destacada
Última actualización: 19 enero, 2021

Nuestro método

16Productos analizados

22Horas invertidas

5Artículos evaluados

112Opiniones de usuarios

Un terrario es aquel recipiente que trata de recrear de manera artificial un hábitat concreto. ¿Qué tipo de terrario necesitamos? Pues depende de la especie que queramos tener en casa, ya sea planta o animal. Y es que el cuidado de una mascota puede parecer tarea fácil, pero todos aquellos que tengan una estarán de acuerdo en que esto no es así.

Si tu mascota además se trata de un animal exótico, necesitará un clima específico para vivir, el cual se le podrá proporcionar a través de un terrario. Pero, ¿sabes los criterios fundamentales que debes tener en cuenta antes de comprar uno? En este artículo trataremos de explicarte todo lo que debes saber acerca de los terrarios para que puedas comprar el que mejor se amolde a tus necesidades. ¡Presta atención!




Lo más importante

  • Un terrario se basa en imitar de manera artificial un hábitat concreto dividiéndose los tipos de terrarios en función de qué hábitat se esté recreando: terrario desértico, de bosque, tropical o un acuaterrario.
  • A la hora de crear tu propio terrario, es importante saber que cada tipo de terrario tiene unas necesidades concretas, además de tener claro cómo debes cuidarlo, tanto si es un terrario para plantas, como si es un terrario para tu mascota.
  • Antes de comprar un terrario debes analizar las necesidades individuales de las especies que quieras tener en él y elegir sabiamente basándote en ellas.

Los mejores terrarios del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, hemos incluido un listado con los mejores terrarios del mercado para facilitarte la elección del terrario más acorde a tus necesidades y las de tu mascota.

El mejor terrario según su relación calidad-precio

Terrario de Repiterra bastante amplio, de 120x60x60 de diámetro, cuyo material principal es la madera, a excepción de la parte frontal, que cuenta con unos paneles de vidrio flotado para poder observar desde fuera a tu mascota sin molestarle. Además, estos paneles de vidrio pueden abrirse y cerrarse, proporcionando una entrada frontal a lo que podría ser alimento, decoración o cualquier necesidad que tuvieses de interactuar en el hábitat de tu mascota.

A contrario de otros terrarios, sobre todo de otro tipo de material, este se deberá construir en casa. Pero no te preocupes, con unos pocos tornillos será suficiente para tener listo tu terrario. Además, consideramos el precio de este producto muy acertado para la calidad del mismo. Es importante que recuerdes que debido a su material (madera), no soportará ambientes húmedos.

El mejor terrario para mascotas pequeñas

Este terrario de Exo Terra es perfecto si tienes una mascota de pequeño tamaño o durante sus primeros años de vida. Sus dimensiones (45x45x60) permiten insertar vegetación alta, pudiendo crear diferentes ambientes en los que tu mascota se vea cómoda. Además, al ser de un material tan resistente como es el cristal, es apto para todo tipo de climas, desde el más húmedo hasta el más desértico. Incluso, puedes crear en la parte baja un ambiente acuático.

Posee dos puertas frontales, aseguradas con una cerradura especializada en evitar los posibles escapes de tu mascota, por lo que podrás estar tranquilo en ese sentido. Ambas puertas pueden abrirse por separado. Además, en la parte baja del terrario, justo debajo de las puertas delanteras, se ha incluido un sistema de ventilación perfecto para que el hábitat de tu mascota no se vea recargado.

El mejor terrario para un Gecko

Terrario de Repiterra de gran amplitud (60x120x60) con ventilación frontal formada por dos puertas delanteras a través de las cuales podrás alimentar, añadir decoración o cualquier interacción que necesite tu mascota. Al ser de un material como la madera, será perfecto para climas desérticos o áridos, como el que necesitará tu Gecko.

La base amplia de este terrario (120 largo x 60 ancho) es perfecta para un Gecko, ya que estos necesitan un espacio amplio, pero no requieren de una altura demasiado elevada. Además, esto ayudará a poder crear distintos ambientes y zonas, como por ejemplo una zona donde esconderse u otra donde mudar. Esta última requerirá de más humedad, pero recuerda que la madera no soporta la humedad, por lo que este recipiente deberá ser ajeno a la estructura del terrario.

El mejor terrario para tortugas de agua

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Terrario de la marca Tetra, con muy buena ventilación, ya que no posee pared superior. Material de cristal resistente a los climas acuáticos y terrestres, que además permite observar a la perfección a tu mascota sin molestarla. Dimensiones muy acertadas para el tamaño de una tortuga de agua (44x81x45), permitiendo incluir ambos hábitats (acuático y terrestre) con suficiente superficie para el bienestar de tu tortuga de agua.

Este terrario está perfectamente equipado. Dispone de un fuerte filtro de tres fases encargado de eliminar la suciedad del agua, así como su enturbiamiento y cualquier olor desagradable, que facilitará el mantenimiento de tu acuaterrario. Además, incluye extras como una iluminación Led o una isla de superficie estriada para ofrecer reposo terrestre a tu mascota, entre otros.

El mejor terrario para mascotas grandes (como camaleones o serpientes)

Terrario fabricado por Carolina Custom Cages, tiene varios modelos de terrarios con dimensiones pensadas para tu mascota adulta. Todos ellos están fabricados con un material resistente a cualquier tipo de hábitat, desde el más húmedo hasta el más árido, incluyendo un acuaterrario, en cuyo caso deberás escoger un modelo con profundidad. Algunos modelos cuentan con puertas batientes y otros, los más grandes, con puertas correderas.

Al tener tantas opciones a elegir en cuanto a las dimensiones del terrario, podrás escoger la más acorde al tamaño y necesidades de tu mascota adulta. Además, el material de este terrario te permitirá tener libertad a la hora de crear un hábitat más o menos húmedo o con temperaturas más o menos altas, adaptándose por completo a las necesidades de tu mascota.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los Terrarios

Si estás en proceso de comprarte un terrario seguramente haya ciertos aspectos sobre ellos que te generen incertidumbre. Para procurar resolver esas posibles dudas, hemos detallado a continuación las preguntas más frecuentes que se suelen tener al respecto.

persona en tienda

El acuaterrario se basa en un mix entre terrario acuático y terrestre.
(Fuente: Filimonov: 139364724/ 123rf.com)

¿Cuál es el origen de los terrarios y por qué se llaman así?

Antes de explicar el origen de los terrarios, creemos importante aclarar su significado. Se entiende como terrario aquella pequeña instalación que trata de recrear de manera artificial las condiciones de un hábitat determinado. Este hábitat dependerá de las necesidades del ser vivo que lo habite, ya sea una especie animal, plantas o ambas cosas.

La palabra "terrario" como tal nace del latín "terrarium" que significa "lugar construido para mantener vivos a reptiles".

Ahora bien, ¿cuándo surge el concepto del terrario? Eso es otra cuestión y surge, ni más ni menos que en el siglo XIX de la mano de Nathaniel Ward, un doctor inglés que coleccionaba crisálidas (capa protectora y sedosa que crea la oruga durante una de las fases de la metamorfosis. La pupa de las mariposas).

El origen de este concepto comenzó cuando Ward, quien guardaba las crisálidas en recipientes de vidrio con tierra para observar su eclosión, de manera fortuita un día observó cómo en uno de los frascos se desarrolló cierto tipo de vegetación, cosa que hasta el momento no parecía posible. A partir de entonces, Ward comenzó a investigar el desarrollo de la vegetación en recipientes de cristal, surgiendo lo que en su día se conocía como Cajas de Ward, y lo que hoy por hoy conocemos como terrarios.

¿Qué tipos de terrarios hay?

Como ya se han mencionado anteriormente, existen cuatro tipos de terrario, dependiendo del hábitat que se quiera imitar. Son los siguientes:

  • Terrario desértico
  • Terrario de bosque
  • Terrario tropical
  • Acuaterrario

A continuación, mostramos una tabla resumiendo los puntos más importantes de cada tipo de terrario, que más adelante explicaremos con más detalle:

Vegetación Temperatura Estilo
Desértico Escasa Muy alta de día, baja de noche Seco
De Bosque Abundante Diferenciar estaciones (hibernación) Semihúmedo
Tropical Muy abundante Alta Húmedo
Acuaterrario Abundante Media-alta Semihúmedo o húmedo

Antes de continuar, es importante tener en cuenta si queremos que nuestro terrario sea de plantas o para la cría de una mascota. En este último caso, es importante informarse de los pequeños detalles que la mascota necesita en su hábitat natural, para imitarlo lo mejor posible. Dicho esto, detallamos a continuación las características de cada tipo de terrario:

Terrario desértico

Simula las condiciones atmosféricas de un hábitat desértico. Por lo general, este tipo de hábitat debe tener temperaturas muy altas durante el día (en torno a los 40º) y bajas durante la noche, siendo importante imitar esta variación correctamente. Además, para este tipo de terrarios es importante tener una buena ventilación para la supervivencia de tu mascota.

El terrario desértico puede crearse a partir de superficies de tierras y rocas y poca vegetación. Un ejemplo de vegetación común para estos terrarios son los cactus. Sin embargo, si queremos que en nuestro terrario viva nuestra mascota, es recomendable no usar esta especie de planta, pues puede ocasionar daños en nuestra mascota.

Recuerda que existen muchos tipos de desierto, por lo que infórmate primero de las condiciones exactas del clima que quieras imitar.

Terrario de bosque

Uno de los más complicados. Según el tipo de bosque que se quiera imitar, podría ser conveniente introducir algún elemento de agua (como cascadas o una imitación de charca o lago), aunque no obligatorio. Para este tipo de terrario es característica la abundancia de vegetación, siendo una muy buena opción los helechos. Generalmente, los animales de hábitat de bosque, suelen precisar de escondites creados en la naturaleza y plantas de gran altura para escalar y ejercitarse.

Una cosa importante a tener en cuenta para estos terrarios es que debemos procurar que la superficie se mantenga húmeda. Para ello, podemos poner una base de corcho y un sustrato adecuado para este clima. Una buena opción es el uso de musgo.

En cuanto a las temperaturas, en función de tu mascota, deberá ser importante diferenciar entre las estaciones del año, sobre todo verano e invierno, para permitir a nuestras mascotas la hibernación. Aparte de esto, las temperaturas deben ser suaves (entre 20º y 30º), y la humedad algo alta (entre 50% y 80%)

Si vas a usar musgo para algunas partes de la superficie de tu terrario, evita cogerlo de la naturaleza, pues puede contener bacterias perjudiciales para tu mascota. Lo mejor será comprarlo.

Terrario tropical

Muy complicado de mantener debido a las altas y constantes temperaturas (nunca bajar de los 24º) y la humedad que requiere (mínimo 70%). Para poder conseguir estas condiciones, una buena opción es incluir elementos de agua como cascadas, fuentes o sistemas de lluvia. Además, este tipo de terrario se caracteriza por su abundante vegetación, llegando a ser un ambiente incluso recargado.

Es importante tener en cuenta qué tipo de animal queremos tener, pues muchos de ellos (como las iguanas) suelen ejercitarse escalando árboles, por lo que será necesario imitar ese tipo de ambientes con elementos como troncos.

¡Cuidado! Los animales de este hábitat suelen ser bastante sensibles a los cambios bruscos, por lo que un buen mantenimiento de las condiciones climáticas del terrario será de mucha importancia para su supervivencia.

Acuaterrario

El acuaterrario se caracteriza por ser un ambiente en el que la proporción de agua que necesita es mayor que el resto de los terrarios. Los animales que habitan en él necesitarán que la zona acuática y la terrestre estén bien diferenciadas. La proporción de una y otra dependerá de la especie que sea tu mascota.

En la zona acuática, lo más recomendable es poner plantas naturales, ya que proporcionarán nutrientes a nuestra mascota. La zona seca puedes decorarla como un terrario tropical o de bosque, dependiendo del animal que lo hospede.

En cuanto a las temperaturas y humedad del acuaterrario, se caracteriza por tener un alto porcentaje de humedad (entre 70 % y 90 %) y temperaturas suaves (entre 15º y 30º), las cuales dependen del animal.

camaleon azul

Es importante que tu terrario disponga de al menos una pared transparente para poder observarla sin inferir en su hábitat.
(Fuentes: Arlt: 99600025/ 123rf.com)

¿Cómo cuidar tu terrario?

El cuidado de tu terrario es una de las cosas más importantes para el bienestar de tu mascota. No basta con imitar su hábitat natural, sino que también hay que mantenerlo limpio y sano. Evidentemente, si tu terrario es únicamente decorativo y no pretendes que se convierta en el nuevo hogar de una mascota, cuidar el terrario sigue siendo una tarea muy importante para que las plantas continúen con vida.

Un terrario descuidado puede generar consecuencias muy negativas para tu mascota, como puede ser el estrés, enfermedades y bacterias o incluso la muerte. Lo mismo sucede con los terrarios vegetales, pudiendo acabar con la vida de las plantas que estés cultivando.

A continuación, indicamos algunos tips para el cuidado de tu terrario vegetal y otros tips para el terrario de tu mascota.

Tips para el cuidado de tu terrario vegetal:

  • Luz: a rasgos generales, los terrarios se deben situar en lugares con luz, pero sin sol directo (podrían quemarse), así como evitar la cercanía a calefactores o aires acondicionados. Sobre todo, para los terrarios de materiales como el cristal, que concentran el calor y puede provocar que las plantas se ahoguen.
  • Poda las partes enfermas, muertas o secas de las plantas del terrario.
  • Evita que las plantas toquen alguna de las paredes del terrario, pues puede provocar la aparición de bacterias. En este caso, puedes o podar o trasplantar.
  • Riega las plantas en función de la necesidad concreta de cada una. Más adelante explicamos este punto con más detalle.
  • Fertilizaciones: debido al reducido tamaño de estos terrarios, y que no hay drenaje de la tierra de forma natural, lo mejor es fertilizar las plantas con soluciones líquidas.
  • Abono: es importante saber que la materia vegetal de la tierra desaparece con el tiempo, ya que las plantas la absorben. Por ello, una vez cada cierto tiempo (recomendablemente, una vez al año, aunque siempre depende de las circunstancias), es recomendable abonar de nuevo la tierra.
  • Hongos: en caso de aparecer hongos por un exceso de humedad en el terrario, lo mejor es dejar de regar durante un tiempo hasta que la tierra se seque y rociar las plantas con productos especiales para hongos.
  • Decoración: limpia de vez en cuando los elementos decorativos para evitar la aparición de bacterias, hirviendo cada elemento en agua con un producto especial desinfectante para terrarios.

Tips para el cuidado del terrario de tu mascota:

  • Luz: evita la luz del sol directa y la cercanía del terrario a calefactores o aires acondicionados.
  • Cambia el sustrato cada cierto tiempo, el cual dependerá del tipo de terrario que sea. Para un terrario desértico: cada 5 o 6 meses; para un terrario de bosque: cada 3 meses aproximadamente; para un terrario tropical: cada 3 o 4 meses. Puedes usar un colador especial para arena para retirar los restos de excrementos o comida; y para un terrario acuaterrario: cada 3 o 4 meses.
  • Cuida las plantas naturales del terrario, teniendo en cuenta algunos de los tips del apartado anterior (poda, riego, etc.)
  • Hábitat: asegúrate de que elementos como la temperatura, luz, humedad, etc., que tu mascota necesita se mantengan siempre correctamente.
  • Ventilación: es muy importante que tu terrario tenga alguna vía de ventilación. Normalmente, los terrarios están pensados para cubrir esta necesidad.
  • Decoración: limpia cada cierto tiempo los elementos decorativos del terrario, hirviéndolos en agua junto con un producto desinfectante específico de terrarios y sécalos bien antes de volver a colocarlos en el terrario para evitar la aparición de bacterias y virus.

pecera

Un hábitat adecuado facilita la supervivencia de tu mascota.
(Fuente: Nowak: 65174495/ 123rf.com)

¿Cómo regar tu terrario?

Dependiendo de las plantas que contenga tu terrario necesitará un riego más o menos frecuente, pero a rasgos generales hay varias cosas importantes que debes saber:

  • Si la tierra se ve húmeda, es mejor no regar. Recuerda que al no tener drenaje, no se debe abusar con el agua.
  • Lo más recomendable es regar con algún recipiente cuya boquilla sea pequeña y tengamos control sobre la cantidad de agua que cae. Por ejemplo, una botella con el tapón agujereado.
  • Si en la base hemos colocado piedras, riega hasta que éstas se mojen, pero ¡cuidado! no deben llenarse de agua pues pueden saturar el ambiente. Lo ideal es dejar que el agua de las piedras se acabe evaporando.
  • Si tenemos en un mismo terrario dos plantas que necesitan riegos distintos, lo mejor es intentar regarlas de manera individual, procurando que la que necesita menos agua no se sature, y la que necesita más agua, no se seque.
  • En terrarios cerrados se recomienda la ventilación ocasional. Cuando observes que el recipiente contiene gotas en las paredes provocadas por el exceso de humedad y agua, deja que respire durante algunas horas.
  • Para plantas como los cactus o las plantas suculentas, es importante saber que no se debe mojar su follaje, pues puede provocar la aparición de hongos y enfermedades.

¿Qué plantas se usan en los terrarios?

Todo depende del tipo de hábitat que quieras recrear y cuál sea el fin de ese terrario. No será lo mismo un terrario con un fin decorativo, que un terrario en el que pretendas que viva algún animal.

  • Plantas para terrarios desérticos: deberá ser vegetación que soporte altas temperaturas. Algunos ejemplos son las suculentas, pequeños aloe, árbol de jade o cactus.
  • Plantas para terrarios de bosque: deberá ser vegetación que soporte climas semihúmedos o semisecos, en función del tipo de bosque que quiera imitarse. Algún buen ejemplo puede ser el musgo o las orquídeas.
  • Plantas para terrarios tropicales: deberá ser vegetación de origen tropical, como son la orquídea o la bromelia, o que se desarrolle en climas húmedos como los helechos.
  • Plantas para terrarios acuaterráneos: en este caso, al haber dos ambientes, pueden combinarse hasta 3 tipos de vegetación: plantas sumergidas, palustres emergidas (con las raíces sumergidas, y el resto emergido) y terrestres.

Recuerda que en el caso de querer crear un hábitat para un animal del desierto, es recomendable evitar incluir los cactus debido a los posibles daños que estos puedan ocasionarles, pudiendo recurrir a plantas artificiales

¿Cómo hacer tu propio terrario en casa?

Al igual que en los casos anteriores, depende de la finalidad del mismo: decorativo o habitable (para tu mascota). Por ello, veamos como hacer cada uno de ellos:

Cómo hacer un terrario para plantas:

  • Lo primordial es elegir el recipiente donde deseas crear el terrario. Después, lávalo en condiciones para evitar que se desarrollen hongos.
  • Una vez limpio, crea una primera capa de gravilla o de piedras mezcladas con carbón activado.
  • Coloca una segunda capa de musgo, para evitar que la tierra que se colocará después se junte con la gravilla y, además, evitar que llegue a la primera capa un exceso de agua.
  • Añade la capa de tierra de la que hemos hablado en el punto anterior, aplastándola bien. Pon más o menos tierra dependiendo de la profundidad de las raíces que las plantas elegidas tengan y del tamaño del recipiente que has elegido.
  • Ahora es el momento de introducir las plantas que hayas comprado. Sacude bien las raíces para evitar restos de tierra. Escarba un poco y coloca las plantas. Después, añade una fina capa de tierra aplastando muy suavemente.
  • Es importante que las plantas no toquen el recipiente con ninguna de sus partes (raíces, hojas, tallos, etc.), ya que podrían coger bacterias y enfermar.
  • Añade algo de decoración a tu gusto (piedras, conchas, más musgo…)

¡Y ya estaría!

muchos terrarios

Algunos animales como las serpientes requieren de zonas pensadas para ayudarles a mudar de piel. (Fuente: Kaewsai: 148592626/ 123rf.com)

Cómo hacer un terrario para tu mascota:

Lo más recomendable para estos casos es comprar la estructura ya hecha, pues es importante crear un ambiente seguro tanto para él como para ti, pudiendo evitar posibles futuros altercados.

