Última actualización: 28 abril, 2021

Nuestro método

21Productos analizados

15Horas invertidas

4Artículos evaluados

75Opiniones de usuarios

Las antenas parabólicas son objetos que vemos todos los días en lo alto de los edificios, pero cuando nos toca instalarla por nuestra cuenta, la historia cambia. Suele costarnos mucho identificar la correcta para nuestras necesidades. Es importante saber lo que queremos antes de hacer la elección, ya que un pequeño cable puede suponer una gran diferencia.

Si quieres instalar una antena por tu cuenta, para tu propio uso o el de toda la comunidad de vecinos, las opciones son diversas. Además, hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de hacer la elección correcta; por eso te traemos una guía con algunas de las mejores opciones de 2021.




Lo más importante

  • Existen muchos tipos distintos de antenas parabólicas en el mercado (más grandes o más pequeñas, de uso individual o compartido). A la hora de elegir, es importante saber cuáles son nuestras necesidades y las opciones disponibles.
  • Es importante conocer las partes que conforman una antena parabólica y cómo instalarla de forma correcta.
  • Dentro de los criterios de compra uno de los más importantes es el tamaño de la antena parabólica, pero no es el único.

Los mejores dardos del mercado: nuestra selección

A la hora de elegir la antena parabólica que mejor se adapte a nuestras necesidades hay varios aspectos que debemos tener en cuenta. En el caso de las antenas parabólicas, suele ser habitual que se vendan en un kit con todo lo necesario para instalarlas. A continuación, te mostramos algunas de las mejores opciones dependiendo de lo que busques en una antena parabólica.

La antena parabólica más recomendada por los usuarios online

En este kit encontrarás una de las antenas con mejor valoración por parte de los usuarios online que ya la han utilizado. Se trata de una antena parabólica marca TECATEL de fácil instalación y alta resistencia, por lo que puede instalarse en zonas exteriores.

Este kit incluye una antena parabólica de 60 cm, 20 metros de cable, un LNB ILLUSION, el soporte necesario para instalar la antena en la pared y dos conectores F. Como puedes ver, una de las razones por las que esta antena es tan recomendada, es porque el kit resulta muy completo.

La antena parabólica más vendida

Si echamos un vistazo a la antena parabólica más vendida, esta se trata de un kit de la marca EKSELEANS. Esta antena parabólica destaca por su calidad y facilidad de montaje, así como también por su precio.

En este kit encontrarás una antena parabólica GI de 60 cm, un LNB, el soporte necesario para montarla en la pared que quieras, un cable coaxial de 20 metros y un localizador de señal para el satélite.

La mejor antena parabólica por su relación calidad-precio

En el caso de las antenas parabólicas es muy importante la calidad. Pero también debemos mirar el precio. Aquí tienes la mejor opción por su relación calidad-precio. Esta antena destaca sobre todo por su fácil montaje y posterior instalación en el lugar elegido por el usuario.

En este kit encontrarás una antena parabólica de la marca DIESL de 60 cm, un LNB single 4k, un soporte, 20 metros de cable, tacos para colocar en la pared, conectores y 10 bridas para instalar la antena.

La mejor antena parabólica según los expertos

Según los expertos, una de las mejores antenas parabólicas que podemos encontrar en el mercado es de la marca TECATEL. Este producto destaca por su fácil montaje, un kit completo y su alta conectividad.

En este kit encontrarás una antena parabólica de 60 cm, un soporte de instalación y un LNB universal. Esto sin duda facilita su montaje y correcto funcionamiento. Además, incorpora un cable coaxial de 20 metros y los conectores necesarios.

La antena parabólica más resistente/duradera

Si lo que estás buscando es una antena parabólica resistente a las inclemencias climatológicas y que dure muchos años, la antena de la marca TELEVES ASTRA cumplirá con tus requisitos. Esta antena destaca por su calidad y su alta resistencia.

