tarjeta de sonido
Última actualización: 3 mayo, 2021

Nuestro método

31Productos analizados

14Horas invertidas

5Artículos evaluados

65Opiniones de usuarios

Hasta hace poco tiempo, los únicos que hablaban de tarjetas de sonido eran los músicos o diseñadores de sonido. Hoy, por ejemplo, las videollamadas son esenciales y la inteligibilidad de la voz es fundamental. Justo detrás de un buen streaming o podcast hay una tarjeta de sonido profesional que moldea el audio. Es que la mayoría de nosotros llevamos una integrada en nuestro bolsillo. ¿Sabías que cada smartphone tienen una?

Cuentan con un mercado extenso, lleno de modelos y ofertas para cualquier uso. Las hay internas, que se instalan dentro del ordenador, y externas. Estas últimas se conectan por medio de un cable. Cada vez tienen mejor calidad de sonido. Si no estás muy seguro de si necesitas una, en este artículo te sacaremos de dudas.




Lo más importante

  • Una tarjeta de sonido es el dispositivo de nuestro ordenador encargado de captar, procesar y reproducir audio. Las puedes encontrar dentro del computador, integradas en la placa base. O externas, conectadas mediante un cable a nuestro PC o dispositivo móvil.
  • Las tarjetas de sonido no son solo para profesionales. Aunque están relacionadas con un aumento de calidad sonora, cualquier usuario puede tener una en casa.
  • Sus usos son ilimitados. Por ello, es conveniente que tengas claro para qué quieres una tarjeta de sonido. Hay muchos modelos en el mercado y, para elegir bien, hay que conocer un poco su funcionamiento.

Las mejores tarjetas de sonido del mercado: nuestras recomendaciones

En este apartado, recogemos las mejores tarjetas de sonido del mercado según nuestros criterios. Hemos seleccionado un abanico de productos para todo tipo de bolsillos. Así, te ayudaremos un poco más a elegir el dispositivo que necesitas.

La mejor interfaz de audio por su valoración entre los usuarios

Focusrite es una prestigiosa marca de tarjetas de sonido. La generación Scarlett es un producto que se ha consolidado con el tiempo. Scarlett Solo 3rd Gen reúne todos los avances tecnológicos de los últimos años para darte estabilidad y un diseño compacto.

Cuenta con dos entradas balanceadas de alto rango dinámico para una grabación de hasta 24 bits y 192khz. Con dos salidas sin zumbidos, ofrece una reproducción de audio nítido. También cuenta con la función plug and play para hacer más sencilla su instalación.

El mejor interfaz de audio para empezar con un estudio de sonido casero

Una tarjeta de sonido, como la Behringer U-phoria UM2, es la elección ideal para principiantes en la grabación y edición de sonido. Cuenta con dos entradas: una para micrófono y otra de línea (guitarra, por ejemplo). También tiene dos salidas balanceadas.

Es una tarjeta de gama baja, pero con unas increíbles prestaciones. Behringer es un gigante de la informática musical. Todos sus componentes se basan en los principios de la mítica marca de sonido Midas. Es una garantía solo escuchar ese nombre.

El mejor interfaz de audio para dispositivos móviles

iRig HD2 es la tarjeta de sonido de bolsillo de IK Multimedia. Funciona con conectores Lightning, USB, Mac o Pc. Su configuración es sencilla: enchufar y grabar. Está enfocada a guitarristas, pero es muy versátil para otro tipo de grabaciones.

Es del tamaño de un smartphone, por lo que resulta ideal para viajar. Además, su excelente calidad de audio le otorga unas prestaciones profesionales que se pueden adaptar a conciertos o eventos.

La tarjeta de sonido ideal para videojuegos y sonido envolvente

Creative Sound Blaster Z SE es una tarjeta de sonido interna. Tiene unas características adaptadas a todo tipo de necesidades. Por ejemplo, amplificador para auriculares gaming, salidas 5.1 y 7.1 y un rango dinámico de hasta 116 dB.

Dadas sus prestaciones, puedes tener una tarjeta de gama alta a muy buen precio. Es versátil y, además, adapta la tecnología CrystalVoice para dar más nitidez a tus comunicaciones en línea.

La mejor tarjeta de sonido USB barata

Es una tarjeta de sonido fabricada por UGREEN. Resulta muy básica y económica: para cualquier necesidad. Tiene conectividad USB 2.0, conectores miniJack y RCA y función plug and play.

No necesita suministro de corriente adicional. Es magnífica para conectar unos altavoces o para sustituirla por la que tenías en tu dispositivo. Además, cuenta con un cable de 1 metro que puede darte muchas posibilidades a la hora de ubicar los periféricos que quieras conectar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las tarjetas de sonido

En esta sección, tienes toda la información desgranada de una tarjeta de sonido. Resolvemos tus dudas sobre la utilidad de estos dispositivos: cómo se clasifican, los componentes que los forman y sus posibles usos. De este modo, conocerás mucho mejor su funcionamiento y características.

Mujer trabajando con sonido

Con una tarjeta de sonido podrás trabajar en cualquier sitio que desees. (Fuente: Soundtrap: C-2Wky-LT7k/ unplash.com)

¿Qué es una tarjeta de sonido?

Una tarjeta de sonido, como su propio nombre indica, es una placa de nuestros ordenadores que se encarga de procesar el audio. Se le llama tarjeta porque es un dispositivo con esa forma, que contiene los elementos necesarios para convertir el audio. Esto lo hace del terreno acústico al digital, o viceversa.

Algunas las encontramos incrustadas en un ordenador y otras vienen dentro de la interfaz de audio. Hoy en día, todos los PCs traen un chip integrado que otorga una calidad óptima de sonido para el usuario. Por ello, la compra de una tarjeta de sonido suele buscar unas prestaciones de mayor calidad.

Una interfaz de sonido es un dispositivo externo al equipo, que contiene una tarjeta de sonido en su interior.

En español las llamamos como tarjetas de sonido o interfaz de sonido. Sin embargo, es bueno saber que la denominación, en un lenguaje más profesional, puede llevar a confusión.

¿Cuáles son los componentes de una tarjeta de sonido?

Ahora que sabes qué es una tarjeta de sonido, es bueno que sepas los componentes que la forman. Hay mucha variedad, siendo las más comunes las tarjetas de sonido USB y las externas. Aquí vamos a reunir los principales para que entiendas mejor las especificaciones de los fabricantes:

  • Procesador especializado/DSP: Se encarga de gestionar todo el audio digital, incluyendo la cadena de bits y la frecuencia de muestreo.
  • Conversor analógico/digital (ADC): Normalmente, colocado en las entradas de una tarjeta de sonido. Convierte el sonido acústico (o analógico) en un formato digital que pueda procesar el DSP.
  • Conversor digital/analógico (DAC): Convierte la señal, procesado por el DSP, en una señal eléctrica que saldrá por las conexiones de salida hacia un sistema de sonido. Por ejemplo, altavoces o amplificador.
  • Amplificador: Componente que aumenta la señal de audio digital en las salidas del DAC. Suelen estar incrustados en las salidas para auriculares.

¿Qué tipos de tarjetas de sonido hay?

En el mercado hay muchos tipos de tarjetas de sonido para ordenadores o dispositivos móviles. Cada proveedor las clasifica de una manera. Sin embargo, atendiendo a su estructura, vamos a clasificarlas en 2 tipos principales según su diseño:

Tipo Definición
Internas Tarjetas para conectar a la placa base de nuestro ordenador. Son un módulo más en nuestra torre. Es menos usual en portátiles.
Externas Módulos externos al equipo. Se conectan mediante un cable.

¿Cómo saber qué tipo de tarjeta de sonido tiene mi ordenador?

Con el software de tu ordenador, o dispositivo móvil, puedes averiguar qué tipo de tarjeta de sonido tienes. En muchas ocasiones, será un chip integrado que hace la función de tarjeta de sonido.

Recordamos: Estos chips integrados cubren las necesidades básicas de sonido de un usuario.

Buscando en las especificaciones del hardware, encontrarás un apartado dedicado a sonido o audio. Ahí está toda la información necesaria para saber la calidad de tu dispositivo de sonido integrado.

pantallas

Una interfaz de audio se acomoda perfectamente a tu estudio casero. Recuerda que, dependiendo de tu ordenador, esta puede ser interna o externa. (Fuente: Nikolay Tarashchenko: WXqGTycY1a0/ unplash.com)

Ventajas y desventajas de una interfaz de audio

Puede inducir a confusión la diferenciación entre una tarjeta de sonido y la interfaz de audio. Por ello, reunimos en esta tabla sus principales ventajas e inconvenientes. Dependiendo de la utilidad que le vayas a dar, es mejor que utilices una terminología u otra.

Ventajas
  • Mayor calidad de sonido
  • Entradas y salidas físicas para enrutar audio
  • Adaptación de señales diferentes para 5.1 o 7.1
  • Versatilidad para distintas aplicaciones
Desventajas
  • Puede suponer un desembolso económico importante
  • Dependiendo del diseño, pueden ser difíciles de transportar

¿Cómo funciona una interfaz de audio?

Una interfaz de audio es la conexión funcional entre un ordenador y una tarjeta de sonido. Por ello, se suelen denominar como interfaz de audio a las tarjetas de sonido externas. Estas funcionan igual que un periférico independiente del ordenador, conectado a través de un cable para establecer el flujo de comunicación.

Se conectan al PC y algunas suelen tener un pequeño software para su manejo digital. Además de los botones y potenciómetros, que traen en el diseño físico. A las que no necesitan software se las denomina plug and play.

¿Qué aplicaciones tiene una tarjeta de sonido?

En este apartado, vamos a reunir una serie de usos para una tarjeta de sonido. Hay tantas funciones como seas capaz de imaginar. Desde tenerla bajo la televisión para sumergirte en una película, hasta montar un Home Studio en casa para grabar tus primeros podcasts. Hay más y muy variados, pero aquí reunimos los más comunes:

  • Grabación de voz e instrumentos (podcast, cantantes, músicos, eventos).
  • Videoconferencias con alta calidad de sonido.
  • Reproducción de sonido para altavoces.
  • Interfaz de sonido para sistemas Home Cinema.
  • Interfaz de videoconsolas para amplificar unos auriculares gamer.
  • Para tener dos o más aplicaciones de las anteriores en una única tarjeta de sonido.

¿Para qué quiero una tarjeta de sonido?

Fácil respuesta. A menudo es porque precisas de mayor calidad de sonido en algún ámbito de tu vida. O se ha estropeado la que tienes y necesitas sustituirla. También es posible que quieras tener más versatilidad en tus funciones de sonido.

Puede ser cualquier cosa, pero lo que es evidente es que necesitas una. Da igual la aplicación que le des. Tu propio smartphone ya tiene una. Cuando lo compraste, ya pagaste la parte proporcional por la tarjeta de sonido que trae integrada.

Después de haber hecho un recorrido extenso por sus funcionalidades, puedes intuir para qué quieres una tarjeta de sonido. Primero averigua si necesitas una tarjeta interna o externa. Siempre dependiendo de las características de tu ordenador o dispositivo móvil.

controles de sonido

En aplicaciones profesionales, se utilizan tarjetas de alta gama. Pero recuerda: no necesitas tener un gran aparato para tener una buena calidad de sonido. (Fuente: slightly_different: controller-mixer-music-production-2362920/ pixabay.com)

¿Puedo tener una interfaz de sonido para viajar?

Por supuesto. De hecho, es el futuro. Los fabricantes se adaptan a los cánones que marcan los fabricantes de ordenadores y dispositivos móviles. Cada vez utilizamos menos conectores y todo es más pequeño.

Las tarjetas de sonido externas para dispositivos móviles tienen una calidad profesional.

Puedes viajar a cualquier parte del mundo con tu dispositivo y tu tarjeta de sonido para hacer tus grabaciones. Además, pasan los controles de seguridad de los aeropuertos, por lo que puedes llevarla siempre contigo.

Criterios de compra

A la hora de comprar una tarjeta de sonido, es conveniente tener clara su utilidad. Se trata de un elemento complementario o de sustitución para nuestro ordenador. Por lo tanto, es bueno que revises los criterios y especificaciones antes de tomar una decisión. Nosotros hemos seleccionado estos:

Uso que vas a hacer de la tarjeta

El mercado es amplio y los modelos de tarjetas de sonido, muy polivalentes. Aprovechando esta oferta de productos, puedes elegir con mayor exactitud una tarjeta de sonido óptima para el uso que quieres. Hemos seleccionado tres aplicaciones principales, por si no lo tienes muy claro.

  • Sustitución de tarjeta de sonido: Es posible que la vida útil de tu tarjeta haya acabado. Sí es así, puedes decidir sustituirla por otra nueva. Sin embargo, evalúa la finalidad que va a tener en el futuro y la opción más rentable.
  • Videojuegos o cine en casa: Puedes utilizarla tanto para una cosa como para la otra. Solo para videojuegos o para montar un sistema de audio envolvente en casa. Aun así, las dos opciones son compatibles con la misma tarjeta.
  • Aplicación profesional o semiprofesional: Si te dedicas o quieres dedicar bastante tiempo al ámbito profesional del sonido, necesitarás una tarjeta con buenas prestaciones.

Profundidad de bits

La cantidad de bits de trabajo de una tarjeta de sonido determina la calidad con la que puede convertir el sonido. Afecta a la amplitud dinámica de una onda sonora. A mayor número de bits, mayor rango dinámico.

Lo habitual en el estándar de los fabricantes está entre 16 y 24 bits.

Para que te sirva de guía: 8 bit es lo que se utilizaba en el sonido de las primeras videoconsolas del mercado. Por otro lado, 16 bits es la calidad de un CD. Para aplicaciones profesionales de sonido, está considerado el uso de 24. Sin embargo, siempre puedes decidir tener una buena calidad de sonido para un uso no profesional.

Frecuencia de muestreo

Es el proceso por el cual se registran lecturas del sonido en la conversión digital (lenguaje binario). Una frecuencia alta determina más resolución de la muestra procesada por la tarjeta de sonido. Por lo tanto, el sonido es más fiel a la realidad.

Los fabricantes varían entre los 44,1 khz y los 192 khz.

El ser humano escucha hasta los 20 khz. Un teorema, formulado por Nyquist, deduce que para convertir un sonido con fidelidad en audio digital se necesita, al menos, el doble de la máxima frecuencia audible. Por lo tanto, 44,1 khz es suficiente. De hecho, es el valor utilizado por el CD.

Entradas y salidas

El número de entradas y salidas determina la cantidad de periféricos que puedes conectar en tu tarjeta de sonido. Puedes conectar dispositivos de entrada, como micrófonos, instrumentos o señales de línea directa. También dispositivos de salida, como altavoces, auriculares u opciones de grabación.

Lo mínimo es una entrada mono (normalmente para un micrófono) o una entrada estéreo (con dos conectores para una señal de línea). En cuanto a las salidas, lo mínimo son dos para una señal estéreo. No obstante, puedes tener tantas como necesites (5 para un sistema de sonido envolvente 5.1, por ejemplo).

Conexiones

Una vez tengas claro el uso para tu tarjeta de sonido, puedes decidir las conexiones que vas a necesitar. Estos son algunos de los tipos de entradas que existen:

Tipo Conectores Funciones
Micro XLR Micrófono. Algunos requieren alimentación 48 v o Phantom
Línea Jack , mini Jack Guitarra, bajo, señal balanceada...
MIDI Conector MIDI Controlador, piano MIDI...
Digital TOSLINK (cable óptico) o RCA Conexión con otras tarjetas o dispositivos de audio

Estos son algunos de los tipos de salidas que existen:

Tipo Conectores Funciones
Línea Jack , mini Jack, RCA Altavoces activos, amplificadores, grabadoras...
Auriculares Jack , mini Jack Salida amplificada para auriculares
S-PDIF RCA Audio digital para amplificadores u otras tarjetas de sonido
Óptica TOSLINK Interconectar dispositivos sin pérdida de señal

Resumen

¡Ya lo ves! Una tarjeta de sonido no es algo de otro mundo. La llevamos todos los días en nuestros bolsillos y la utilizamos más de lo que pensábamos. Es importante saber que, como en casi todos los productos, tienen diferentes formatos y gamas de calidad. Las capacidades de una tarjeta de sonido, normalmente, están muy relacionadas con el precio.

Jugar online con tus amigos en batallas épicas, hacer videoconferencias con buena calidad de sonido, grabar tus primeras canciones en casa y un sinfín de posibilidades. Para todo ello, vas a necesitar una buena tarjeta de sonido. Si la que tiene tu ordenador o dispositivo móvil no es suficiente, te tocará comprar una.

Muchas personas han dado el paso hacia una calidad superior de sonido en casa. ¿Tú también lo harás? Cuéntanos en los comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Prathan Nakdontree: 82121801/ 123rf)

Evaluaciones