Última actualización: 17 septiembre, 2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

¿Te ha pasado alguna vez que estabas buscando documentos durante horas y horas? Las carpetas clasificadoras solucionan este problema. Son perfectos para establecer un orden entre tus papeles. Sea para uso personal o laboral todos necesitamos unos archivadores para no perderse en el mundo de facturas, cuentas, garantías y otros impresos.

Puesto que hay una gran variedad en el mercado, en este artículo queremos ayudarte a encontrar las carpetas archivadoras que cumplan todas tus expectativas. ¿Para qué las necesitas? ¿Qué hojas vas a poner dentro? ¿Dónde las vas a guardar? Sigue leyendo y descubrirás qué tipo de carpeta separadora te viene mejor.




Lo más importante

  • Las carpetas clasificadoras sirven para organizar tus documentos y papeles de una manera lógica y sencilla
  • Existen distintos modelos de archivadores en el mercado para los diferentes tamaños y necesidades
  • Puedes utilizar las carpetas separadoras en cualquier ámbito de la vida y seguro que agradecerás la sistematización

Las mejores carpetas clasificadoras del mercado: Nuestras recomendaciones

En esta sección te vamos a presentar cuáles son nuestras carpetas clasificadoras favoritas según diferentes criterios. Te presentaremos varios modelos que dan solución a diversas necesidades. Estos archivadores prometen establecer el orden que siempre estabas buscando.

La mejor carpeta clasificadora de plástico

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Esta carpeta clasificadora de plástico puede ser ideal para ti, si estás buscando algo ligero. No tiene dimensiones exageradas, pero cumple con su función con tamaño A4. Cuenta con trece compartimentos para guardar tus documentos en orden.

Puedes establecer un sistema según alfabeto, meses o personalizado, ya que las etiquetas de colores lo permiten. Se cierra con gomas elásticas para la mayor comodidad al usarla. Además, viene en varios tonos. Seguro que encontrarás tu favorito.

La mejor carpeta archivadora de acordeón

Este archivador de acordeón cuenta con unas dimensiones perfectas para no tener que utilizar varias caretas. Gracias a sus 12 o 24 bolsillos puedes guardar todos tus papeles dentro. Sean facturas o contratos. Por su tamaño tiene una capacidad de almacenar 1500 folios de A4.

Es de plástico, resistente a la humedad y fácil de almacenar. Viene con etiquetas de colores para que puedas establecer el orden según tu gusto. Tiene una parte desplegable. Por lo tanto, permite que te lleves algunos documentos sin tener que cargar con la carpeta clasificadora entera.

La mejor carpeta clasificadora con anillas

Esta carpeta archivadora con dos anillas puede ser lo mejor para establecer un sistema lógico entre tus documentos. Por dentro la clasificación se hará mediante bolsillos de tamaño A4. Igualmente, puedes meter los papeles sin más. Tiene una capacidad de más de 700 folios.

En el lomo hay espacio para escribir el contenido de la carpeta separadora. Aun así, gracias a la gran variedad de colores puedes decidir por ordenarlas según su tono. Si tienes muchos documentos diferentes que guardar este archivador puede ser tu mejor opción.

La mejor carpeta archivadora con cremallera

El cierre con cremallera en una carpeta clasificadora puede ser muy útil. Encima, este modelo tiene una apariencia muy elegante, y a la vez, es muy práctico. Por dentro, hay 13 apartados para ordenar tus folios según diferentes criterios. Puedes utilizar las etiquetas de colores que vienen con el producto para diferenciar el contenido.

Asimismo, cuenta con un bolsillo exterior para guardar cosas personales o bolis. Es muy útil, si tienes que viajar mucho y transportar documentos. Puede ser perfecto para comerciales, inspectores o profesores que trabajan con varios clientes o alumnos.

La mejor carpeta clasificadora para apuntes

Esta carpeta clasificadora con cierre de gomas es lo más cómodo para ir a clase. Si eres estudiante, necesitarás algo ligero pero con una capacidad suficiente para tus apuntes. Con los doce compartimentos que tiene este archivador seguro que no te quedarás corto.

Es de plástico que asegura que tus papeles no se mojen. Puede guardar folios de A4 fácilmente y ordenarlos por asignaturas o meses escolares. En la tapadera tienes espacio para apuntar qué contiene cada sección. ¿Todo queda muy bien ordenado, verdad?

La mejor carpeta de fuelle para oficinas

En una oficina siempre es necesario guardar documentos. Esta carpeta clasificadora de fuelle puede solucionar muchos problemas. Gracias a sus doce bolsillos puedes clasificar las facturas, contratos y otros papeles de una forma muy ordenada. Por supuesto, viene con etiquetas de colores para señalizar qué contiene cada sección.