Una vez hayas comprado el recipiente donde vivirá tu mascota, es hora de crear su ambiente. Para ello, lo más importante es informarte correctamente de a qué hábitat pertenece: tropical, desértico, de bosque o acuaterrario. Una vez tengas claras las necesidades de tu mascota, deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tierra. Elegir tanto el tipo de superficie en la que va a vivir, como el espesor de éste, es primordial. Por ejemplo, en el caso de las tortugas, necesitan una tierra y un espesor que les permita enterrarse.
  • Decoración. Tanto de plantas como otros elementos típicos del hábitat en cuestión.
  • Temperatura y humedad. Instala lámparas, termómetros u otros utensilios que te permitan regular y controlar la temperatura y humedad correcta para la supervivencia y comodidad de tu mascota.

¿Qué animales puedo tener en un terrario?

Es importante destacar que los animales de terrario no son animales domésticos ni de compañía. De hecho, no les suele gustar mucho el contacto con el hombre, por lo que, para asegurar su bienestar, se deberá respetar su intimidad.

Los animales de terrario suelen ser animales exóticos que requieren de un clima y hábitat específicos. Podríamos dividir los animales de terrario en tres grandes grupos: reptiles, anfibios y artrópodos. A continuación, indicamos algunos ejemplos para cada uno de los grupos.

  • Reptiles: camaleones, tortugas (tanto de agua como terrestres) o geckos.
  • Anfibios: ranas, salamandras o ajolotes.
  • Artrópodos: hormigas, arañas o insectos.

¡Ojo! No todos los animales que pertenezcan a los grupos mencionados son animales de terrario. Hay animales cuya propiedad es ilegal. Infórmate bien acerca de la especie que desees tener en un terrario antes de adquirirla.

camaleon

Los terrarios de plantas pueden crearse en cualquier tipo de recipiente. (Fuente: Britton: 153942427/ 123rf.com)

¿Cómo conseguir que mi terrario posea el hábitat correcto para mi mascota?

Los animales de terrario suelen ser animales exóticos cuyos hábitats poseen características muy específicas. Por ello, es labor del dueño crear un ambiente lo mas similar posible a su hábitat natural. De este modo, a continuación hemos detallado los elementos más importantes a tener en cuenta a la hora de crear el terrario para tu mascota:

  • Humedad. Es importante adquirir accesorios que regulen la humedad del terrario en función de las necesidades del animal. Existen accesorios con esta característica con formas y diseños adaptados a cada hábitat, de manera que visualmente no se vean y, además, no afecten al bienestar de tu mascota (por ejemplo, con forma de roca).
  • Iluminación. Para el crecimiento y bienestar de tu mascota no solo la iluminación durante el día es importante, sino también durante la noche.
  • Sustratos y alimentación en el terrario. Los elementos que introducimos en el terrario y que, por tanto, van a estar en contacto con nuestro animal, han de ser de materiales adecuados para cada especie. La tierra o arena son importantes, pudiendo encontrar en ellas sustratos imprescindibles para el animal en cuestión. También las plantas que se introduzcan, además de decorativas, deberán aportar, de ser necesario, valor nutricional al animal. Y, por supuesto, el modo de alimentarlos. Si se trata de un animal con instinto cazador, intenta jugar con ello, haciéndole algo complicado el encontrar el alimento en el terrario, variando los lugares donde lo dejes.
  • Decoración adaptativa. Es muy importante informarte de las necesidades y hábitos que el animal tiene para poder adaptar lo mejor posible su nuevo hogar. En este sentido, la decoración juega un papel muy importante. Pequeños detalles como zonas en el terrario que sirvan de refugio para algunos animales, o zonas con temperaturas desiguales para otros, son elementos importantes si queremos evitar el estrés o problemas graves de salud en nuestra mascota.
  • Material transparente en la estructura. Es muy importante que por lo menos una de las paredes del terrario sea transparente, para poder vigilar a tu mascota sin tener que perturbar en su hábitat.

Criterios de compra

Antes de comprar un terrario, son varios los aspectos que debes tener en cuenta para conseguir el que mejor se adapte a las condiciones que deseas. A continuación hemos detallado los criterios que consideramos los más importantes para que tu elección sea lo más acertada posible. Son los siguientes:

Tamaño

El tamaño del terrario es posiblemente uno de los primeros factores en los que se piensa a la hora de adquirir uno. Es importante tener en cuenta cuál es la finalidad de nuestro terrario para tomar esta decisión. Es decir, si queremos un terrario de plantas, o si pretendemos que sea el hogar de nuestra mascota.

Una vez tenemos claro cuál es nuestra finalidad, debemos elegir la forma de éste, para ello, debemos averiguar qué tipo de terrario queremos, pues cada uno requerirá de una forma diferente. A continuación, mostramos una tabla en la que se resume claramente este criterio:

Orientación
Desértico horizontal
De Bosque Vertical
Tropical Vertical
Acuaterráneo horizontal

En cuanto a las dimensiones exactas del terrario, depende sobre todo de lo que queramos tener dentro.

  • Plantas. Si queremos tener únicamente plantas, a no ser que queramos plantar mucha variedad y cantidad de vegetación, no suele requerir terrarios de tamaños muy grandes. Lo importante es tener claro el tamaño que pueden alcanzar estas plantas. Esto es debido a que no es recomendable que ninguna parte de la planta toque las paredes de los terrarios pues podrían enfermar.
  • Mascotas. Si queremos tener una mascota en el terrario, depende tanto de la especie, como de la cantidad de animales que queramos tener. A continuación, indicamos una tabla con tamaños recomendados según la especie animal que se tenga en el terrario. (Ten en cuenta que las dimensiones recomendadas son partiendo de la base de que se tendrá únicamente un ejemplar en el terrario).

Tamaño recomendado
Insectos y milpiés Pequeño. (Ej. 20x10x10)
Arácnidos (arañas, escorpiones…) Pequeño o mediano (depende del tamaño del arácnido). Ej. 30x40x30
Anfibios (ranas, ajolotes…) Mínimo 40x40x60.
Lagartos (camaleón, iguana, lagarto…) De ancho dos veces más que el lagarto y de alto por lo menos tres veces más. Ej. 120x60x80
Serpientes Un poco más de la longitud de la serpiente. Ej. 100x40x60
 Tortugas Depende de la edad y tamaño. Ej. Tortuga adulta 120x60x50

Recuerda que el tamaño del terrario es crucial para la correcta supervivencia de tu mascota o de las plantas que lo habiten.

Material

El material es otro de los criterios en los que debemos fijarnos a la hora de elegir un terrario. Cada material es más o menos óptimo en función del tipo de terrario que queramos tener y el uso que queramos darle. Estos materiales son:

  • Cristal
  • Madera
  • Malla
  • Metacrilato
  • Plástico

Se explican con detalle más abajo. Para identificar qué material es el más apropiado para cada tipo de terrario, nos hemos basado en los siguientes diferenciadores:

  • Su resistencia a las temperaturas y humedad: qué tipo de temperaturas o humedades resiste el material.
  • Transparencia: un hecho importante para poder observar a tu mascota sin tener que perturbar en su hábitat.
  • Manipulable o modificable: esto implica si el material permite hacer modificaciones manuales. Por ejemplo, si necesitáramos habilitar alguna de las paredes del terrario creando algún agujero para poder pasar un cable, o para aumentar la ventilación, debemos saber si ese material nos lo permitiría.
  • Otros factores: como el peso, la fragilidad, el precio o si son fáciles de limpiar.

A través de estos factores, hemos podido diseñar la siguiente tabla, estipulando qué materiales deben usarse para cada tipo de terrario:

Tipo de material idóneo
Terrario desértico Cristal, metacrilato, madera o malla
Terrario de bosque Cristal o metacrilato
Terrario tropical Cristal o metacrilato
Acuaterrario Cristal o metacrilato

Como se observa en la tabla, el cristal y el metacrilato son los materiales más versátiles, pudiendo adaptarse a cualquier hábitat. Sin embargo, esto no significa que sean los que debes usar siempre. A rasgos generales, consideramos el cristal el mejor material para los terrarios. Sin embargo, materiales como la madera o la malla pueden considerarse mejor según qué tipo de hábitat quieras recrear y según las necesidades de tu mascota.

Para ver esto más detalladamente, vamos a analizar estos materiales individualmente, explicando los motivos de la clasificación anterior:

Cristal

Este es el material más usado para los terrarios, ya que soporta todo tipo de climatologías, desde las más húmedas, hasta las más áridas o desérticas, incluyendo además aquellos hábitats que requieran de una zona acuática. Esto se ve traducido en la tabla sobre qué tipos de material usar para cada terrario, siendo uno de los dos materiales que se pueden usar para todos los tipos de terrario, junto con el metacrilato.

A continuación, detallamos las ventajas y desventajas que conlleva usar este material en un terrario:

Ventajas
  • Resiste todo tipo de climas
  • Transparente
  • Fácil de limpiar
Desventajas
  • No es fácilmente modificable
  • Pesado
  • Se raya con facilidad
  • Relativamente frágil

Madera

Es un material que podría decirse que visualmente es el más elegante. Sin embargo, también se trata de un material cuyo uso es más específico, ya que permite aislar muy bien el calor, pero no es capaz de soportar la humedad. Es por ello que en nuestra tabla sobre qué tipo de material usar para cada terrario, la madera sólo la consideramos una buena opción para los terrarios desérticos.

A continuación, detallamos las ventajas y desventajas del uso de este material en un terrario:

Ventajas
  • Resistente térmico
  • Relativamente ligero en comparación con el cristal
  • Fácilmente modificable
Desventajas
  • No resiste la humedad
  • Opaco. Necesita al menos una pared de cristal
  • Difícil de limpiar
  • Relativamente caro

Malla

Los terrarios de malla están dirigidos a una especie animal específica, más concretamente los reptiles, ya que permite que estos animales anden y escalen por las paredes sin problema. Al ser un material con multitud de agujeros, la ventilación es una de sus principales características. Sin embargo, este hecho hace también que controlar la temperatura y humedad del terrario sea imposible.

Por lo tanto, se trata de un material muy útil si se aloja en el exterior, permitiendo que el animal esté en contacto con la radiación solar sin que se acumule mucho el calor. Eso sí, para asegurar que el animal dispone de la temperatura y humedad que necesita, es un terrario que deberás usar únicamente en lugares cálidos o durante épocas del año de calor.

Por todo esto, los terrarios de malla están más pensados para terrarios desérticos y áridos, en lugares con estas características, ya que no permite crear un clima específico.

A continuación, indicamos más detalladamente las ventajas e inconvenientes de este material:

Ventajas
  • Ligero
  • Fácilmente modificable
  • Relativamente transparente
  • Fácil de limpiar, ya que es fácilmente desmontable
  • Muy buena ventilación
  • Económico
Desventajas
  • No mantiene ni el calor ni la humedad
  • Demasiado ligero para los animales grandes si no está bien sujeto, pues pueden volcarlo

Metacrilato

Este material tiene un uso muy parecido al cristal para los terrarios. Al igual que el cristal, el metacrilato resiste cualquier tipo de clima, desde el más húmedo, hasta el más seco, incluyendo los climas mixtos de agua y tierra. Sin embargo, y a pesar de ser más barato y visiblemente igual que el cristal, el metacrilato permanece en segundo lugar, por detrás del cristal, debido a la facilidad que tiene de rayarse y de deteriorarse con el tiempo (tiende a perder transparencia, tornando en un color amarillento).

A continuación, mostramos las ventajas y desventajas de este material para su uso en los terrarios:

Ventajas
  • Resiste todo tipo de climas
  • Más ligero que el cristal
  • Transparente (a corto plazo)
  • Más fácilmente manipulable que el cristal
  • Fácil de limpiar
  • Resistente a golpes
Desventajas
  • Muy fácil de rayar
  • Tiende a oscurecer su color con el tiempo
  • Puede doblarse con el tiempo al exponerse a temperaturas altas

Plástico

Como se puede observar en la tabla sobre qué tipo de material usar para cada terrario diseñada al principio de este criterio de compra, no hemos elegido el plástico para ningún tipo. Esto es debido a que, a pesar de que el plástico es un buen aislante térmico y podría usarse a corto plazo para todo tipo de ambientes, es un material muy poco recomendable para el uso prolongado en una mascota, puesto que no posee una buena ventilación. Sin embargo, puede resultar muy útil para el transporte del animal o incluso para el aislamiento de éste por enfermedades.

A continuación, adjuntamos una tabla con las ventajas y desventajas del uso de este material en terrarios:

Ventajas
  • Buen aislante térmico
  • Transparente (a corto plazo)
  • Fácil de modificar
  • Ligero
  • Fácil de limpiar
  • Resistente a golpes
  • Económico
Desventajas
  • Muy fácil de rayar
  • Tiende a oscurecer su color con el tiempo
  • Puede doblarse con el tiempo al exponerse a temperaturas altas
  • Generalmente de pequeño tamaño

Uso

A la hora de elegir qué terrario comprar, lo primero que hay que tener claro es el uso que quieres darle a ese terrario. Es decir, si quieres un terrario para plantas, en el que reproducir un hábitat específico para decorar tu casa porque te guste la botánica o por el motivo que sea; o si quieres un terrario para darle un buen hogar a tu mascota.

Una vez sepas cuál es el uso que quieres darle, podrás dar el primer paso a elegir cómo quieres que sea el terrario, lo cual dependerá, no sólo de la especie (tanto animal como vegetal), sino también de la cantidad de especies que quieras tener.

Seguridad

La seguridad es otro de los criterios que debes tener en cuenta, sobre todo si el uso de tu terrario es para un animal. Pero, para ello, no sólo debes tener en cuenta la seguridad de tu mascota, sino también la tuya.

Por lo tanto, hay dos formas de afrontar este criterio:

  1. El entorno debe ser seguro para tu mascota, evitando cualquier elemento que pueda dañarle (tóxicos, cortes, cables rotos, etc.) y adaptándose a sus necesidades.
  2. El terrario debe ser seguro con tu mascota. Es decir, debe ser capaz de contener a tu mascota dentro de la instalación, evitando cualquier intento de escape. Para ello, no debe tener grietas o conductos por los que pueda salir o, peor aún, quedarse atrapado en un intento de huida. Esto, además, para ciertas mascotas, significa también tu propia seguridad, ya que el escape de animales, por ejemplo, con algún componente venenoso, podría afectar a tu salud directamente.

Para controlar la seguridad en tu terrario, puedes comprar complementos como dispositivos anti-escape (candados, mallas…), pies antideslizantes (para controlar que el terrario permanezca firme y quieto), protectores de bombillas (para evitar el contacto directo con tus animales) u otros complementos como mantas térmicas, cuevas, bebederos, etc., que sirvan para cumplir con las necesidades individuales de tu mascota.

planta

Un terrario es aquel recipiente que trata de recrear de manera artificial un hábitat concreto. (Fuente: Brettholmes: 97467683/ 123rf.com)

Portabilidad

La portabilidad puede ser un hecho que afecte a tu decisión de compra de un terrario u otro. Es importante que te plantees si deseas tener un terrario portátil, que puedas mover con facilidad, o si, por el contrario, pretendes tener un terrario fijo.

Partiendo de la base de que, evidentemente, no todos los terrarios son fáciles de mover y de que, además, es algo que, si pretendes tener un animal viviendo en él, no le va a beneficiar en absoluto, hay ciertos puntos que debemos tener en cuenta:

  • Uso animal o vegetal. No es lo mismo para el bienestar de una planta que la estés moviendo de sitio que para un animal.
  • Tamaño del terrario. Cuanto más grande sea el terrario, más complicado será moverlo, sea del material que sea y le estés dando un uso u otro.
  • Material. Como ya explicamos en el criterio del material, hay algunos más pesados y otros más ligeros, así como unos más frágiles que otros, lo cual afecta directamente al criterio de portabilidad.

A continuación, resumimos en una tabla cuándo un terrario es más o menos portátil, en función de las características de su material:

Portabilidad
Cristal Muy poca. Material pesado y frágil
Madera Media. Relativamente pesado, poco frágil
Malla Mucha. Muy ligero y poco frágil
Metacrilato Media. Relativamente ligero, poco frágil
Plástico Mucha. Ligero y poco frágil

Ventilación

Otro de los criterios que deberás tener en cuenta a la hora de elegir un terrario es la cantidad de ventilación que los habitantes de tu terrario necesiten, ya sean plantas, animales o ambos.

  • Plantas. Si tu terrario está destinado únicamente al desarrollo de plantas, la ventilación no tiene por qué ser un elemento imprescindible en el día a día. Eso sí, hay que evitar el exceso de humedad, ventilando correctamente cuando esto suceda, sobre todo en los terrarios con plantas de naturaleza desértica o árida, como los cactus.
  • Animales. Si tu terrario es para un uso animal, la ventilación juega un papel más importante. Debes evitar bajo todo pronóstico los terrarios sin medidas de ventilación, pues puede afectar gravemente a la salud de tu mascota. Muchos terrarios tienen elementos integrados como mallas de alambre o metal perforado, que garantizan esta ventilación y, además, evitan la posibilidad de escape de tu mascota. Es muy recomendable que el terrario que vayas a comprar para tu mascota posea un canal de ventilación bajo las puertas y otro en la parte de arriba o en algún lateral, para así propiciar el flujo de aire.

Relación calidad-precio

En este sentido, debes tener claro que no siempre lo más caro es lo mejor, ni lo más barato es lo peor. Por otro lado, la calidad de tu terrario dependerá de muchos factores, pero lo más importante es saber que estos factores dependen directamente del tipo de especie que quieras tener en tu terrario.

Los factores que afectarán a la calidad de tu terrario son:

  • Tamaño necesario. Esto dependerá de la especie animal o vegetal que quieras tener, así como de la cantidad de ellas.
  • Material más aconsejable según el tipo de terrario que desees imitar o que necesite tu mascota.
  • Sistemas de seguridad integrados. Factor de vital importancia para el terrario de tu mascota. Estos sistemas pueden comprarse aparte.
  • Sistemas de ventilación integrados. Factor de vital importancia para el terrario de tu mascota. En materiales fácilmente modificables podrás diseñarlos tú mismo, pero ten cuidado de no generar una vía de escape para tu mascota.

Una vez hayas analizado qué necesidades tienen las especies de tu terrario, podrás analizar la cantidad de ellas que se ven cubiertas con cada una de tus opciones para medir la calidad del mismo. Lo mejor es elegir el que mejor se adapte a estas exigencias y, por supuesto, mejor precio tenga habiendo cumplido con lo anterior.

Resumen

En definitiva, los terrarios son aquellas estructuras diseñadas para recrear de manera artificial un hábitat concreto. Para ello, lo primero que debes saber es qué tipo de terrario quieres recrear. Pero ¿cómo saber esto? basándote en el tipo de especie que quieres tener en él y las necesidades que ésta posea.

Cada tipo de terrario requiere de unos cuidados muy específicos, los cuales debes conocer antes de disponerte a tener uno. Además, antes de comprar un terrario, deberás tener en cuenta criterios como el tamaño, los sistemas de seguridad y ventilación que posea o el material, entre otros, intentando así cubrir todas las necesidades biológicas de tus plantas o tu mascota.

Si te ha resultado útil este artículo, te invitamos a dejar tu opinión en comentarios, así como compartirlo con aquellos que tengan las mismas dudas que tú. ¿Estás preparado para emerger en esta aventura que son los terrarios?

(Fuente de la imagen destacada: Ercken: 117544954/ 123rf.com)

Evaluaciones