Los calefactores infrarrojos son una fuente de calor eficiente y segura.
Última actualización: 2 julio, 2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Artículos evaluados

215Opiniones de usuarios

Existen diferentes opciones al hablar de artefactos que permiten graduar la temperatura de los espacios habitables. Cuando se trata de aquellos que generan calor, sin duda, buscamos que propicien la temperatura ideal y con la suficiente potencia. Por supuesto, además, que su uso sea certificado y seguro.

Los calefactores infrarrojos son una excelente opción para la generación de calor. Su funcionamiento permite, no solo el ahorro de energía, sino también la retención de calor por parte de los objetos que se vean expuestos a la radiación de este tipo de artefactos. Si buscas una alternativa eficiente y económica para calefaccionar tu casa o tus reuniones, estos calefactores son los ideales para ti. Si quieres conocer más sobre ellos, ¡sigue leyendo!




Lo más importante

  • Es necesario identificar en qué espacio se requiere este aparato. En función de esto, definiremos el tamaño y la potencia necesarios para calefaccionar el área deseada.
  • Características como el diseño y la portabilidad son cruciales en la elección del modelo de calefactor infrarrojo. El mismo se debe adecuar a los espacios y al estilo del lugar donde funcionará.
  • Este tipo de calefactor, generalmente, permite un buen ahorro de energía. Esto se debe a su mecanismo de funcionamiento, el cual no requiere circulación del aire.

Los mejores calefactores infrarrojos del mercado: nuestras recomendaciones

Te mostraremos nuestra selección de los mejores calefactores infrarrojos. Contemplamos aquellas características primordiales en este tipo de artefactos, es decir, que ofrezcan una excelente experiencia de uso y sean seguros para el usuario. Priorizamos, a su vez, diferentes modelos según las preferencias que suelen tener los compradores al momento de buscar una estufa infrarroja. ¡Echa un vistazo!

El mejor calefactor infrarrojo ultraplano

Este calefactor posee un panel con cristales de carbono que permiten seguridad en la radiación infrarroja. Tiene una potencia de 300 W y promete un uso sencillo y eficiente, pues, al conectarlo, se calienta de forma inmediata.

Tiene un diseño moderno y sofisticado, que viene en color negro, blanco y efecto espejo. Está enmarcado en aluminio anodizado y, además, cuenta con accesorios opcionales, como los termostatos a juego que facilitan la graduación de la temperatura.

El mejor calefactor infrarrojo para uso interior

Este modelo ofrece una potencia dual, es decir, un nivel de 600W y otro de 1200W. Cuenta con un reflector que genera una sensación de calor más alta y protege el bienestar óptico de los posibles niveles de brillantez.

Este diseño es fácil de instalar y provee calor de forma instantánea. Se puede colgar en la pared, en lugares muy altos. En estos casos, contamos con un tirador que posibilita prender y apagar el dispositivo, así como manejar los niveles de potencia.

El mejor calefactor infrarrojo portátil

El tamaño de este calefactor facilita su movilidad. Además, cuenta con un peso de solo dos kilos, lo que lo hace liviano y portable. Posee características interesantes, como posibilidad de inclinación de hasta 120 grados, oscilación horizontal y protección antivuelco para mantener su estabilidad.

Su diseño es elegante y viene en color negro o color plata. Para su funcionamiento, cuenta con fibra de carbono y una potencia de 900W. Posibilita un ajuste de termostato y es recomendable para uso interior, como baños, habitaciones o salas, proporcionando calor inmediato.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los calefactores infrarrojos

Seguramente tengas ciertas dudas sobre los calefactores infrarrojos. En este sentido, buscando que tengas la mayor cantidad de información a disposición para el momento de tu elección, hemos dispuesto resolver algunas preguntas claves que, posiblemente, te serán de mucha utilidad. ¡Empecemos!

infrarrojo calentador

La portabilidad de algunos modelos de calefactores permiten la movilidad de estos. (Fuente: photocapy: 87017013/ foter)

¿Qué son los calefactores infrarrojos?

Los calefactores infrarrojos son artefactos que hacen posible la generación de calor en cualquier espacio. Este aparato incrementa la temperatura de los elementos, personas o infraestructuras dentro del área espacial en donde se encuentre ubicado.

A través de su sistema infrarrojo, este artefacto permite una sensación agradable de calor, el cual se distribuye de forma uniforme. La particularidad de este calefactor es que no calienta el aire, ya que las ondas de calor no tienen un impacto en el movimiento de este.

¿Para qué sirven los calefactores infrarrojos?

Por supuesto, su función es generar calor. Sin embargo, debe remarcarse que, en el caso de este tipo de calentador, esto es posible a través del calor infrarrojo producido mediante la transmisión de radiación. Esta se vale de ondas que pueden ser captadas en la luz visible.

Los calefactores infrarrojos, además son bastante versátiles, puesto que son adaptables a cualquier entorno o sitio a los cuales se los destine. Pueden funcionar sin problemas en un espacio exterior o interior, en entornos industriales o comerciales y en cualquier hogar.

Actualmente, existe una amplia variedad de diseños. Muchos de ellos ocupan poco espacio y maximizan la disponibilidad de superficie de cada entorno.

¿Qué tipo de calefactores infrarrojos existen?

Los calefactores infrarrojos pueden clasificarse según la radiación infrarroja que emitan. Ahora bien, debemos aclarar que, la propagación infrarroja (también llamada radiación IR), es un tipo de radiación electromagnética y térmica, cuyo rango de longitud de onda se extiende desde 780 nanómetros hasta 1 milímetro.

Dicho esto, los calefactores infrarrojos se pueden clasificar según la longitud de onda de su radiación:

Tipo Descripción
Calefactor infrarrojo de radiación IR-A (de onda corta) Proporciona calor instantáneo. Irradia luz color rojo brillante. No produce ruido ni humo. Es común en ámbitos industriales y exteriores, como terrazas o techos
Calefactor infrarrojo de radiación IR-B (de onda media) Tiene un rango de temperatura menor. Irradia un tono rojo tenue. Su uso es apto para interiores o exteriores, ya que no requieren una alta concentración de calor
Calefactor infrarrojo de radiación IR-C (de onda larga) Provee calor de forma gradual a temperaturas menores. No refleja luz alguna. Consume poca energía. Son usados en espacios pequeños

¿Cómo funcionan los calefactores infrarrojos?

Este tipo de calefactores funcionan mediante un mecanismo similar a la luz solar. ¿Te has dado cuenta de que, al estar bajo el sol, los rayos solares hacen que tu cuerpo adquiera calor, pero, al moverte a la sombra, tu cuerpo vuelve a su temperatura regular? Pues bien, algo similar ocurre con la radiación infrarroja que propagan estos calefactores.

Los objetos presentes en el entorno donde está el calefactor absorben este calor y luego lo liberan.

Este incremento de calor es uniforme y no necesita energía adicional. Este tipo de calefactores permite un importante ahorro de energía, ya que no hay una circulación de aire caliente y, al no moverse, no es necesario generar calor adicional. Esto posibilita reducir el gasto de energía significativamente.

calentador de infrarrojo

Este tipo de calefacción funciona de forma similar a los rayos solares, que emiten calor sobre los objetos o cuerpos pero, al ir a la sombra, el calor se disipa. (Fuente: biworks: 39mlECY8VkU/ unsplash)

¿Qué alternativas hay a los calefactores infrarrojos?

Si de calefactores se trata, los infrarrojos no son los únicos modelos en oferta. En el mercado, pueden encontrarse otras alternativas que cuentan con distintos sistemas de funcionamiento. Entre ellas, encontramos:

Alternativas Descripción
Calefactor de aire Tienen una resistencia y un ventilador. Se pueden poner en cualquier lugar
Calefactor de cerámica Es una subcategoría de los calentadores de aire. Estos retienen el calor y reducen el consumo. Poseen barras de cuarzo para generar calor.
Calefactor de aceite Genera calor con facilidad. Puede emitir gases que dañan la calidad del aire, por lo que debe usarse con precaución
Calefactor eléctrico Es poco contaminante. Necesita para su funcionamiento un suministro constante de energía. Es recomendable para espacios pequeños

Criterios de compra

Cuando llega el momento de seleccionar un calefactor infrarrojo, intervienen algunos criterios cuyo conocimiento puede facilitar la elección del indicado. Estos factores de compra varían según el espacio donde se quiera colocar, el tamaño y la temperatura deseada. Teniendo en cuenta todo lo anterior, a continuación te explicamos los criterios más importantes que pueden destrabar tu proceso de compra.

Portabilidad

¿Ya has definido el espacio donde usarás el calefactor infrarrojo? ¿Lo mantendrás en un solo lugar o planeas moverlo por varias áreas? Este artefacto te proporciona la posibilidad de transportarlo o no con base en su portabilidad. Es posible clasificarlos según esta característica en:

  • Portabilidad alta: Son aquellos calefactores que tienen ruedas. Son compactos y livianos, lo que facilita su movilidad.
  • Portabilidad limitada: Estos facilitan su movilidad en espacios más reducidos. Pueden tener un mayor tamaño y, por lo mismo, calientan con más rapidez. Son difíciles de volcar.
  • Fijos: Son los que tienen nula portabilidad, ya que su instalación es fija. Son seguros, ya que permanecen siempre en la misma posición y lugar.

Seguridad

Por lo general, este tipo de calefactores vienen diseñados con un alto grado de rigurosidad en su sistema de seguridad. Aun así, es importante prestar atención a la información en las etiquetas del producto, así como verificar que el fabricante cumpla con los estándares de seguridad.

Estos artefactos traen consigo algunas funcionalidades que hacen a su seguridad. Entre ellos, podemos encontrar:

  • Apagado antivuelco: Permite que el calefactor cese la emisión de calor ante una caída
  • Temporizador: Evita que el calefactor se sobrecaliente, evitando incidentes.
  • Diseño seguro: Proporciona una cubierta fría que evita posibles quemaduras en caso de contactos con su superficie.

Al momento de usarlo, es importante evitar el contacto del calefactor con objetos de plástico, como bolsas o materiales de empaque. Al mismo tiempo, no debemos dejarlo encendido por largos periodos de tiempo y, en caso de usar extensiones o cables, tenemos que verificar el voltaje.

calentador eléctrico

Los calefactores de uso exterior tienen una potencia mayor que se adapta a espacios con grandes áreas. (Fuente: edsaunders: 18115348683/ foter)

Potencia

Según el espacio o lugar donde se quiera utilizar el calefactor infrarrojo, se necesitará un modelo con mayor o menor potencia. Variables como el área a calentar, el clima o estacionalidad del lugar y la infraestructura serán claves, en este sentido.

De acuerdo al tamaño del espacio, de forma proporcional, será el tamaño del calefactor y su respectiva potencia.

Los calefactores infrarrojos poseen, habitualmente, configuraciones para establecer temperaturas altas, bajas, medias. En algunos modelos, existe la posibilidad de ahorrar energía mediante termostatos graduables.

Diseño

Existen múltiples opciones de calefactores en el mercado. Cada uno de ellos ofrece funciones y características diferentes. Si bien nos centramos principalmente en su funcionalidad, el diseño no debe ser un factor desestimado en nuestra decisión de compra.

Debe haber coherencia entre el artefacto y el estilo de nuestro hogar o espacio donde lo queramos colocar. Muchos de estos modelos vienen con diseños diferentes. Algunos, modernos y elegantes, y otros, un poco más rústicos. Además, podemos encontrarlos en diferentes materiales y acabados, ya sea en madera, metal o aluminio. Estos vienen en diversas tonalidades, algunos monocromos y otros en combinación de colores.

El diseño del calefactor debe guardar relación con la estética del sitio, por lo que es importante considerar este aspecto para mantener un ambiente adecuado, en términos decorativos.

Resumen

Los calefactores infrarrojos ofrecen una solución concreta a necesidades térmicas latentes en lugares que, por sus condiciones, no tienen altas temperaturas. La radiación infrarroja y las ondas de calor son retenidas por los objetos o cuerpos y, posteriormente, se liberan, volviendo a su temperatura habitual.

Existen modelos para exterior e interior con diferentes rangos de potencia, así como con diferentes características en su diseño, portabilidad y su sistema seguridad. Este último factor es de vital importancia al momento de seleccionar el modelo adecuado, puesto que, de no traer consigo un sistema óptimo, puede incurrir en accidentes. El manejo de objetos que emiten calor debe ser realizado de forma responsable.

Si te ha gustado nuestro artículo, por favor, déjanos un comentario con tu opinión y compártelo con tus amigos y conocidos.

(Fuente de la imagen destacada: timlewisnm: 3430070591/ foter)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones