Un procesador de alimentos es un pequeño electrodoméstico que es capaz de modificar la estructura de los alimentos. No es un robot para cocinar, sino para transformar los ingredientes que utilizas, puede cortar, batir, amasar, triturar, laminar, rallar o rebanar, por ejemplo.

Es cierto que cuentas con alternativas en la cocina para hacer todo lo comentado, pero un electrodoméstico de este tipo te permite simplificar los procesos. El proceso es más rápido y tiene un resultado más estético. Suele ser muy fácil de utilizar y, a partir de ahora, se convertirá en tu ayudante imprescindible en la cocina.

Lo más importante

  • Un procesador de alimentos te permite optimizar el espacio de tu cocina, ya que sustituye a la práctica totalidad de los pequeños electrodomésticos que se utilizan de forma habitual. Dispone de distintos accesorios, para realizar de manera sencilla funciones como cortar, batir, rebanar, triturar, exprimir, mezclar, amasar o picar, entre otras muchas.
  • No cocina los alimentos, pero te ayuda a que cocinar sea mucho más rápido y te evita un buen número de complicaciones. Una vez que empieces a utilizar tu procesador, se convertirá en un elemento imprescindible. Es el mejor pinche de cocina que puedes tener.
  • En el mercado encontrarás diferentes modelos, con distintas prestaciones y precios. Una vez que conozcas todas sus posibilidades, podrás elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto. Por supuesto, cada procesador cuenta con una funciones distintas.

Ranking: Los mejores procesadores de alimentos en el mercado

Seguidamente, te mostramos los mejores procesadores de alimentos en el mercado. En este apartado descubrirás cuál el más adecuado para ti. Además, también podrás conocer los diferentes modelos que existen.

Puesto N.º 1: Bosch MCM4100 – Procesador de alimentos con accesorios

Se trata de un procesador de alimentos con accesorios, que cuenta con más de 35 funciones, como cortar en rodajas, montar, rallar, exprimir o batir, entre otras posibilidades. Tiene dos niveles de velocidad, 800 W de potencia y una capacidad en su vaso de 1,25 litros. Su clase de eficiencia energética es A.

Gracias a su tamaño compacto, es fácil de almacenar y cuenta con un cajón integrado en el que guardar sus accesorios.

Puesto Nº 2: Ninja

Este procesador de alimentos universal es imprescindible en muchos hogares, ya que tiene infinidad de funciones. Tritura, bate, pulveriza el hielo y realiza otras tareas importantes. Gracias a sus cuchillas consigue una consistencia cremosa. Cuenta con 5 programas Auto-IQ (sistema inteligente) para preparar los alimentos y con 1500 W de potencia.

Este procesador incluye diferentes accesorios para facilitar su uso. Entre ellas dos tazas con diferentes medidas (650 ml y 500 ml), también un tazón procesador de alimentos, un plato rallador o un juego de cuchillas apilables. Destaca su folleto con treinta recetas.

Puesto Nº 3: Philips HR7627/02

Se trata de un robot de cocina que cuenta con un tamaño compacto. Dispone de varios accesorios que te permiten sacar su máximo rendimiento. Puedes aprovechar sus dos niveles de velocidad. El primero para hacer pasteles, masa de pan y batir huevos o cremas. El segundo para triturar, batir y rebanar.

El diseño y la apertura del recipiente facilita la trituración, tanto de alimentos blandos como de aquellos que son duros. Su vaso tiene una capacidad de 2,1 litros y su potencia alcanza los 650 W.

Puesto Nº 4: Kenwood FDM301

Este procesador de alimentos bate, corta, amasa, ralla, y realiza otras muchas funciones interesantes. Con su ayuda podrás preparar multitud de platos de forma rápida y sencilla. Además, dispone de prensa de cítricos para hacer zumos naturales. Su potencia es de 800 W y su vaso tiene una capacidad de 2,1 litros.

El electrodoméstico cuenta con un libro de recetas, para que le saques el máximo rendimiento. No tendrás problemas a la hora de montar y desmontar el aparato, lo que facilita su limpieza. Sus dos velocidades y su velocidad pulse te ofrecen un mejor control.

Puesto Nº 5: Kenwood FPM910 Multipro Excel

Se notan en su potencia los 1300 W de este procesador de alimentos. Cuenta con ocho velocidades y a pesar de su precio elevado, te permite unas funciones realmente destacadas. Gracias a su sistema Tri-Drive conseguirás unos resultados profesionales.

Este aparato ofrece todas las prestaciones de cualquier procesador, con una interesante funcionalidad. Dispone de un modo ecológico con el que se puede ahorrar hasta el 50 % de la energía, además de apagado automático a los 30 minutos.

Puesto Nº 6: Kenwood FPM 250

Se trata de uno de los procesadores de alimentos más completos. Su potencia de 750 W te facilita realizar diferentes funciones, desde picar hielo a preparar un batido. Se limpia con facilidad, porque puedes meter sus accesorios en el lavavajillas.

Aprovecharás al máximo el espacio de tu cocina, ya que realiza un gran número de funciones. Sustituye a la mayoría de los pequeños electrodomésticos que tienes en la actualidad.

Puesto Nº 7: Bosch MCM42024

Este procesador de alimentos llama la atención no solo por sus interesantes prestaciones, sino también por su atractivo color fucsia. Te permite realizar un buen número de funciones, más de 35, entre ellas cortar, batir, amasar, mezclar, rebanar o exprimir, por ejemplo.

Cuenta con diversos accesorios, entre los que destacan su tazón de 1,25 litros o su jarra batidora graduada. Te ayuda a ahorrar espacio, ya que cuenta con un cajón integrado para guardar sus accesorios.

Guía de compras: Lo que necesitas saber sobre un procesador de alimentos

En los siguientes apartados descubrirás todo lo que necesitas saber sobre los procesadores de alimentos. De esta forma podrás tomar la mejor decisión.

Procesador de alimentos en cocina

Los procesadores de alimentos te ayudan a que cocinar sea mucho más rápido.
(Fuente: Starus: 50147361/ 123rf.com)

¿En qué se diferencia una batidora, un robot de cocina y un procesador de alimentos?

En la mayoría de las casas encontrarás una batidora. Es un electrodoméstico capaz de batir o mezclar frutas o verduras. Se puede preparar con ella purés, cremas, batidos o zumos. En los últimos tiempos también se han incorporado a los hogares los robots de cocina. Se utilizan para cocinar y realizan infinidad de funciones.

Un procesador de alimentos simplifica la mayoría de los preparativos para cocinar. Cortar verduras, picar frutos secos, preparar una salsa, un puré o un batido, montar claras, amasar y en general todo lo que hace una batidora o un robot de cocina, pero sin cocinar. También podrás preparar algunos platos que no necesitan calor.

¿Por qué contar con un procesador de alimentos?

Son muchas las razones que te pueden llevar a contar con un procesador de alimentos, pero estas son las más habituales:

  • Espacio. Las casas cada vez son más pequeñas, por lo que resulta inviable contar con un sinfín de electrodomésticos. Con un procesador de alimentos puedes tener “todo en uno”. Al final cuando tienes guardados en un armario muchos aparatos terminas por no utilizar ninguno.
  • Tiempo. Si pasas poco tiempo en casa, dispondrás incluso de menos tiempo para cocinar. Por eso es fundamental no tener que invertirlo en cortar cebolla, picar ajos o rebanar patatas. Con un procesador de alimentos podrás optimizar el tiempo que dedicas a cocinar, evitando tener que hacer de forma manual muchas funciones.
  • Limpieza. Con un procesador de alimentos se ensucia mucho menos. Además, el propio electrodoméstico se limpia con facilidad. En la mayoría de los casos podrás introducir sus distintos elementos en el lavavajillas.
  • Experiencia. No todo el mundo cuenta con mucha experiencia en la cocina. Con un procesador no necesitas ser un gran chef para elaborar platos exquisitos y con una gran presentación. Este aparato simplifica al máximo toda la preparación.

¿Se ahorra en la cocina con un procesador de alimentos?

Otra de las ventajas de un procesador es que te permite aprovechar ciertos alimentos dándoles un nuevo uso. También puedes preparar en casa algunos platos que te ayudarán a ahorrar dinero. En esta tabla te lo mostramos.

Ingredientes Resultado
Pan seco Pan rallado
Cereales en grano Harina de cereales
Fruta congelada Helado o sorbete
Carne sobrante Picadillo de carne
Queso seco Queso rallado
Carne o pescado Hamburguesas
Garbanzos cocidos Humus

¿Qué características debe tener el procesador de alimentos?

En la siguiente tabla te vamos a mostrar otro aspecto interesante que debes tener en cuenta a la hora de adquirir tu procesador de alimentos. Nos referimos a las características que debería cumplir.

Prestaciones A tener en cuenta
Capacidad del vaso Número de miembros en la familia
Potencia Uso que se le va a dar
Diseño Estética y tamaño
Seguridad Que cumpla con la normativa vigente
Accesorios Debe tener todos lo que vayas a necesitar
Funcionalidad Sencillez en el uso
Precio La mejor relación calidad-precio

Más adelante, en la guía de compra, profundizaremos en estos aspectos para ayudarte a tomar la decisión final.

¿Qué se puede hacer con un procesador de alimentos?

Es cierto que ya te hemos mostrado diferentes usos que puedes darle a tu procesador de alimentos. Ahora conocerás de qué manera le sacarás verdadero partido. Repasamos sus principales usos, aunque volvemos a mencionar la misma idea: sus funciones dependen del modelo concreto que hayas adquirido.

  • Triturar. Dependiendo del modelo tendrá más o menos potencia, pero lo cierto es que cualquier procesador triturará la mayor parte de los alimentos. Debes tener en cuenta que no solo cuenta con el vaso principal, sino también con otros adicionales que le dan usos extras.
  • Emulsionar. Algunos modelos te permiten emulsionar. Una función a la que le sacarás mucho partido al preparar salsas, mayonesas o un gazpacho.
  • Picar. Puedes picar carne o pescado para preparar una hamburguesa. También puedes triturar frutos secos para un bizcocho o fruta congelada para hacer un granizado. Son solo algunas ideas.
  • Batir. Puedes batir huevos, montar claras a punto de nieve o preparar deliciosos batidos. Todo sin esfuerzo y sin manchar tanto como si lo hicieras a mano o con una batidora tradicional.
  • Rallar. Ya no necesitaras rallar a mano el queso o las zanahorias, podrás hacerlo de forma sencilla con este electrodoméstico.
foco

¿Sabías que Pierre Verdun fue quien observó el tiempo que la gente perdía cortando, picando y mezclando ingredientes? De esta observación nació la idea del procesador de alimentos.

  • Laminar. Podrás laminar diferentes clases de alimentos sin que ni tú, “ni tus dedos” corran ninguna clase de peligro.
  • Amasar. Con su opción de amasado podrás preparar platos como pizzas, empanadas, quiches y otros similares. Lo harás sin esfuerzo y con unos resultados excepcionales.
  • Exprimir. Muchos procesadores de alimentos cuentan con accesorios para poder exprimir diferentes cítricos. Aprovecharás mucho más cada pieza que si lo hicieras de forma manual, por no hablar del ahorro de tiempo y de fuerzas.
  • Licuar. Siguiendo la línea del punto anterior, con su accesorio para licuar conseguirás preparar exquisitos -y saludables- zumos de frutas y verduras.
Jamie OliverChef y experto en artes culinarias

“Utilizo mi procesador de alimentos a diario. Este pica como un ninja y me permite hacer más rápido cualquier tarea de la cocina, ya se trate de cortar en rodajas, cortar en tiras o mezclar. Incluso se puede utilizar para preparar rápidamente un helado. Es un utensilio rápido e ideal para la cocina.”

 

¿Cuál es el origen del procesador de alimentos?

Como sucede con una gran parte de los inventos, la idea surge de la necesidad. Fue así porque tuvo su origen en un vendedor de una empresa de catering, Pierre Verdun, quien observó el tiempo que la gente perdía cortando, picando, batiendo o mezclando ingredientes.

Sobre todo en los grandes restaurantes, en los cuales los cocineros y sus ayudantes tenían que preparar comida para cientos de personas cada día. Con este pensamiento en mente, el ejecutivo trabajó hasta fabricar un aparato que recibió el nombre de Robot-Coupe. Se convirtió en todo un éxito en el país vecino en la década de 1960.

A la luz de este primer procesador surgieron otros modelos. Además, pasaron de estar diseñados solo para uso profesional a llegar a las casas. Fue evolucionando, dando paso al procesador de alimentos del que estamos hablando, pero también a otros más complejos. Ya no hay excusas: los aparatos facilitan la elaboración de exquisitos platos, es la oportunidad perfecta para que los aficionados a la cocina se lanzen a los fogones.

Procesador de alimentos con puré

Los procesadores de alimentos hacen nuestro trabajo en la cocina más eficaz.
(Fuente: Taiftin: 23146089/ 123rf.com)

¿Qué beneficios nos ofrecen los procesadores de alimentos?

Te mostramos de forma esquemática las principales ventajas y desventajas que tienen los procesadores de alimentos:

Ventajas
  • Te ayudan a ahorrar tiempo
  • Te permiten elaboraciones de mayor calidad
  • Contribuyen a que optimices el espacio de tu cocina
Desventajas
  • Hay personas que los compran y no los utilizan
  • El precio de algunos modelos es algo elevado
  • No todos los procesadores ofrecen las mismas funciones

Criterios de compra

En un cuadro anterior te mostramos qué debías tener en cuenta a la hora de comprar un procesador de alimentos. Ahora es el momento de ver todos esos puntos de forma más detallada:

  • Capacidad del recipiente
  • Potencia
  • Diseño
  • Seguridad
  • Accesorios
  • Funcionalidad
  • Precio

Capacidad del recipiente

Es importante que tengas en cuenta la capacidad del vaso del modelo que vayas a comprar. Tu elección dependerá de diferentes factores, uno de ellos es el número de miembros de la familia.

También es posible que lo utilices con fines profesionales, por ejemplo si tienes un catering, un restaurante o una escuela de cocina. En estos casos es necesario que busques la mayor capacidad posible.

Potencia

Cuanta más potencia tenga el aparato, mejor realizará su trabajo. Debe tener como mínimo 600 W. Ten en cuenta que cuanta más baja sea su potencia, más despacio realizará su función. Si has comprado una máquina para ahorrar tiempo no olvides este punto.

Recuerda que un procesador con poca potencia puede terminar sobrecalentándose y esto puede ser peligroso.

Diseño

En el mercado vas a encontrar diferentes modelos. Es cierto que a la hora de tomar tu decisión final la estética puede ser importante, sobre todo si va a estar a la vista. Pero lo será aún más su tamaño, para poder almacenarlo sin problemas.

En algunos casos, la propia máquina incorpora un cajón para guardar sus accesorios. Si apuestas por un modelo de esta clase el almacenamiento será más sencillo. Fíjate también en la calidad de los materiales. Un producto de baja calidad durará menos tiempo y a la larga será siempre un problema.

Seguridad

Un procesador de alimentos tiene un alto poder de corte. Dispone de diferentes cuchillas muy afiladas. Comprueba que el aparato cumple con toda la normativa legal vigente. Debe incorporar medidas de seguridad que impidan que se pueda acceder a las cuchillas mientras está funcionando.

Accesorios

Es posible que creas que cuantos más accesorios incluya mejor. Pero debes de pensar también que cuantos más elementos tenga más caro será, o al menos eso sería lo normal. Comprueba que dispone de aquellos elementos que realmente vas a necesitar.

Funcionalidad

Debes estudiar qué se puede hacer con el procesador de alimentos y hasta qué punto es sencillo hacerlo. Si tiene muchas funciones, pero resulta complicado utilizarlo, terminará olvidado en un armario.

Comprueba que las funciones más utilizadas: comenzar, parar y cambiar de velocidad, estén muy accesibles.

Precio

Hay procesadores de alimentos muy económicos y otros más caros. Lo más importante es que tengas en cuenta la relación calidad-precio. Si es muy barato, debes preguntarte si será realmente útil. Por el contrario, si es muy caro tendrás que comprobar que merece la pena el precio que vas a pagar.

Una forma de calcular el precio es teniendo en cuenta la marca, las prestaciones que ofrece, la calidad de los componentes y el número de accesorios.

Resumen

Un procesador de alimentos es una herramienta que te puede ayudar a que cocinar sea más fácil, rápido y sencillo. Te permite preparar todo tipo de elaboraciones, además puedes crear platos nuevos o culminar viejos.

Podrás aprovechar mejor los alimentos y conseguir mejores presentaciones. Un procesador de alimentos sustituye a casi todos los pequeños electrodomésticos que tienes en tu cocina. De esta forma ahorras dinero, pero sobre todo espacio.

En el mercado encontrarás diferentes modelos y precios. Es fundamental que analices sus principales características para poder realizar una buena compra. No olvides todos las recomendaciones que has descubierto en este artículo, te ayudarán a encontrar el mejor procesador de alimentos para ti.

(Fuente de la imágen destacada: Titov: 100077396/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
28 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Cargando…

Publicado por eldulcehogar