Se cierra con banda elástica y es un modelo muy estable. Por lo tanto, es muy sencillo colocar varias carpetas clasificadoras juntas en una estantería. En la parte exterior permite señalizar qué hay dentro. Tiene una apariencia muy sofisticada y da sensación de orden. Todo lo que necesitas en tu oficina pasa sentirte bien trabajando.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las carpetas clasificadoras

La siguiente sección recoge las preguntas más frecuentes que pueden surgir a la hora de comprar unas carpetas clasificadoras. Se para uso en una oficina o para organizarte mejor en tu escritorio, encontrarás unos consejos para sacarles el mayor provecho.

Las carpetas clasificadoras pueden ser muy útiles a la hora de estudiar. Ordena tus apuntes y ejercicios para entregar. (Fuente: Anastasiya Gepp: 1462630/ pexels)

¿Para qué sirven las carpetas clasificadoras?

Las carpetas clasificadoras son el mejor aliado si quieres mantener el orden entre tus documentos y dentro de tu cabeza. No importa que seas estudiante, trabajes en una oficina, o seas autónomo. Los archivadores siempre vienen bien para conservar tus impresos importantes según una lógica.

Su gran beneficio es que existen varios tipos y formatos en el mercado. De esta manera, en función de tus necesidades, podrás encontrar la mejor opción para ti. Además, hoy en día hay diseños muy bonitos y elegantes, que aparte de aportar orden, sirven como decoración. Si necesitas agilidad a la hora de consultar documentos, previamente los debes guardar en carpetas archivadoras.

¿Qué tipos de carpetas clasificadoras existen?

A la hora de decidir qué tipo de carpetas clasificadoras necesitas te pueden surgir dudas. Hay varias opciones de las cuales elegir. Aquí abajo te dejamos una tabla con los diferentes formatos para que los conozcas mejor. Si hay distintos modelos que te gustan hasta puedes mezclarlos entre ellos. Cada uno tiene una función especial.

Tipo Ejemplo
Plástico con goma elástica
Cartón con goma elástica
Carpetas de acordeón
Con anillas
De plástico con botón
Con cremallera
Carpetas con asa

¿Cuántas carpetas clasificadoras necesito?

A la hora de comenzar un curso, o empezar un nuevo semestre empresarial surge esa pregunta. ¿Cuántas carpetas clasificadoras me van a hacer falta? Dar una respuesta exacta va a ser imposible, pero te puedes hacer una idea. Debes tener en cuenta el tamaño de tu negocio o el número de asignaturas que has cogido. Asimismo, el tipo de archivadores que compres condicionarán la cantidad.

De las carpetas clasificadoras tipo acordeón, a lo mejor no necesitarás tanto, ya que suelen permitir almacenar un gran volumen de documentos. Si optas por archivadores individuales o de anillas, te harán falta varias. Es una buena idea preguntarse, ¿qué necesito guardar? Luego puedes decidir si lo quieres archivar todo junto o separado. Haz una lista y será más fácil dar con la cantidad de carpetas separadoras que necesites.

¿Cómo mantener el orden en mis carpetas archivadoras?

Dentro de una carpeta clasificadora es fundamental encontrar lo que buscas. Entre las facturas, contratos, apuntes o exámenes a veces necesitas consultar uno en particular. En estos momentos es imprescindible que tengas tu orden lógico. Para conseguir eso tienes varias opciones.

Muchos archivadores, sobre todo los de acordeón, vienen con compartimentos señalizados. Pueden resultar muy útiles a la hora de establecer un orden dentro de la carpeta. Sirven para marcar y apuntar lo que hay en cada apartado. Este mismo mecanismo se puede trasladar a otro tipo de carpetas clasificadoras. Pon en la portada o en el costado con letras bien legibles el contenido. En el interior, igualmente, puedes crear tus propias separaciones.

¿Dónde guardar las carpetas clasificadoras?

Hay varias opciones para guardar tus carpetas clasificadoras en distintos lugares dentro de tu oficina o habitación. Si tienes una estantería puedes ponerlas encima en orden. Puede quedar muy bonito y dar una imagen de armonía sea donde sea. Igual, es posible emplear la misma distribución en lo alto de una cómoda o cajonera.

Por otra parte, no es necesario que estén a la vista. Puedes ponerlas dentro de un armario con puertas, en un almacén especial para archivadores si son para una oficina. Al contrario, en tu cuarto es posible dejarlas debajo de la cama o encima de los armarios. Si tienes un escritorio y tus carpetas clasificadoras no ocupan mucho sitio, las puedes meter en el cajón.

¿Cómo organizar las carpetas archivadoras?

A la hora de establecer un orden entre tus carpetas separadoras, tienes varias alternativas. Puede utilizar algún criterio tradicional, como el alfabeto o números. También, por tipo de documentos que contienen. Facturas, contratos, apuntes de una asignatura u otra.

La manera de organizar tus archivos la tienes que establecer tú, según tus necesidades. Lo importante es que sea un orden lógico donde no solamente tú puedas encontrar lo que buscas. Ten en cuenta el sentido común al crear el sistema para que les resulte igual de fácil a otros dar con los diferentes papeles.

