Última actualización: 18 mayo, 2021

Nuestro método

14Productos analizados

17Horas invertidas

4Artículos evaluados

65Opiniones de usuarios

Si se acerca la temporada invernal o ya te encuentras pasando frío, te contamos que estás en el lugar indicado. En este artículo, te recomendaremos el mejor sistema de calefacción para que puedas superar el momento, sin el temor de recibir el final de mes con una sorpresa en la factura energética.

A su vez, te vamos a sugerir los mejores calefactores cerámicos que puedes adquirir en el mercado: sus características, sus ventajas y desventajas, y los tipos de artefactos que tienes a disposición. Sigue leyendo para enterarte.




Lo más importante

  • El calefactor cerámico es un dispositivo de calefacción que cuenta con la ventaja de generar calor a los pocos instantes de haber sido encendido. A su vez, realiza un consumo eficiente de energía en relación con los calefactores convencionales.
  • Existen cuatro tipos de radiador cerámico: compactos, de pared, de torre, y para baño. La elección que hagas debe pasar por las dimensiones de la superficie que desees calentar.
  • Antes de comprar una estufa cerámica debes encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades. Para ello, debes tener en cuenta una serie de criterios de compra con el fin de que puedas hacer la elección correcta.

Los mejores calefactores cerámicos del mercado: nuestras recomendaciones

En esta sección nos hemos esforzado en crear una selección con los cuatro mejores calefactores cerámicos del mercado. Actualmente, existe una amplia variedad de opciones, es por ello que te vamos a ahorrar tiempo, indicándote el más adecuado de acuerdo a tu necesidad. ¡Vamos a ello!

El mejor calefactor cerámico relación calidad-precio

Nuestra recomendación como la mejor opción en esta categoría es el calefactor Orbegozo CR 5017 de 1500 W.

Pagando unos pocos euros obtienes una estufa cerámica de doble potencia con termostato regulable de 900 y 1.500 W, más la función de ventilador. También dispone de protección contra sobrecalentamientos, sistema antivuelco, controles giratorios y asa de transporte.

El mejor calefactor cerámico profesional

Nuestro producto recomendado en esta categoría es el calefactor de Orbegozo FHR 3050 con potencia de 3.000 W. Te lo recomendamos, ya que con su adquisición obtienes un dispositivo regulable de doble potencia, 1.500 y 3.000 W, con lo que se adapta a pequeñas y grandes superficies.

Este radiador cerámico, además, cuenta con sistema de protección contra sobrecalentamiento, diseño de cuerpo metálico que le brinda mayor durabilidad. Tiene apagado automático de seguridad, una función ventilador muy útil para verano, y termostato autorregulable.

El mejor calefactor cerámico silencioso

Luego de probarlo, te recomendamos sin temor el calefactor Ready Warm 6100 Ceramic Rotate de Cecotec. Este radiador cerámico cuenta con la tecnología OnlySilence, la cual te garantiza silencio total durante su funcionamiento.

Además, incluye un termostato de potencia regulable entre 750 y 1500 W, modo ventilador, protección contra sobrecalentamiento y oscilación automática. Tiene capacidad para calentar 20 metros cuadrados y mango ergonómico que facilita su transporte.

El mejor calefactor cerámico de baño y pared

Nuestro producto ganador que te decidimos recomendar es el calefactor Orbegozo SP 6000 de 2.000 W. La razón es muy sencilla y es que puedes abarcar dos necesidades con el mismo dispositivo: situarlo en la pared y, a su vez, puede colocarse en el baño gracias a su certificación IP-22.

Esta estufa cerámica es un dispositivo tipo split, con display digital y mando a distancia. Tiene funcionalidad de programación diaria y semanal. Además, cuenta con termostato regulable de doble potencia 1.000 y 2.000 W, sistema de seguridad contra sobrecalentamiento y función Energy Saver.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los calefactores cerámicos

Si estás en esta sección es porque quieres estar preparado para los meses de frío y que la temporada no te tome por sorpresa. Hoy vamos a dar la solución adecuada para manteneros calentitos, con un instrumento que ha cogido auge en los últimos años gracias a su efectividad. Nos referimos al radiador cerámico.

El radiador cerámico es un dispositivo con la capacidad de convertir la energía eléctrica en calor(Fuente: Puni Charana 8aYqbbqKTtY/ unsplash)

¿Qué es un calefactor cerámico y cómo funciona?