Este kit está compuesto de una antena parabólica de 65 cm, un LNB TELEVES, un cable coaxial de 20 metros de largo, un brazo de fijación a pared que sirve como soporte y conectores F.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las antenas parabólicas

Es cierto que la antena parabólica es un aparato que casi todos tenemos en casas, pero también es cierto que muchos no saben lo suficiente sobre ellas. En este apartado te explicaremos qué es una antena parabólica, qué tipos hay y, por supuesto, cómo instalarla respetando la normativa vigente en España.

antena parabolica fuera de casa

Es importante conocer las partes que conforman una antena parabólica. (Fuente: 121968381/123rf)

¿Qué es una antena parabólica y cuáles son sus ventajas?

Una antena parabólica es un dispositivo que sirve para recibir señales de televisión en forma de ondas electromagnéticas. Lo que se consigue con este tipo de antenas es que, un determinado evento retransmitido en televisión, pueda ser visto por millones de personas al mismo tiempo, sin prácticamente ningún corte de señal o interrupción.

Desde un punto de vista más sencillo, estas antenas son simplemente elementos cóncavos que se encargan de reflejar las ondas electromagnéticas. Estas ondas provienen de los innumerables satélites que orbitan alrededor de nuestro planeta. Se diferencian dos tipos de bandas:

  • Banda C: Emite frecuencias más débiles, por lo que hará falta una parábola más grande con el objetivo de recoger la señal que emiten los satélites.
  • Banda KU: Emite frecuencias más fuertes, por lo tanto, la parábola necesaria será más pequeña.

En ambos casos, el objetivo es poder ver la televisión vía satélite de la mejor manera posible. Es decir, sin interrupciones y en simultáneo con el resto del mundo. Esto dependerá, al mismo tiempo, de dónde se emita y qué satélite se utilice para transmitir.

Ventajas
  • Acceso a más canales que en la televisión convencional
  • Instalación sencilla
  • Buena portabilidad
  • Diferentes tipos que se adaptan a las necesidades del usuario
  • Menos interferencias – menos interrupciones
  • Mejor calidad de imagen
Desventajas
  • Requiere un buen mantenimiento
  • Necesita instalarse correctamente
  • Es complicado distribuir la señal

¿Qué tipos de antenas parabólicas hay en el mercado?

Existen diferentes tipos de antenas parabólicas dependiendo de su forma y del uso que se le quiera dar. Se pueden hacer otro tipo de diferenciaciones, pero a la hora de elegir la mejor para el usuario, la forma y su objetivo de uso son dos de los factores más importantes.

En la siguiente tabla te detallamos todos los aspectos de los tres tipos que existen: antena de foco centrado o primario, offset y antenas planas.

FORMA VENTAJAS DESVENTAJAS
Foco centrado o primario La superficie de la antena es una parábola de revolución. El foco está ubicado en el centro y aprovecha el 60% de la energía que recibe Se aprovecha más energía de la que desperdicia El tamaño puede llegar a ser un problema por su mantenimiento
Offset Es una antena asimétrica y tiene el foco desplazado hacia abajo, de esta manera evita que haga sombra y por consiguiente que la señal sea mejor. En este caso aprovecha casi el 70% de la energía que recibe Al eliminar las zonas de sombra, su aprovechamiento de la energía en mayor que en otras antenas El montaje es complejo debido a su forma y sus características
Antenas planas Es de las más utilizadas en estos momentos, ya que no requiere un apuntamiento al satélite tan preciso como en otros tipos de antenas parabólicas Montaje más sencillo, no es necesaria la precisión que requieren otros modelos Su precio para un particular puede que no sea el tipo más conveniente

¿Cómo funciona una antena parabólica?

Las antenas parabólicas tienen una forma de funcionar bastante específica. El proceso comienza con la emisión de una señal, desde cualquier lugar del planeta, hacia un satélite. Dicho satélite debe orbitar a la misma velocidad que la Tierra, si no, se movería de lugar y las antenas no podrían recibir la señal de forma correcta.

Por lo tanto, la función de las antenas parabólicas es la de recibir las señales que emiten los satélites que orbitan alrededor del planeta. Debido a su forma de plato metálico (de acero, aluminio o fibra de vidrio), la recepción de las señales es mayor.

Con el objetivo de que no haya ninguna interrupción en la señal, es preciso que entre el satélite y la antena no haya ningún objeto que pueda obstaculizar dicha señal.

El tamaño de la antena parabólica y su colocación, dentro o fuera de los edificios, también determina la calidad de la recepción de la señal. Se pueden encontrar antenas parabólicas de entre 60 cm y 120 cm de diámetro, esto también dependerá del tipo de satélite al que se conecte y el número de usuarios que se beneficien de los servicios de dicha antena.

¿Cómo puedo instalar una antena parabólica?

A la hora de montar una antena parabólica, lo primero que debemos hacer es comprobar que tenemos todas las partes necesarias para ello. Estas partes serían las siguientes:

  • El plato o la parábola: Es la parte encargada de recibir las señales que manda el satélite. Hay de distintos tamaños que se adaptan a las necesidades del usuario.
  • El LNB (Low Noise Block): Esta parte es necesaria para que la señal que envía el satélite sea procesada y pueda convertirse en una frecuencia menor. De esta forma, es distribuida al receptor sin contratiempos. También existen de distintos tipos según las necesidades del usuario.
  • El soporte del LNB: Podría decirse que es lo que une el LNB con el soporte de la pared, así la antena podrá mantenerse estable.
  • El regulador de altura: Permite ajustar la antena para que la recepción se haga de forma correcta.
  • El regulador de azimut: Este permite ajustar los grados de manera exacta hacía el satélite que interesa.
  • El cable: Hace falta utilizar un cable coaxial para que la señal sea recibida de forma correcta.
  • El receptor de satélite: Este dispositivo transformará la señal que recibe la antena en canales de televisión.

Una vez que conocemos las partes necesarias, estos serían los pasos a seguir a la hora de instalar una antena parabólica:

  1. Lo primero: Debes asegurarte de tener todas las piezas necesarias y las herramientas que vayas a utilizar para instalar la antena.
  2. Armar las piezas: Habitualmente, las antenas parabólicas que vienen desmontadas traen un kit con lo necesario y unas instrucciones sobre cómo hacerlo. Simplemente deberás seguir dichas instrucciones y unir las partes de la forma que te indique en las mismas.
  3. Instalar el soporte de la antena parabólica: Una vez montada la antena parabólica, hay que situarla en un lugar donde pueda recibir bien la señal del satélite. Este lugar suele estar en alguna pared exterior de casa o en alguna pared de las zonas comunes en caso de las comunidades de vecinos. En cualquier caso, es importante conocer la normativa sobre la colocación de este tipo de antenas (en el siguiente apartado hablaremos sobre ello).
  4. Conectar tu antena a la toma de televisión/satélite: El último paso, y no por ello el menos importante, es conectar la antena -o receptor- mediante los cables para que la televisión pueda acceder a los contenidos de los que dispone el satélite.

instalando antena parabólica

Instalar correctamente una antena parabólica no es complicado si se siguen los pasos. (Fuente:115191302/123rf)

¿Qué normativa debemos tener en cuenta a la hora de instalar una antena parabólica?

Una vez que hemos elegido el tipo de antena parabólica que queremos y que conocemos los pasos para instalarla, debemos asegurarnos que la instalación cumple con las leyes que hay en España sobre este tipo de antenas.

En primer lugar, existe el Real Decreto-ley 1/1998, de 27 de febrero, sobre infraestructuras comunes en los edificios para el acceso a los servicios de telecomunicación. Esta ley recoge información sobre si está permitido o no instalar una antena parabólica dentro de una comunidad de vecinos o en cuáles lugares se puede instalar la antena parabólica para no cambiar la estética del edificio.

Existen otras leyes como la Ley 49/1966, de 23 de julio, sobre antenas colectivas. También la Ley 11/1998, de 24 de abril de General de Telecomunicaciones, la cual, en algunos casos, dependiendo del tipo de instalación y de la ubicación de dicha instalación, el usuario deberá tener en cuenta para que su antena parabólica sea legal.

¿Cómo conectarse a la antena parabólica de la comunidad?

Lo primero que debes comprobar es si la comunidad dispone de antena parabólica. En el caso de que así sea, primero preguntar al presidente de la comunidad o al administrador de esta para que te indique los pasos a seguir.

En el caso de que no haya una antena parabólica comunitaria y quieras instalar una para uso colectivo de la comunidad, los pasos son diferentes.

La instalación en este caso debe aprobarse en junta de vecinos. Aunque sería suficiente con el tercio de todos los vecinos para aprobar la instalación. Una vez obtenido el permiso, los pasos para instalar la antena parabólica serían los mismos que explicamos en el apartado anterior.

Lo que cambiaría en algunos casos sería el tipo de antena. Dependiendo del tamaño de la comunidad y de cuántos usuarios tendría la instalación, la antena sería más grande o más pequeña.

Criterios de compra

A la hora de adquirir una antena parabólica, ya sea para uso individual o compartido (comunidades de vecinos), existen varios aspectos que debes tener en cuenta, tanto en el aspecto técnico como en el estético. A continuación, los compartimos contigo:

Tamaño

Este es uno de los criterios más importantes. La característica principal de una antena parabólica es su forma redonda, que está diseñada de esta forma para recibir la señal de la mejor forma posible. Por lo tanto, dependiendo del tamaño, la señal que reciba será mejor o peor.

Estas van desde los 40 cm, la más pequeña, hasta los 120 cm, la más grande que podemos encontrar en el mercado de venta a particulares. No obstante, la más vendida y que podemos encontrar prácticamente en cualquier tienda online como física, es la de 75-80 cm de forma redonda.

Añadir que, a pesar de que la forma más habitual de estas antenas siempre ha sido la redonda, hoy en día podemos encontrar otras posibilidades en el mercado. Tal es el caso de las de forma rectangular o incluso más pequeñas de 40 cm.

antena parabólica

Los tamaños varían dependiendo las necesidades del usuario, el fabricante o incluso el lugar donde coloquemos la antena. (Fuente: Praphan Jampala: 95314266/ 123rf)

Material

El material con el que se fabrica el plato o la parábola de la antena parabólica es muy importante. La razón es que este factor determinará cuánto tiempo resistirá la antena las adversidades meteorológicas que pueda sufrir colocada en el tejado o fachada del edificio. Estos son algunos de los materiales disponibles en el mercado:

  • Electrocerámicas: Este tipo de cerámica se caracteriza por ser capaz de conducir la electricidad. Además, se trata de un material que se adapta a diferentes formas y propósitos que queramos o necesitemos darle. A pesar de su pequeño tamaño, posee una alta conductividad. Es por ello que, además de para antenas parabólicas, se utiliza para fabricar televisores o pequeños sensores que van integrados en los automóviles.
  • Aluminio: Sin duda, es el mejor material para fabricar una antena parabólica. Es muy ligero y, sobre todo, la opción más económica para los fabricantes. Es habitual el uso de aluminio en las antenas que vayan a colocarse en exteriores, debido a que su resistencia a las adversidades climatológicas es mayor que la de otros materiales.

Instalación

La instalación de una antena parabólica puede resultar más o menos compleja en función de varios factores como el tamaño y la ubicación. O incluso puede depender de la experiencia que tenga la persona que vaya a instalarla.

En algunos casos, la instalación la puede hacer el propio usuario. Dependerá de si el lugar donde va a ir situada la antena es de fácil acceso o si la antena va a ser de uso particular.

Sin embargo, hay casos en que es conveniente la instalación por parte de un profesional. Esto puede deberse a la situación de la fachada de los edificios o porque su objetivo es ser utilizado por la comunidad.

En cualquier caso, lo importante es que la instalación se haga de forma correcta y siguiendo las leyes que hemos comentado en la guía de compras. Es decir, si el usuario cree que la instalación puede ser peligrosa, no debe dudar en llamar a un profesional.

Ubicación

Una vez elegida la antena parabólica que mejor se adapta a nuestras necesidades, es muy importante elegir una correcta ubicación para la misma. Hay algunos factores que ayudarán a que la señal sea más estable:

  • Algunos objetos como las ramas o las hojas de los árboles pueden hacer que la señal sea débil o incluso cortarla por completo. A la hora de elegir una ubicación para nuestra antena, debemos evitar cualquier objeto que se entrometa en el camino entre la señal que envía el satélite y la señal que recibe nuestra antena parabólica.
  • Otro objeto a evitar, bastante obvio, son las paredes. Si ubicamos nuestra antena parabólica detrás de una pared de ladrillos, por ejemplo, da igual lo grande que sea la antena, ya que la señal que envía el satélite no será capaz de atravesar. Por lo tanto, la antena no podrá recibirla.
  • En el caso de tratarse de una antena para uso colectivo, esta deberá situarse en algún punto donde todos los usuarios puedan recibir una señal similar en cuanto a la calidad de la conexión. En caso contrario, es muy probable que algunos usuarios disfruten de una señal más fuerte y los más alejados a la antena, sufran interrupciones en los canales de televisión.

LNB

El LNB (Low Noise Block) se encarga de procesar la señal que envía el satélite y distribuirla a la instalación a través del cable coaxial. Esto lo convierte en un factor muy importante, ya que, sin ella, la señal recibida no podría repartirse adecuadamente.

Existen cinco tipos de LNB. Dependiendo de varios factores debemos elegir el que mejor se adapta al tipo de antena parabólica que tengamos y a nuestras necesidades:

SALIDAS CARACTERÍSTICAS GENERALES
LNB Single 1 salida Un solo receptor, el más habitual en instalaciones domésticas e individuales
LNB Twin 2 salidas Dos LNB instalados en una sola antena parabólica, gana acceso a más satélites
LNB Quad 4 salidas Cuatro LNB instalados en una sola antena parabólica
LNB Octo 8 salidas Diseñado para recepción digital y analógica
LNB Quattro 4 salidas con polaridades diferentes Cuatro polaridades: vertical alta, vertical baja, horizontal alta y horizontal baja

Resumen

En definitiva, podemos decir que el mundo de las antenas parabólicas es muy amplio. No solo por la cantidad de personas que disfrutan de las ventajas de poseer una en sus hogares., sino también por la cantidad de posibilidades que existen en el mercado.

Para algunas personas puede parecer sencillo tomar una decisión sobre cuál antena parabólica deben elegir, pero para otros no es una decisión de un momento. Por ello, esperamos que esta guía te ayude y te motive a instalar tu antena parabólica por tu cuenta.

(Fuente de la imagen destacada: CHATUPOL TAWBOONYUEN: 29756865/ 123rf)

Referencias (2)

1. Real Decreto-ley 1/1998, de 27 de febrero, sobre infraestructuras comunes en los edificios para el acceso a los servicios de telecomunicación.
Fuente

2. Ley 49/1966, de 23 de julio, sobre antenas colectivas.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Normativa oficial
Real Decreto-ley 1/1998, de 27 de febrero, sobre infraestructuras comunes en los edificios para el acceso a los servicios de telecomunicación.
Ir a la fuente
Normativa oficial
Ley 49/1966, de 23 de julio, sobre antenas colectivas.
Ir a la fuente
Evaluaciones