Puedes adquirir carpetas clasificadoras de diferentes colores. Los tonos pueden ayudar a la hora de sistematizar. (Fuente: Viktor Talashuk: 05HLFQu8bFw/ unsplash)

¿Cómo personalizar tus carpetas clasificadoras?

Existen miles de ideas para personalizar tus carpetas clasificadoras. Les puedes dar el toque que quieras y seguro que te divertirás al realizar ese trabajo creativo. Busca inspiración en internet, que vas a encontrar varias fuentes. Si eres una persona con mucha imaginación lo único que necesitas es descubrir los mejores materiales.

Puedes utilizar pintura, lápiz, rotulador o pegatinas para decorar tus archivadores. No te cortes a la hora de pensar y llevar a cabo tus diseños. Existe la posibilidad de elaborar fundas de tela, o pegar un póster o fotos personales en la portada de tus carpetas separadoras.

Criterios de compra

En este apartado te vamos a presentar algunos criterios que deberías tener presente para escoger tu carpeta clasificadora. Además, estas características son importantes para que de verdad te sientes cómodo al archivar tus documentos. Tenlos en cuenta y los papeles no te causarán más dolores de cabeza.

Tamaño

Lo primero de considerar es la medida de tus carpetas archivadoras. Esto es imprescindible, ya que existen varias dimensiones de folios, cartas y documentos. La mayoría de formatos cuenta con carpetas clasificadoras especiales. Según tus necesidades elegirás una u otra: A4, A5, tamaño carta y otros.

De todas formas, si trabajas en una oficina o quieres archivar documentos e impresos oficiales, te recomendamos tener carpetas separadoras de varios tamaños. Es más fácil guardar todas las facturas de luz en una para su tamaño. Igualmente, es muy lógico comprar archivadores de A4 para los folios de esas dimensiones sin haber de doblarlos.

Material

Es imprescindible considerar el material de tus carpetas clasificadoras. Existen diferentes posibilidades para elegir, por lo tanto no puedes olvidar tus necesidades. Hay archivadores de cartón fino o más grueso que promete una estabilidad más fuerte. Pasa lo mismo con el plástico. Se puede encontrar unos muy ligeros y otros de alta resistencia.

Además, según tus necesidades y dónde vas a utilizar los archivadores, puedes necesitar uno de aspecto elegante. Los hay de cuero también por si quieres dar una imagen más distinguida. De todas maneras, el material de las carpetas clasificadoras influye en su presencia. Este es un punto de tener en cuenta: ¿van a estar a la vista o no?

Según tus necesidades puedes elegir carpetas clasificadoras de diferentes estilos. Las hay muy elegantes también. (Fuente: Sora Shimazaki: 5669633/ pexels)

Capacidad

La capacidad de tu carpeta archivadora se refiere a cuántos documentos puedes guardar dentro. Desde los típicos de cartón donde caben pocos folios, hasta los archivadores de acordeón podemos encontrar muchos en el mercado. Este criterio depende del tipo de archivador, cómo es su cierre y otros aspectos.

Si quieres guardar documentos para entregarlos como unos deberes o informes, puedes optar por una carpeta clasificadora más ligera. Al contrario, en el caso de que necesites conservar facturas mensuales o contratos de trabajadores deberías escoger algo de mayor capacidad.

Número de divisiones

¿Quieres guardar un tipo de impresos o distintos en la misma carpeta clasificadora? Esta es la pregunta a la que debes contestar para saber el número de divisiones que te hagan falta. Si necesitas conservar unos documentos personales, a lo mejor no precisas de ninguna separación.

Por otro lado, si quieres meter en tu carpeta archivadora el temario de alguna asignatura, esta debería contar con tantos apartados como temas. Asimismo, puede que precises de catalogar los documentos de varios clientes. Si es así, debes elegir un modelo que tenga suficientes espacios para cada uno de ellos.

Tipo de cierre

El tipo de cierre puede ser uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir una carpeta clasificadora. De esto dependerá tu comodidad, y también, la seguridad de tus documentos. Existen muchos tipos en el mercado, por eso, a continuación te presentamos una lista con todas las opciones:

  • Sin cierre de seguridad
  • De botón
  • Con goma en las esquinas
  • De goma a lo largo
  • De goma con botón
  • Con cremallera

Resumen

Se han acabado las horas perdidas en encontrar una factura del año pasado. No hay más noches buscando tus apuntes del cuatrimestre anterior. Hemos visto que las carpetas clasificadoras dan solución a estos problemas. Esperamos que tú también hayas descubierto lo prácticos que son para guardar cualquier documento.

Confiamos en haberte servido como ayuda para encontrar el archivador que necesitas. Si después de comprarlo te hace falta una mano con cómo organizar tus folios, vuelve a leerte este artículo. Estamos seguros de que de aquí en adelante no tendrás más problemas con el orden, ni en tu oficina ni en tu casa.

(Fuente de la imagen destacada: belchonock: 90675632/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones