hombre con pintura
Última actualización: 13 mayo, 2021

Nuestro método

24Productos analizados

15Horas invertidas

5Artículos evaluados

70Opiniones de usuarios

El moho es un problema importante y recurrente en los hogares. Se trata de un inconveniente que afecta la estética del hogar y también la salud de sus habitantes, sobre todo, si no se trata a tiempo y se soluciona. ¡Pero no te preocupes! La pintura antimoho puede ayudar a prevenir este incómodo y perjudicial problema.

Sin embargo, debes tener en cuenta que si no se trata de la manera adecuada puede volver a resurgir con el tiempo. Por ello, es muy importante detectar el origen del problema y el tipo de humedad que estamos enfrentando. Así, podremos elegir la pintura antimoho que más se adecúe a nuestra problemática.




Lo más importante

  • Los problemas de moho son más frecuentes de lo que creemos. Uno de los motivos por los que se crea, es el tipo de construcciones. Este tipo de viviendas se caracterizan por ser más herméticas y menos luminosas. Dos aspectos que influyen en la humedad y la aparición del moho.
  • Existen muchas medidas de prevención que podemos llevar a cabo para evitar la aparición del moho en nuestras paredes. La más importante, el uso de pintura antimoho. De esta manera, se impide la adherencia de vapor de agua a las paredes.
  • Hay muchos aspectos que debemos tener en cuenta antes de adquirir y utilizar una pintura antimoho. Entre los más importantes encontramos la preparación de la superficie a tratar y las precauciones para protegernos. Este tipo de cuestiones se tratarán en la última sección.

Las mejores pinturas antimoho del mercado: nuestras recomendaciones

Actualmente, encontramos mucha variedad de pintura antimoho en el mercado. Principalmente, varía en función del tipo de humedad que se pretende tratar, pero también pueden influir otros factores. A continuación, hemos creado una lista con las mejores pinturas antimoho para cada problemática.

La mejor pintura antimoho para humedad por condensación

Se trata de una pintura que actúa frente a las humedades por condensación. Es decir, evita la adhesión de las gotas de vapor de agua a las paredes. Contiene microesferas aislantes que le confieren sus propiedades anticondensación. No se debe aplicar en superficies con fuerte insolación, ni fuertes vientos. Se recomienda almacenar en su envase original entre 5 - 35º.

Es ideal para estancias porque habitualmente presentan mucha humedad en los baños, cocinas o sótanos. Es muy fácil de limpiar. Sus usuarios están muy satisfechos con su calidad en relación con el precio. Eso sí, puede que necesites echar varias capas en las zonas más afectadas.

La pintura antimoho de mayor cobertura

Es una pintura mate de color blanco. Tiene una aplicación muy suave, sin apenas salpicaduras. Se aplica sobre superficies de hormigón, cemento, yeso, pladur y escayola. Debe diluirse en agua según las instrucciones y esperar al secado. Este tarda aproximadamente 1 hora.

Tiene una gran capacidad de cobertura y adherencia. Debemos tomar precauciones a la hora de utilizarla, ya que contiene sustancias que pueden provocar reacciones alérgicas. Los usuarios están satisfechos con su rapidez de secado, su olor y su gran cobertura. Debido a ello, utilizar una sola capa de pintura antimoho puede ser más que suficiente.

La mejor pintura antimoho de fácil aplicación

Es una pintura de muy fácil aplicación. Se deben limpiar bien las paredes antes de pintarla. Para la primera capa, la pintura debe diluirse en agua más que la segunda. Está disponible en varios tamaños. Así, puedes fraccionar según la superficie que quieras cubrir.

Se trata de una pintura antimoho de gran calidad. Dispone de kits especiales para una fácil aplicación. Sus usuarios destacan los resultados profesionales que consigue y su facilidad de uso. Es ideal para pintores novatos y sin experiencia.

La mejor pintura antimoho para fachadas

Esta pintura sirve para el exterior. Es impermeable al agua de lluvia y transpirable. Minimiza la aparición de fisuras y con ello de humedades. Tiene muy buena resistencia a la intemperie. Puede aplicarse con brocha, rodillo o pistola.

En las superficies muy porosas debe diluirse en agua, siempre siguiendo las instrucciones cuidadosamente. Sus usuarios recomiendan aplicar dos capas siempre y respetar los tiempos de secado. Si quieres obtener otro color, siempre puedes mezclarla con tintes.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la pintura antimoho

Existen muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de utilizar una pintura antimoho. Por ello, en la siguiente sección vamos a responder las preguntas más frecuentes de los usuarios. Todas ellas, en relación con los problemas de moho en viviendas y los pasos para su solución.

pareja pintando

El moho es uno de los problemas más comunes en los hogares. (Fuente: Blue Bird: 7218027/ pexels)

¿Es efectiva la pintura antimoho?

La respuesta es sí, las pinturas antimoho son efectivas para evitar y contener la aparición de moho en las paredes de tu hogar. Esto es gracias a su composición. Este tipo de pinturas tienen una formulación específica para tratar estos hongos. Entre sus ingredientes encontramos aditivos y conservantes que evitan la acumulación de humedad en las paredes. Además, la pintura antimoho permite que las paredes “transpiren”, es decir, que sean permeables al aire y el vapor.

A su vez, es importante que sepas que existen muchos tipos de humedades que causan hongos. Así, como diferentes niveles de gravedad de dichas humedades. Por ello, es vital conocer cuál es el origen del problema y el tipo de humedad al que nos enfrentamos. En la siguiente pregunta, trataremos el tema con mayor profundidad.

Las pinturas antimoho funcionan en superficies interiores y exteriores. Tanto de yeso, hormigón, cemento, escayola, pladur y otros materiales de construcción(2).

¿Qué tipos de humedades existen y cómo tratarlas?

En líneas generales, encontramos tres tipos principales de humedades que pueden afectar a nuestros hogares, tanto en su interior como en su exterior. Todas estas humedades se deben tratar correctamente con pintura antimoho para evitar su continua aparición.

Sin embargo, dependiendo del grado de humedad que exista en la vivienda, puede ser necesario la ayuda de un profesional que trate el problema de raíz. A continuación, explicamos en mayor profundidad cada tipo de humedad.

Humedades por filtración Humedades por condensación Humedades por capilaridad
Se producen cuando agua del exterior encuentra espacios por donde colarse y penetrar hasta un material con capacidad de absorción, provocando las manchas de moho. Esto se debe sobre todo por una construcción deficiente. Es decir, que no hay una correcta impermeabilización y el desagüe de aguas del edificio no está bien elaborado. Las filtraciones pueden producirse en puertas y ventanas, en fisuras, grietas, huecos, entre otros. Ocurre cuando el vapor de agua presente en el aire se condensa, por entrar en contacto con una superficie fría. Normalmente es más común en estancias poco ventiladas como cocinas o baños. Esto provoca que se creen pequeñas gotas que se acumulan creando una humedad. Este tipo de humedades estimulan el crecimiento de moho en las paredes de la casa. Sucede cuando el agua del subsuelo penetra en los cimientos del edificio. Algunos materiales más porosos (la piedra o el ladrillo) actúan como esponjas absorbiendo lentamente el agua que hay en el terreno. Zonas que pueden acumular agua o que no desagua correctamente pueden causar humedades si entrar en contacto con algún material poroso.

¿Qué ventajas tiene la pintura antimoho?

Es normal que alguna vez hayas experimentado algún problema de manchas de moho en tus paredes. Sin embargo, lo más importante es que se actúe con rapidez y se tomen medidas preventivas. Una de esas medidas es la pintura antimoho, para evitar la aparición y propagación de este hongo. Las ventajas del uso de este tipo de pinturas antimoho las encuentras en la siguiente tabla.

Ventajas
  • Acaba con las manchas ennegrecidas producidas por el moho
  • Existe pintura antimoho de colores para poder mantener y mejorar la estética del hogar
  • Ofrecen una cobertura eficiente
  • Evita afecciones respiratorias o asma por inhalación de esporas de moho
  • Impide la aparición de reacciones alérgicas por contacto con el moho
  • Ayuda a controlar la humedad, evitando que el vapor de agua se adhiera a las paredes
  • Tienen una aplicación sencilla
  • Ofrecen buenos resultados
  • Es fácil de limpiar
Desventajas
  • Puede ser un método insuficiente en problemas graves de humedad y moho.

¿Cómo aplicar la pintura antimoho correctamente?

Una vez que detectamos moho en las paredes de nuestra vivienda, antes de aplicar cualquier pintura antimoho es necesario limpiar bien la zona afectada. De otro modo, la pintura no servirá porque tenderá a pelarse. Además, estaremos gastando nuestro tiempo y dinero. Estos son las pautas para una adecuada aplicación de la pintura antimoho(1):

  • A la hora de la limpieza, utiliza guantes largos que lleguen más allá de las muñecas. Evita tocar las superficies mohosas con las manos descubiertas.
  • Para evitar inhalar las esporas de moho directamente, utiliza mascarillas del tipo N-95 (disponible en ferreterías) y limita tu exposición.
  • Utiliza gafas de protección sin orificios de ventilación para evitar que las esporas de moho entren en tus ojos.
  • Limpia el moho con detergente y agua. También puedes utilizar sustancias más fuertes, como desinfectantes, si fuera necesario.
  • Deja secar la superficie completamente.
  • Antes de pintar la superficie asegúrate de que no hay restos de moho, ni de manchas visibles, ni de olor a humedad.
  • Aplica una primera capa de pintura antimoho. Dejar secar las horas necesarias y aplicar una segunda capa de pintura menos diluida que la primera. Siempre sigue las instrucciones del producto escogido.

¿Cómo se puede prevenir el moho?

El moho es un hongo cuya aparición y crecimiento depende de ciertas características ambientales. Puede aparecer y prosperar tanto en el interior como en el exterior, sobre los techos, paredes y pisos de casas con problemas de control de humedad(1). Pero también puede desarrollarse en cualquier materia orgánica. Por ejemplo, sobre ropa, cuero y papel, entre otros.

Siempre se repiten dos circunstancias: la humedad y la falta de luminosidad. Por lo tanto, para evitar su aparición en las paredes de nuestros hogares es imprescindible llevar a cabo ciertas acciones preventivas. La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) recomienda las siguientes medidas(1):

  1. Si experimentas cualquier tipo de fuga o gotera, hay que intentar arreglarlas lo antes posible. Además de secar todo lo afectado las primeras 24-48 horas.
  2. Mantener la humedad interior debajo de un 60%. Puedes medir la humedad con un instrumento económico que se vende en ferreterías.
  3. Ventilar todas las zonas en las que se suele acumular humedad, como los baños o la cocina. Intenta utilizar siempre extractores o abrir las ventanas, si dispones de ellas.
  4. Si tienes materiales absorbentes o porosos que se han mojado, debes dejarlos en un lugar bien ventilado. Es preferible que estos queden en el exterior hasta que se sequen. Por ejemplo, si tienes una alfombra húmeda.
  5. Las estancias o zonas que son habitualmente más húmedas, deben limpiarse con mayor frecuencia.
  6. Utilizar aire acondicionado o ventiladores cuando sea necesario y práctico.
  7. Limpiar los conductos de aire de la vivienda, si se sospecha que pueden estar infectados.

pareja pintando

A la hora de utilizar la pintura antimoho debemos seguir ciertos pasos para un resultado adecuado. (Fuente: Siloine: 8NvFIA8DO6Q/ unsplash.com)

Criterios de compra

Existen muchos factores a tener en cuenta antes de hacerte con una pintura antimoho. Un aspecto fundamental es que se adecúe al tipo de humedad que se presenta en tu hogar. A continuación, encontrarás algunos de los criterios más importantes.

Origen del problema

A la hora de enfrentarte a las paredes afectadas de tu vivienda, es importante saber qué tipo de humedad está causando ese moho. Como hemos visto, existen tres tipos principales de humedades y para cada una de ellas pinturas específicas. Las puedes encontrar de muchas marcas y colores. Sin embargo, hay muchos niveles de humedad y no todos pueden tratarse solo con pintura.

Asegúrate siempre de que el profesional elegido tenga experiencia tratando y eliminado este tipo de hongos. De esta forma, se detectará cuál es el origen de las humedades y se desarrollará una solución.

pintura de pared

En algunos casos, cuando la humedad es muy grave y el moho ocupa un gran espacio en tu casa, lo más recomendable es que te pongas en contacto con un profesional. (Fuente: Alexei Logvinovich: 48073404/ 123r)

Calidad

Antes de decidir la pintura antimoho que vamos a utilizar es importante asegurarnos su calidad. Para ello, puedes verificar que tenga una buena consistencia, cobertura, adherencia y que cumpla con las características específicas que buscamos.

Debido a esto, es importante consultar las valoraciones de los usuarios que ya han utilizado el producto. También puedes buscar la opinión de un experto que trabaje en el área. Así, tendrás asesoramiento e instrucciones más precisas a la hora de llevar a cabo el pintado.

Precauciones

Antes de utilizar una pintura antimoho, debemos tener en cuenta ciertas precauciones. De modo que, además de adquirir una pintura antimoho, también necesitarás guantes largos y resistentes, gafas sin agujeros de ventilación y una mascarilla N-95.

Todo ello, para evitar al máximo el contacto directo con el moho y su inhalación. Esto se debe a los problemas de salud que puede originar el hongo. Por ejemplo, afecciones respiratorias, como asma o reacciones alérgicas, entre otros. Ten presente que las reacciones alérgicas pueden incluir síntomas febriles, tales como estornudos, goteo nasal, ojos rojos y la erupción cutánea (dermatitis)(1).

La exposición al moho puede irritar los ojos, la piel, la nariz, la garganta y los pulmones de personas alérgicas y no alérgicas al moho

Preparación

Además de las precauciones, para obtener un buen resultado tras aplicar la pintura antimoho, debes limpiar la superficie afectada. Para ello, utiliza detergente y agua, al frotar la mancha de moho.

En caso de que fuera necesario, puedes utilizar un producto desinfectante, una solución de limpieza fuerte o un biocida, como la lejía. Eso sí, en estos casos hay que asegurarse de tener una buena ventilación y de no permanecer mucho tiempo en la estancia.

Resumen

El moho es un problema recurrente en muchas viviendas. Los ambientes que más favorecen su aparición son los entornos húmedos y sombríos. La pintura antimoho nos ayuda en la lucha contra la aparición y propagación de este hongo. Este tipo de pintura es impermeable y a la vez "transpirable". Por ello, evitan que las gotas de vapor de agua se adhieran a las paredes y provoquen las molestas humedades.

Además, puedes tomar otro tipo de medidas de prevención complementarias. Por ejemplo, puedes mantener una buena ventilación, iluminación y la limpieza frecuente en las superficies afectadas. Si esta guía te ha resultado de utilidad, puedes dejarnos un comentario o compartirlo en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Peter De Kievith: 65814986/ 123rf)

Referencias (2)

1. Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA). Una breve guía sobre el moho, la humedad y su hogar.
Fuente

2. Merca Pinturas. Ficha técnica: Pintura plástica antimoho. 2018.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Guía sobre el tratamiento del Moho y la Humedad en los hogares.
Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA). Una breve guía sobre el moho, la humedad y su hogar.
Ir a la fuente
Ficha técnica pintura antimoho.
Merca Pinturas. Ficha técnica: Pintura plástica antimoho. 2018.
Ir a la fuente
Evaluaciones