hasta ahora te hayas planteado adquirir una envasadora al vacío porque, total, tú ya tienes tus técnicas para conservar alimentos y la verdad es que, por ahora, no te han ido mal. Bueno, más allá de lo obvio, las envasadoras tienen muchas ventajas que harán tu vida mucho más sencilla. Como muestra, este listado:

  • La ventaja más evidente es que prolongan la vida útil de los alimentos, especialmente de aquellos que, de lo contrario, se estropearían rápidamente.
  • Dado que retiran todo el oxígeno posible de los alimentos, evitan que proliferen las bacterias y ralentizan el proceso de oxidación.
  • Los alimentos no pierden sus propiedades, como sus nutrientes, su color, su sabor o su textura.
  • Ahorrarás dinero, puesto que podrás aprovechar las ofertas sin miedo a que los alimentos perezcan.
  • Te permiten consumir alimentos de temporada en todo momento.
  • Los alimentos conservados al vacío ocupan menos espacio, tanto en la nevera como en el congelador, y te evitan el uso de voluminosos táperes.
  • Podrás disfrutar de las ventajas nutricionales y culinarias de cocinar al vacío ―hablaremos de esta técnica más adelante―.
Alimentos envasado al vacío

Una envasadora al vacío sirve para envasar y sellar al vacío retirando el aire de bolsas u otros recipientes y cerrándolos herméticamente. (Fuente: Ozgur Coskun: 109537055/ 123rf.com)

¿Qué alimentos pueden envasarse al vacío?

Debes saber que puedes envasar al vacío prácticamente cualquier alimento que se te pase por la cabeza: carnes y pescados, patés y otros preparados cárnicos, quesos, verduras y frutas, hortalizas, etcétera. Sin embargo, hay ciertos alimentos, como el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas o las setas que deben escaldarse previamente para que no liberen gases.

  • Para preservar alimentos secos te sirve cualquier modelo de envasadora.
  • Para preservar alimentos húmedos, como carnes, pescados o verduras, tendrás que optar por una máquina de gama intermedia.
  • Para preservar alimentos cocinados con líquidos o salsas, asegúrate de que la envasadora que elijas tenga sensor de líquidos.
  • Para preservar en botellas, táperes u otros envases, tendrás que adquirir una máquina que incluya una manguera de vacío.

¿Cuánto duran los alimentos envasados al vacío?

Una envasadora al vacío prolonga la vida útil de los alimentos unas cinco veces respecto a los que no están preservados de esta manera. La técnica sirve incluso para congelar alimentos y estos durarán en perfecto estando en el congelador durante bastante más tiempo que si no los hubiésemos envasado al vacío. Echa un vistazo a la siguiente tabla:

Sin vacío Al vacío
Congelador Carne. 6 meses. 2-3 años.
Pescado. 3-4 meses. 1 año.
Verduras y frutas. 6 meses. 2 años.
Pan. 6 meses. 2 años.
Nevera Quesos. 1-2 semanas. 8 meses.
Embutidos. 1-2 meses. 1 año.
Verduras. 5-6 días. 2 semanas.
Frutas. Menos de 1 semana. 2 semanas.

¿Cómo se usa una envasadora al vacío?

Las envasadoras al vacío no suelen ser electrodomésticos complejos, y su uso es bastante intuitivo. En cualquier caso, te recomendamos que leas detenidamente las instrucciones de tu aparato antes de usarlo por primera vez y cada vez que tengas una duda respecto a su funcionamiento. Un procedimiento estándar podría ser el siguiente:

  • Prepara las porciones de alimentos que vas a envasar en función de las personas que normalmente se sienten a comer en tu mesa, del tipo de producto y del tamaño de tus bolsas.
  • Mete los alimentos en la bolsa dejando un poco de espacio libre para que la envasadora pueda aspirar el aire y cerrarla sin complicaciones.
  • Centra el alimento dentro de la bolsa tanto como puedas para que quede bien envasado.
  • Coloca el extremo de la bolsa en el borde de la envasadora y deja que sobresalga el resto de la bolsa y el alimento.
  • Cierra la tapa del aparato y presiona el botón de accionamiento.
  • Abre la envasadora, retira la bolsa y comienza de nuevo el proceso, si lo necesitas.

¿Qué funciones no pueden faltar en una envasadora al vacío?

Las envasadoras al vacío tienen distintas funciones dependiendo de su marca y de su gama. Hay ciertas funciones que consideramos básicas, y de las que no te recomendamos prescindir, como succión, sellado y un botón de inicio y de frenado ―por si envasamos alimentos húmedos y tenemos que detener el proceso porque el líquido se derrame―.

Además, hay otras funciones adicionales que también son prácticas, pero que dependen más de tus preferencias y de tu estilo de vida. Por ejemplo, un regulador de potencia de succión y de velocidad de succión, una bandeja extraíble con tecnología antigoteo, cortador, portarrollos y manguera para hacer vacío en táperes y otros recipientes.

Bolsas selladas al vacío

Las envasadoras al vacío no suelen ser electrodomésticos complejos, y su uso es bastante intuitivo.(Fuente: Гульсинэ Шаина: 94732426/ 123rf.com)

¿Qué limitaciones tiene una envasadora al vacío?

Aunque resultan muy prácticas y funcionan muy bien, no podemos olvidar que una envasadora al vacío doméstica nunca tendrá la potencia de una envasadora industrial. No queremos disuadirte de la compra de uno de estos aparatos, pero sí que creemos que es importante que seas consciente de sus limitaciones, ¡sé realista!

  • Las envasadoras domésticas funcionan como una especie de aspiradora y son incapaces de someter los alimentos a la presión de una envasadora industrial.
  • No sustituye otros procesamientos térmicos, como la refrigeración o la congelación, sino que los complementa.
  • Como ya mencionamos anteriormente, no todos los alimentos son adecuados para su conservación al vacío. Más allá de eso, hay máquinas que no son capaces de envasar alimentos con mucho líquido, muy delicados o en polvo, como la harina.
  • La mayor parte de bacterias no pueden vivir sin oxígeno, pero hay otras, como la Crostridium botulinum, que sí. No te olvides de respetar las normas básicas de higiene.
  • Ten cuidado de no dañar las bolsas, puesto que, de lo contrario, el vacío perdería todo su efecto. En caso de que vayas a reutilizarlas, lávalas a conciencia y sécalas bien, tanto por dentro como por fuera.

¿Qué es la cocina sous vide o a baja temperatura?

Bueno, para empezar, no son exactamente lo mismo, pero tienen mucho en común. La cocina sous vide o al vacío consiste en envasar alimentos al vacío para, después, cocinarlos a baja temperatura. Esta técnica no es complicada y puedes implementarla fácilmente en tu hogar, aunque no cuentes con un equipamiento de cocina caro y profesional.

Los alimentos cocinados de este modo apenas pierden humedad y peso durante la cocción, y tampoco pierden su sabor o su aroma. Por otro lado, los sabores se acentúan, así como los colores. A diferencia de la cocción tradicional o incluso del cocinado al vapor, la cocina sous vide y la de baja temperatura preservan los nutrientes y las vitaminas de los alimentos.

Criterios de compra

Como has podido ver, las opciones de envasadoras al vacío disponibles en el mercado son numerosas y variadas. Es normal que dudes y que no sepas bien hacia dónde tirar al tomar la decisión de adquirir una. Creemos que hay ciertos criterios que, si los tienes presentes, harán que la elección sea mucho más sencilla:

  • Un diseño estético y sobre todo funcional
  • El secreto está en la potencia
  • ¿Mejor con cámara de vacío o sin ella?
  • Piensa en el futuro: las bolsas
  • ¿A qué accesorios no vas a renunciar?

Un diseño estético y sobre todo funcional

Comprar una envasadora que combine con nuestra cocina está muy bien, pero estará aún mejor si, además, se adapta bien al espacio del que disponemos. Piensa que las envasadoras son relativamente aparatosas, así que es importante que valores dónde vas a colocarla y que optes por una u otra en función del almacenamiento que le tienes reservado.

Hay máquinas que pueden guardarse tanto en posición vertical como horizontal, cosa que resulta muy práctica. Las envasadoras más completas normalmente son más voluminosas ―especialmente las que tienen cámara―, así que, si el espacio en tu cocina es reducido, te recomendamos que des prioridad a aparatos sencillos y compactos.

Envasadora al vacío casera

Una envasadora al vacío prolonga la vida útil de los alimentos unas cinco veces respecto a los que no están preservados de esta manera. (Fuente: Elena Fedulova: 107322595/ 123rf.com)

El secreto está en la potencia

Las envasadoras domésticas oscilan entre los 100 y los 200 vatios de potencia, lo cual basta y sobra para que cumplan con su cometido. Ahora bien, la potencia repercute en la rapidez con que se realiza el procedimiento de envasado y en la intensidad del vaciado; pero no sirve de mucho en máquinas que no incorporen un regulador de potencia y/o velocidad de sellado.

Para envasar bolsas grandes, de unos nueve litros, te aconsejamos que optes por máquinas potentes, de al menos 150 vatios, puesto que, de lo contrario, el aparato podría sobrecalentarse. En cualquier caso, nuestro consejo es que no adquieras una envasadora al vacío con una potencia menor a 100 vatios, pues se te quedará corta muy pronto.

¿Mejor con cámara de vacío o sin ella?

Aunque en este artículo no hemos reseñado ninguna envasadora con cámara de vacío, debes saber que también existe este tipo de máquina. Optar por una u otra depende del uso que pienses darle. Normalmente, se considera que las envasadoras con cámara están reservadas al uso profesional en establecimientos de restauración o comercios, pero esto no tiene por qué ser así.

Las máquinas con cámara de vacío son de mayor tamaño y envasan los alimentos en un espacio cerrado, ejercen mayor presión sobre ellos y son más exactas que las que lo hacen en el exterior. También nos permiten cocinar sous vide dentro del propio electrodoméstico, pero ten en cuenta que requieren de más mantenimiento y cuidados.

Alimentos empacados al vacío

Comprar una envasadora que combine con nuestra cocina está muy bien, pero estará aún mejor si, además, se adapta bien al espacio del que disponemos. (Fuente: Oleksandra Naumenko: 74051037/ 123rf.com)

Piensa en el futuro: las bolsas

Cuando adquirimos una envasadora, es común que esta incluya bolsas de vacío, lo cual está muy bien y nos ahorra tener que comprarlas aparte. No obstante, más importante aún es pensar en el futuro y en si será fácil encontrar bolsas compatibles con nuestro aparato cuando nos toque volver a hacer acopio de ellas.

Otro consejo que nos vamos a permitir darte es que compres bolsas de buena calidad, aunque su precio sea superior. Aunque hay fabricantes que no recomiendan que las bolsas se reutilicen, la verdad es que puedes hacerlo siempre y cuando cortes el borde sellado, y las limpies y las seques a conciencia antes de volver a usarlas.

¿A qué accesorios no vas a renunciar?

Como has podido leer en apartados anteriores, hay envasadoras que ofrecen más funciones y accesorios que otras. Más no equivale siempre a mejor, sino que todo depende de tus propias necesidades. No sirve de nada que compres una envasadora con miles de funciones que no vas a usar, así que tendrás que pensar bien acerca del uso que vas a darle.

Entre los accesorios más habituales está el portarrollos, una manguera de vacío para extraer el aire en táperes y otros recipientes, los propios táperes, distintos tampones adaptables, una bandeja extraíble antigoteo que pueda lavarse en el lavavajillas o bolsas de recambio. Lo cierto es que la oferta es muy variada y repercute en el precio, así que debes pensarlo bien.

Resumen

Las envasadoras al vacío domésticas se están popularizando cada vez más en nuestras casas. Hasta hace pocos años, este método estaba reservado únicamente a establecimientos de restauración y empresas de alimentación, pero cada vez son más los particulares que disfrutan de las ventajas del envasado al vacío en sus propias cocinas.

En caso de que no te lo hubieras planteado porque lo considerabas un método de conservación de alimentos caro, ¡sácate esa idea de la cabeza! Las envasadoras al vacío son económicas, apenas requieren mantenimiento y te ayudarán a ahorrar dinero en tus compras. Todo eso por no hablar de toda la comida que no terminará estropeada en el cubo de la basura.

Y tú, ¿estás pensando ya en adquirir una envasadora al vacío? Cuéntanos tus impresiones en los comentarios y, en caso de que nuestro artículo te haya resultado útil, te animamos a que lo compartas en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Natalimis: 131331362/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Elena Pérez Redactora
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.