El radiador cerámico es un dispositivo con la capacidad de convertir la energía eléctrica en calor, de forma eficiente, utilizando placas de cerámica. Este material permite que el calor se distribuya de manera uniforme con la ayuda de unos ventiladores encargados de disipar el aire.

Este aire caliente sigue su curso atravesando las placas de cerámica, con la ventaja de no sobrecalentar la parte exterior. Es decir, la carcasa. Dicho beneficio dota al equipo de seguridad. El artefacto comienza a trabajar una vez conectado al enchufe, por lo que no requiere la instalación de un profesional. Solo debe asegurarse de encontrar un conector cercano al lugar que desee calentar.

¿Qué tipos de calefactores cerámicos existen?

Existen cuatro principales tipos de radiador cerámico, que te mostraremos a continuación. No obstante, la elección que hagas debe pasar, principalmente, por las dimensiones de la superficie que desees calentar.

  • De torre. Este es un calentador con apariencia de rectángulo en ángulo de 90°, de ahí su popular forma de ser llamados. Son alargados y estrechos, lo que facilita su ubicación en espacios reducidos. La mayoría de estos diseños cuenta con oscilación incorporada, lo que permite que el calor se disipe con mayor rapidez en el espacio a calentar.
  • De pared o fijos. Están pensados para calentar una habitación completa y se colocan de manera fija en la pared. No son portátiles. Para su instalación y fijación necesitarás de al menos un taladro y una broca.
  • Compactos. Como su propio nombre lo indica, son dispositivos de tamaño pequeño y livianos a la vez, lo que te permite moverlos de una habitación a otra con facilidad. Estos no están pensados para calentar grandes espacios o habitaciones completas, sino que son calentadores de uso personal. Por ejemplo, puedes colocarlo en tu escritorio mientras estás en la oficina.
  • Para baños. Este radiador cerámico se presenta en dos subtipos: portátil o de pared. Su particularidad es que cuenta con seguridad para evitar cortocircuitos por contactos con el agua. El aislamiento a la humedad debe estar certificado con protección grado IP24 como mínimo (contra salpicaduras).

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un calefactor cerámico?

Además de combatir el frío, estos dispositivos tienen otras ventajas. Sin embargo, también tienen unas cuantas desventajas, aunque lo positivo lo supera en número. Te lo resumimos en la siguiente tabla:

Ventajas
  • Bajo consumo energético frente a sistemas convencionales
  • Calientan los espacios rápidamente
  • Bajo riesgo de incendio
  • Poca probabilidad de quemaduras
  • Diversas funcionalidades en dependencia del modelo (ejemplo, mando a distancia)
  • Sin emisiones de gases
  • No requieren de servicios de mantenimiento especializado
  • Larga vida útil
Desventajas
  • Recogen polvo (en su filtro)
  • Sonido del ventilador
  • Una vez apagados vuelve el frío
  • No están indicados para grandes superficies

¿Qué calefactor cerámico comprar en relación con el espacio a calentar?

Al elegir un calentador cerámico, una de las principales dudas que se presenta es saber si este tendrá o no la capacidad de calentar un área determinada. Esto lo podremos determinar de acuerdo a la potencia que tenga el dispositivo, por lo que esta característica siempre viene indicada por el fabricante.

De manera general, para un espacio con altura de techo de 2,5 m se considera suficiente 80 W por metro cuadrado, siempre que el mismo esté bien aislado. Y 100 W si el aislamiento es de nivel medio. Lo primero que se debe hacer es estimar la superficie de la habitación en metros cuadrados, para luego calcular su potencia equivalente en vatios.

Te mostramos unas medidas con la que te puedes guiar:

  • Espacio de unos 4 metros cuadrados: Para calentar un espacio pequeño, como un baño, se necesitará una potencia mayor a 450 W.
  • Espacio de entre 12 y 16 metros cuadrados: Te recomendamos una potencia de entre 1.200 y 1.500 W.
  • Zona de entre 24 y 28 metros cuadrados: Te sugerimos una potencia de entre 2.500 y 3.000 W.
  • Estancia de unos 40 metros cuadrados: Es recomendable una potencia de 4.000 W en adelante.

Estas referencias son aproximadas y no exactas, por cuanto la potencia puede variar y verse afectada por diferentes elementos como la temperatura exterior y la calidad del aislamiento.

¿Cómo limpiar la estufa cerámica?

Una de las ventajas de estos aparatos es que no vamos a tener que gastar en alguien que nos brinde un servicio de mantenimiento especializado. Dado que fácilmente lo podemos hacer nosotros mismos. Esto es posible siguiendo estos pasos:

  1. Primeramente, antes de limpiar la estufa cerámica, debemos asegurarnos de que esté desenchufada de la red eléctrica y completamente fría.
  2. Una vez que hemos verificado esto, podemos usar un aspirador para quitar el polvo y las pelusas que estén acumuladas en las rejillas.
  3. También se puede ocupar un trapo ligeramente humedecido con detergente neutro.

La estufa cerámica y el filtro no se deben limpiar con productos abrasivos o químicos, por lo que se aconseja utilizar para eliminar el polvo un paño seco. Después de cada temporada de frío, te aconsejamos que limpies el dispositivo y los guardes en su caja, manteniéndolo en un lugar seco.

chica limpiando

Existen una amplia variedad de modelos de radiador cerámico. (Fuente: Hedgehog Digital vXBjkvrZ17M/ unsplash.com)

¿Cuáles son las diferencias entre un calefactor cerámico y uno convencional?

Para explicarte las diferencias primero partiremos de su similitud. Ambos son dispositivos que se calientan a partir de la electricidad que fluye a través de ellos. Esto genera el calor que permite elevar la temperatura del espacio rápidamente. Técnicamente, esto es el principio de convección, ya que el aire pasa alrededor de una área caliente.

La diferencia radica en el tipo de tecnología con el que están fabricados. Esto repercute en la capacidad de estabilidad para mantener la regulación del calor con el termostato. En pocas palabras, el calentador de cerámica alcanza y mantiene mejor el calor en el proceso de activación y desactivación que el convencional.

En los calefactores convencionales, o comúnmente llamados de alambre, hay una mayor tendencia a que exista una variación en la temperatura. La causa es que no cuentan con función de autorregulación. Algo contrario a lo que pasa con los de cerámica, por cuanto la misma es refractante, lo que le facilita la propagación del aire caliente de forma pareja.

¿Qué alternativas existen a los calefactores cerámicos?

Te contamos que existen otras opciones que puedes valorar si sientes que en las estufas cerámicas no encuentras la solución a tus necesidades. Para los tiempos de frío, encontramos termoventiladores, termoconvectores, estufas halógenas, calefactores de aceite y estufas de gas.

Te resumimos sus características con la que podrás hacer tu valoración en la siguiente tabla:

Equipos para calefacción Características
Termoventiladores Son pequeños ventiladores de aire caliente que suben la temperatura rápidamente. Indicados para espacios reducidos. Su punto negativo es que consumen mucha energía eléctrica, por lo que se deben usar puntualmente y no durante muchas horas. Además, tienden a hacer ruido.
Termoconvectores Trabajan a base de aire caliente, calientan rápido, son más eficientes y silenciosos que los anteriores sin embargo, ocupan mayor espacio. Están indicados para dormitorios. Su punto negativo es que su estructura metálica alcanza altas temperaturas, lo que lo hace proclive a causar quemaduras.
Estufas halógenas El calor proviene de unos tubos halógenos que emiten infrarrojos. Son portátiles e indicados para una sola persona, ya que el calor que se emite es de corto alcance. Lo negativo es que la mayoría no tiene termostato por lo que su eficacia disminuye.
Calefactores de aceite En su interior traen aceite, el cual se calienta mediante resistencia eléctrica y esto genera el calor. Se parecen al radiador de toda la vida, son silenciosos, emiten calor uniforme y se pueden usar por tiempo prolongado. Sus puntos negativos es que tardan en calentarse y son pesados ,por lo que integran ruedas para transportarlos.
Estufas de gas Generan el calor a partir de bombonas de gas licuado de petróleo para calentar. No consumen electricidad y son muy potentes, por lo que están indicadas para grandes espacios. Lo negativo es que emiten gases contaminantes. Deben utilizarse en espacios ventilados. Además, requieren instalación por parte de un especialista.

Criterios de compra

Realizar una elección en muchas ocasiones se torna difícil. Y más cuando la decisión es sobre aparatos con varias especificaciones técnicas. Es por ello que hemos seleccionado para ti los criterios más importantes que debes tener en cuenta al comprar tu estufa cerámica. Estos son los siguientes:

Potencia

Este factor es tal vez el más importante. La correcta elección de la potencia determinará si puedes calentar satisfactoriamente el área que requieres y el nivel de eficiencia energética con el que lo harás.

En la siguiente tabla, te presentamos la potencia recomendada en relación con el espacio a calentar.

Área Potencia requerida
4 metros cuadrados o menos 450 W
Entre 12 y 16 metros cuadrados Entre 1.200 y 1.500 W
Entre 24 y 28 metros cuadrados Entre 2.500 y 3.000 W
40 metros cuadrados o más 4.000 W en adelante

Funcionalidades

Existen una amplia variedad de modelos de radiador cerámico. Estos se diferencian, principalmente, por las funcionalidades que incorporan para brindar mayor confort al cliente, entre las cuales están:

  • Protección sobrecalentamiento. Esta función es importante, ya que en caso de un calentamiento extremo el dispositivo desconectará internamente la alimentación de energía. Permite evitar accidentes e incendios.
  • Oscilación y rotación. Estas funciones dotarán a tu equipo de la capacidad de disipar el calor en diferentes ángulos y direcciones. Cuando hay dos personas en una habitación, resulta genial.
  • Ajuste de calor. Una función muy importante en términos de eficiencia. El equipo brinda la posibilidad de regular la potencia en relación con el área que necesitemos calentar.
  • Mando a distancia. Si eres amante de la comodidad, esta función te vendrá de lujo. Con un pequeño control desde tu sofá o cama podrás encender/apagar, establecer la potencia y regular la rotación y oscilación. Hasta programar el tiempo que permanecerá encendido nuestro dispositivo.
  • Protección anti vuelco. Está función permite que el equipo se apague en caso de que se vuelquen sustancias accidentalmente, lo que ayuda a evitar incendios.

Consumo de energía

Para garantizar que la estufa cerámica tenga bajo consumo y no te vayas a llevar una sorpresa en la factura de energía, debes elegir aquellos modelos que tengan una eficiencia energética alta. Este dato es brindado en las especificaciones técnicas del fabricante.

El gasto de electricidad del calefactor es proporcional a la potencia que tenga el mismo. Por esto, te recomendamos comprar aquellos que tengan un regulador. De esta manera, harás un consumo de energía en relación con el área que vayas a calentar. Los más eficientes son los de 400 a 800 W, pero claramente están indicados para espacios pequeños.

calefactor radiador

En resumen las estufas de alambre se calientan más lento y de forma desigual que las de cerámica.(Fuente: Erik Mclean a3t5yfME32g/ unsplash.com)

Ruido

En la mayoría de casos, las estufas cerámicas utilizan un ventilador para disipar el aire caliente. El mismo emite un sonido al girar sus aspas, el cual puede llegar a ser molesto. Si eres muy sensible al ruido, deberías revisar las especificaciones de decibelios detalladas por el fabricante.

Lo ideal es que el aparato genere, como máximo, 50 decibelios, que es el límite superior indicado por la OMS. En la siguiente tabla, mostramos lo que los niveles de decibelios pueden representar. Así, tendrás una idea al hacer tu elección de acuerdo a tu grado de sensibilidad.

Decibelios Ejemplos
0 Silencio
10 Pasos
20 Viento en los árboles
30 Conversación en voz baja
40 Biblioteca
50 Oficina tranquila

Resumen

Los calentadores cerámicos son dispositivos que permiten calentar espacios con eficiencia. Esto es posible gracias a que sus placas cerámicas posibilitan una distribución del calor de forma uniforme. Existen cuatro tipos principales: fijos o de pared, de torre, compactos y de baño.

Las principales consideraciones que debes tener en cuenta antes de comprar una estufa cerámica son la potencia, las funcionalidades que tenga, el nivel de ruido que genera y el consumo de energía del dispositivo. ¡Deja de pasar frío con nuestros consejos!

Si este artículo te ha sido de utilidad déjanos un comentario y no dudes en compartirlo.

(Fuente de la imagen destacada: Achudh Krishna: 39mlECY8VkU/ unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones